Viajar con arnés cinturón seguridad para perros

Virginia Duque Mirón · 21 diciembre, 2017
El Reglamento General de Circulación obliga a que las mascotas vayan sujetas de manera que no interfiera con el conductor; además, si en un teórico accidente el perro sale despedido puede tener consecuencias mortales para el propio animal o para algún ocupante del vehículo

Al viajar en coche con nuestra mascota hay una serie de condiciones que debemos cumplir. El arnés cinturón de seguridad para perros es una de ellas. Te hablamos de por qué este es el método más seguro y cuál es el mejor arnés para ello.

Cómo viajar con un perro en coche

El artículo 18 del Reglamento General de Circulación dice textualmente así:

“El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía.

A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos“.

Esto quiere decir que es tu responsabilidad que el animal vaya sujeto de modo que no interfiera en tu conducción. De no cumplir con esto, te podrán sancionar con algunos cientos de euros. 

Perro en un transportín dentro de un coche

A pesar de que hayas visto muchos perros ir sueltos en el coche, esto no es legal, así que no lo hagas. Hay varias formas de cumplir con esta ley y permitir que el animal vaya cómodo. Por ejemplo:

  • Transportín. Los hay de muchos tamaños y formas. Si el animal es pequeño podría ir en el suelo en la parte de atrás dentro de la caja, y si es grande, de manera transversal en el maletero.
  • El arnés cinturón de seguridad para perros. Este es el más vendido por ser económico y el más seguro para nuestra mascota.

Conoce por qué usar el arnés cinturón de seguridad para perros

Independientemente de que la ley nos obligue a llevar atada a nuestra mascota mientras viajamos en coche, nosotros queremos hacerlo para proteger su vida y velar por ella. Por eso, nos esforzaremos por ponerle siempre su arnés y por encontrar uno acorde a sus necesidades.

¿Cuál es el mejor? En el mercado hay miles de modelos a elegir. No obstante, sí que hay que tener algo en cuenta al comprar un arnés cinturón de seguridad para perros: debe ser homologado.

Por tanto, no olvides que cuando compres un arnés deberán darte un certificado que asegure que su eficacia ha sido testada. Esto puede ser la diferencia entre la supervivencia o muerte de tu can.

Esto también te dará la tranquilidad de que ha sido puesto a prueba y funciona, lo cual podría salvar la vida de tu mascota en caso de accidente.

Cómo usar el arnés cinturón de seguridad para perros

La forma de uso es sencilla: tiene un enganche similar al del cinturón de seguridad de un coche. Se le pondrá el arnés al perro, y se enganchará como si fuera un cinturón del coche. Lo complicado no es esto, sino ponérselo al perro.

Arnes cinturón seguridad vial perros

Si hasta ahora tu perro ha ido suelto en el coche, o quizá es la primera vez que va a viajar en este, necesitará entrenamiento. No esperes a comenzar el viaje para prepararlo; deberás hacerlo antes y con el coche parado. ¿Cómo?

Sube al perro al coche y, mientras le hablas de forma suave para que se relaje, ponle el arnés cinturón de seguridad para perros. Es muy probable que le moleste, lo quiera morder o quitárselo, que llore o grite.

Tranquilízalo con tus caricias y háblale para que vea que estás ahí y que no pasa nada. Esto lo calmará un poco, pero no le dejes el arnés demasiado tiempo; quítaselo, daos un paseo y vuelve a intentarlo. No lo fuerces, hazlo de manera paulatina y suave, y repite el proceso tantas veces como sea necesario hasta que ya no se resista.

Cuando esto suceda, comienza dando una vuelta en el coche a baja velocidad por el barrio. No dejes de hablarle; es posible que antes de que te des cuenta ya esté dormido. ¡Bravo, ya ha aprendido a llevar el arnés!

No olvides que tener un perro es una gran responsabilidad, que estás obligado a cuidar de él y a cumplir todas las leyes que le atañan. Así las cosas, cumple también con esta ley de seguridad vial para tu mascota.