Consejos para que tu mascota no muerda destructivamente

Muchas veces cuando regresamos a casa encontramos que nuestra mascota ha ocasionado algún daño en nuestros zapatos o muebles. Aunque los perros, para explorar el mundo, hacen un gran uso de su visión y su sentido del olfato, una de sus formas favoritas para disfrutar de la nueva información es poniendo sus bocas a trabajar.

Afortunadamente, la masticación puede ser dirigida a elementos adecuados, de manera que tu perro no esté destruyendo cosas que valoras o ponen en peligro su propia seguridad. A continuación compartimos algunas recomendaciones.

Entiende por qué los perros mastican

perro mordiendo 2

Los cachorros, al igual que los bebés y niños o niñas pequeños, exploran su mundo poniéndose objetos en la boca.

Los perros adultos pueden participar en la masticación destructiva por diferentes razones. Para modificar esa conducta, primero debes determinar por qué tu perro está masticando y recuerda, no lo hace para fastidiarte.

Las posibles razones para la masticación destructiva pueden ser porque tu perro está aburrido, sufre de ansiedad por separación, su comportamiento está relacionado con el miedo o quiere llamar la atención.

Enseña a tu perro lo que se puede masticar

Si no quieres que muchos objetos se encuentren disponibles a la boca de tu perro, mantenlos fuera de su alcance. Coloca los objetos valiosos en un lugar seguro. Mantén zapatos y ropa en un lugar cerrado y los libros en los estantes.

Proporcionar a tu mascota un montón de juguetes y huesos comestibles para masticar. Presta atención a los tipos de juguetes que lo mantienen entretenido durante largos períodos de tiempo y sigue ofreciéndole objetos de ese tipo.

Trata de que sus juguetes se distingan claramente de los artículos para el hogar. No confundas a tu perro ofreciendo zapatos y calcetines.

Supervisa a tu perro hasta que aprenda las reglas de la casa

En casa mantenlo contigo y con su correa. Cuando no estés en casa elije un lugar seguro y deja que tu perro se encuentre allí a modo de prueba. Para que se sienta cómodo y seguro proporcionarle agua fresca y juguetes.

A algunos cachorros les gusta morder ropa interior sucia. Este problema se resuelve colocando siempre la ropa interior en una cesta cerrada.

Proporciona un plan de ejercicio regular

Proporciona a tu perro ejercicio físico y mental. Un perro cansado es un perro bueno, así que asegúrate de que recibe gran cantidad de actividad física y mental. La cantidad de ejercicio debe basarse en su salud, raza y edad.

Si descubres que tu perro mastica algo que no debía, interrumpe el comportamiento con un ruido fuerte. En su lugar, ofrécele un hueso de juguete.

Si a tu cachorro le están saliendo los dientes, prueba congelando una toallita húmeda para que él pueda para masticar. El paño frío calmará sus encías.

No persigas a tu perro si él agarra un objeto y lo mastica. Si lo haces lo puedes confundir y el puede entender esa acción como un divertimento, por lo tanto es más conveniente que le ofrezcas una golosina.

Ten expectativas realistas

En algún momento seguramente tu perro, inevitablemente, masticará algo que valoras; esto es a menudo parte de la transición a un nuevo hogar. Tu mascota necesita tiempo para aprender las reglas de la casa y hay que acordarse de tomar las precauciones y mantener las cosas fuera de su alcance.

Nunca disciplines o castigues a tu perro después del hecho

perro mordiendo 3

Si descubres que un elemento ha sido masticado, incluso minutos después de que se mastica ya es demasiado tarde. Procura no castigar a tu perro y no le pegues ni le grites. Tu perro no puede razonar que rompió esos zapatos hace una hora y por eso lo estás regañado. Algunas personas creen que eso es lo que un perro está pensando porque corre y se esconde o porque se ve culpable.

En realidad, ese comportamiento de tu perro se debe a que es la postura que asumen cuando se sienten amenazados. Castigarlo después del hecho, en vez de mejorar su comportamiento también podría provocar otras conductas indeseables.

Si ves a tu perro lamer o masticar un elemento que no debería hacerlo, dile “No, No”. Paralelamente quita el elemento de su boca e inserta algo que él pueda masticar como un hueso o alguno de sus juguetes.

Categorías: Educación básica Etiquetas:
Te puede gustar