Consejos para llevar a tu perro en barco

Así como ocurre con las personas, los canes también pueden sufrir mareos, fatiga e incluso vómitos, de ahí que haya que tomar las debidas precauciones como evitar que coma en las horas previas al viaje

La tendencia de viajar con mascotas está en auge, por lo cual es importante saber cómo llevar a tu perro en barco. A diferencia de lo que ocurre con los vuelos aéreos, el transporte marítimo facilita las cosas para los dueños. Claro que aunque haya espacio para tu can, el asunto no es tan sencillo como parece.

El entendimiento del síndrome de abandono canino está motivando a las personas a llevarse a sus mascotas durante las vacaciones. Por eso, a continuación te daremos algunos tips para completar esta travesía con éxito.

Por si no lo sabías, los perros también vomitan

Al igual que nos pasa a nosotros los humanos, los perros pueden sufrir de mareo en el mar, fatiga y hasta vómitos. Por ello, lo correcto será consultar con el veterinario antes de iniciar el viaje.

Lo principal que hará este especialista es recetar alguna medicina para evitar los vómitos y mareos del can. Otra recomendación es que el perro ayune unas horas previas al viaje; de esta manera, se evitará una indigestión en medio del movimiento de la marea.

Llevar a tu perro en barco: no olvides el botiquín de emergencia

Los perros pueden presentar algunos padecimientos durante el crucero, por lo que es indispensable llevar algunos medicamentos básicos. En nuestro botiquín debemos llevar solución para la limpieza de oídos, pomada antiinflamatoria, analgésicos y un antidiarréico.

Pueden viajar perros en barco

Gasas, agua oxigenada y soluciones antiparasitarias complementarán nuestro pack. Todas estas medicinas deben ser avaladas por el veterinario y tendrán que haber sido utilizadas anteriormente para evitar reacciones negativas en el animal.

Conoce bien las políticas y normas de la empresa de transporte

Cada empresa de barcos tiene sus propias políticas para el transporte de animales. Por eso, antes de comprar los billetes, lo primero que hay que hacer es estudiar lo relacionado con este servicio. El conocimiento de las reglas y notificar con tiempo el traslado especial a la compañía naviera es fundamental.

Añadido a esto, el recargo por el traslado de las mascotas suele variar dentro de cada empresa. La mayoría de las firmas permiten el transporte de dos animales por persona. Cabe destacar que los animales guía para personas discapacitadas pueden acompañar a sus dueños de forma gratuita.

Verificando el trasportín en donde va nuestro pequeño amigo

Por lo general, las empresas navieras tienen trasportines donde se colocan los animales domésticos durante el trayecto. Lo importante será verificar las características de estas jaulas y analizar si son adecuadas según el tamaño y las características de nuestro perro.

La buena noticia es que muchas compañías nos permitirán llevar nuestro propio transportín. Para ello, este debe contar con las condiciones y características especificadas por la naviera. En todo caso, el consejo sigue siendo leer las normativas y entrar en contacto con un empleado capacitado que nos sepa guiar.

Ley de protección animal en España

Algunos requisitos para viajar con un perro por el mar

Los siguientes son requisitos que se exigen en casi todas las empresas de transporte marítimo. De no cumplirlos, será difícil que te permitan llevar a tu perro en barco:

  • Correa y bozal: estos complementos deben ir con el perro desde el momento en el que subimos a la embarcación. Además, debemos asegurarnos de que estén bien puestos y ajustados de la forma correcta.
  • Lleva la cartilla sanitaria: el personal del barco revisará que el perro cuente con sus vacunas. Alguien se cerciorará de que todo esté en orden con respecto a la salud del animal.
  • Lleva la comida habitual: lo ideal para que la mascota la pase bien en el viaje es que no cambie la calidad de su dieta. La misma compañía hará hincapié en que llevemos los productos que ya son de confianza.

Una última recomendación para llevar a tu perro en barco

Al viajar debemos ofrecerle a nuestro canino una experiencia que sea lo más tranquila posible. Recordemos que, durante el trayecto, el perro puede sentirse algo agobiado mientras no estemos a su lado. De alguna manera, se presenta el síndrome de abandono, solo que por un tiempo más corto.

Estando en el barco tendremos un horario restringido disponible para convivir con nuestros perros. Lo recomendable es ofrecerle elementos para la distracción que estén relacionados con su vida cotidiana, así que no olvides su mantita y el juguete que siempre duerme cuando está aburrido en la casa.

Categorías: Perros Etiquetas:
Te puede gustar