Consejos para que tu mascota no muerda destructivamente

Es imposible evitar que un perro muerda, pues utiliza su boca para comunicarse con su ambiente. Por ello, lo mejor es redirigir esa energía a un juguete en concreto para evitar que provoque destrozos.
Consejos para que tu mascota no muerda destructivamente

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 09 diciembre, 2022

Muchas veces al regresar a casa encontramos que nuestra mascota ha arrasado con los zapatos o muebles, ya sea porque los mordió o los desgarró. Aunque tiene una prodigiosa vista y un gran sentido del olfato para explorar el mundo, el que tu perro muerda responde a que esa es su manera favorita de disfrutar la nueva información.

Afortunadamente, la masticación puede ser dirigida a elementos adecuados, de manera de evitar que tu mascota tome cosas que valoras o qe pongan en peligro su propia seguridad. A continuación te compartimos algunas recomendaciones para evitar que tu perro muerda destructivamente.

Entiende por qué los perros mastican

perro mordiendo 2

Los cachorros, al igual que los bebés y niñas o niños pequeños, exploran su mundo poniéndose objetos en la boca.

Los perros adultos pueden participar en la masticación destructiva por diferentes razones. Para modificar esa conducta, primero debes determinar por qué tu can está masticando y recuerda, no lo hace para fastidiarte.

Las posibles razones para la masticación destructiva pueden ser que tu perro esté aburrido o sufra de ansiedad por separación; su comportamiento también puede estar relacionado con el miedo o la necesidad de llamar la atención. Si quieres acabar con esta conducta, prueba con alguno de los siguientes consejos:

1. Que tu perro muerda sólo lo que es suyo

Si no quieres que muchos objetos se encuentren al alcance de la boca de tu perro, guárdalos correctamente. Coloca tus posesiones más valiosas en un lugar seguro. Mantén zapatos y ropa en un sitio cerrado y los libros en los estantes.

Proporcionar a tu mascota juguetes adecuados y huesos comestibles para que muerda es la mejor opción. Presta atención a los tipos de juguetes que lo mantienen entretenido durante largos períodos de tiempo y sigue ofreciéndoselos. Aprovecha que durante sus primeros años de vida, los perros suelen ser muy curiosos, por lo que es mejor escoger artículos que produzcan sonidos.

Eso sí, trata de que sus juguetes se distingan claramente de los artículos para el hogar. No confundas a tu perro ofreciendo zapatos y calcetines cuando interactúes con él, pues  pensará que está bien utilizarlos para morder.

A algunos cachorros les gusta morder ropa interior sucia. Este problema se resuelve colocando siempre las prendas íntimas en una cesta cerrada.



2. Supervisa a tu perro hasta que aprenda las reglas de la casa

Si está recién acomodándose a tu hogar, mantenlo contigo y con correa si es necesario. También elige un sitio seguro y deja que tu perro se encuentre allí a modo de prueba. Además, para que se sienta cómodo, proporciónale agua fresca y juguetes para que muerda.

Cuando se haya adaptado y se sienta tranquilo, enséñale los sitios que designarás para él. Asimismo, comienza a mostrarle su zona de juegos y corrige en el momento los errores que pueda llegar a cometer. Por ejemplo, si no le vas a permitir subir a la cama, bájalo cada vez que lo intente y solo dile con voz firme y fuerte un rotundo “no”.

Todo lo anterior sirve para generarle a tu mascota los hábitos correctos y evitar que muerda cualquier objeto. De esta manera, no podrá destruir otra cosa que no sean sus juguetes, además de que disminuirás la probabilidad de que presente problemas de comportamiento.

3. Proporciona un plan de ejercicio regular

Un perro cansado es un perro bueno, así que asegúrate de que reciba alta estimulación física y mental. La cantidad de ejercicio debe basarse en su salud, raza y edad. Sácalo a pasear al menos unos 30 minutos al día, para así evitarle el aburrimiento.

4. Provoca un ruido fuerte

Si descubres que tu perro mastica algo que no debía, interrumpe el comportamiento con un ruido fuerte. En su lugar, ofrécele un hueso de juguete o sácalo a pasear. Ten en mente que esta conducta también puede derivar de un problema de ansiedad, de manera que con el ejercicio lograrás reducir esta situación.

5. Alivia las molestias de la dentición

Si a tu cachorro le están saliendo los dientes, prueba congelando una toallita húmeda para que él pueda masticar. Esto calmará sus encías y lo refrescará al mismo tiempo. Además, a esta edad los perros adoran experimentar cosas nuevas. La sensación de frío llamará mucho su atención.

6. No lo persigas

Cuando tu perro muerda un objeto y se lo lleve, no lo persigas. Si lo haces, él puede entender esa acción como un divertimento, por lo tanto, es más conveniente que le ofrezcas una golosina. De igual forma, evita los regaños y los golpes. Son contraproducentes y podrías causarle ansiedad.

7. Haz que conviva con otros perros

Los perros tienen diferentes necesidades sociales, por lo que precisan convivir con humanos y otros seres de su misma especie. Esto no solo les permite aceptar mejor a los extraños, sino que satisface su curiosidad y les hace sentir estimulados. Gracias a ello, se evitan problemas emocionales como la frustración o la soledad, lo que usualmente deriva en la ansiedad canina.

8. Evita que tu perro muerda pasando más tiempo con él

Como se menciona más arriba, los perros pueden comenzar a morder diferentes objetos en un intento de llamar tu atención. De hecho, si sueles regañarlos después de estas acciones, es posible que estés incentivando la conducta, pues para ellos esta interacción es mejor que nada.

Procura dedicar algunas horas del día a pasear con ellos, a jugar y a convivir juntos en el mismo espacio. Esto evitará que intente morder cosas para atraer tu atención. Además, es parte de los cuidados mínimos que debe tener los perros.

9. Acude con un veterinario

Aunque no es un evento común, es posible que tu perro muerda diferentes objetos porque tiene alguna molestia en su boca. Por ello, una forma de evitar que lo haga es acudir con un veterinario. De esta manera descartarás algún problema de salud y puedes enfocarte en corregir su conducta.

10. Hazlo seguir una rutina

La ansiedad es una de las razones más frecuentes por las cuales los perros presentan problemas de comportamiento. Esto es provocado por una mala salud emocional del canino, así que se necesita mejorar este aspecto para lograr que dejen estas conductas destructivas.

Una manera de estabilizar su situación emocional es fijar rutinas para la comida, paseos y juegos, siempre respetando un mismo horario. Con esto, los perros sabrán qué es lo que va a ocurrir en su día y evitarán sentir ansiedad por la incertidumbre.

11. Marca los límites

Es importante que tu perro respete ciertas reglas que puedes enseñarle desde cachorro.  Debe aprender a acatar órdenes, respetar tu espacio y no incluir en sus juegos tus objetos personales. Una estricta vigilancia en la edad temprana y una normativa clara – remarcada por un contundente <<no>> cuando corresponda -, son herramientas esenciales para que tenga siempre una buena conducta.



Ten expectativas realistas

En algún momento será inevitable que tu perro mastique algo que valoras; esto es parte de la transición a un nuevo hogar. Tu mascota necesita tiempo para aprender las reglas de la casa, por lo que hay que tomar las precauciones adecuadas y mantener las cosas fuera de su alcance.

Recuerda que nunca lo hacen con el afán de molestarte. Ellos no saben controlarse y no conocen aún las reglas de su nueva casa. Con un adiestramiento adecuado, aprenderás a convivir mejor con tu adorada mascota.

Cuando tu perro muerda un objeto, no lo castigues

perro mordiendo 3

Si descubres que un elemento ha sido masticado, ya es demasiado tarde para reprender a tu perro. Procura no castigarlo: no le pegues ni le grites. Él no puede razonar que rompió esos zapatos hace una hora y por eso lo estás regañado. Algunas personas creen que eso es lo que un perro está pensando, porque corre, se esconde o actúa como culpable.

En realidad, esa actitud de tu perro se debe a que se siente amenazado. Castigarlo después del hecho, en vez de mejorar su comportamiento, podría provocar otras conductas indeseables.

Si ves a tu perro lamer o masticar un elemento que no debería, dile con firmeza: <<No, no>>. Paralelamente, quita el elemento de su boca e inserta algo que él pueda morder como un hueso o alguno de sus juguetes.

Ten en cuenta que los caninos hacen esto por necesidad, pues es una de las formas que tienen para experimentar su ambiente. Por ello, nunca trates de evitar que tu perro muerda. Mejor guíalo para que enfoque su energía en masticar objetos que no te causen ningún perjuicio.

Te podría interesar...
¿Qué hacer si tu perro muerde la correa?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Qué hacer si tu perro muerde la correa?

El perro muerde la correa por varios motivos, pero esto se puede solucionar con diversas pautas comportamentales y ejercicios previos.



  • Mentzel, R. (2006) Fisiopatología, diagnóstico y tratamiento de la ansiedad por separación en el perro. Clin. Vet. Peq. Anim., 26 (4): 329-334.
  • Elgier, Á. M., Jakovcevic, A., Mustaca, A. E., Bentosela, M., & Barrera, G. (2009). Problemas de comportamiento en los perros domésticos (canis familiaris): aportes de la psicología del aprendizaje. Revista de Psicología, 18(2), ág-123.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.