¿Qué tipos de transportín para mascotas existen?

A todos nos gusta gozar de libertad y nos desagrada estar encerrados. Esto es cierto en los humanos, pero también en los animales. Claro que hay ocasiones en las que resulta imprescindible que pasen por ello. Nos referimos, por supuesto, a cuando tienen que ir en el transportín para mascotas.

La verdad es que habitualmente y hasta que se acostumbran no suele ser el lugar en el que más felices se encuentran. Sin embargo, como veremos a continuación, es imprescindible en muchas ocasiones que cuentes con uno.

Te mostramos las distintas opciones de las que dispones.

El transportín para mascotas

transporte publico con mascotas

El transportín para mascotas es un elemento imprescindible si tenemos que sacar a nuestro amigo de casa en ciertas ocasiones y dependiendo de la clase de animal que sea.

Suele emplearse para ir al veterinario o para viajar, tanto en coche como en otros medios de transporte, como el avión. Es una manera segura y cómoda para nosotros y tenemos que asegurarnos de que también lo sea para nuestra mascota.

Para que esto se cumpla tenemos que tener en cuenta ciertas cuestiones a la hora de adquirir el adecuado. Si te preguntas cuál es, la respuesta es sencilla: el que mejor se adapte a sus necesidades.

El tamaño del transportín para mascotas

Tenemos que tener en cuenta que el transportín para mascotas tiene que permitir que nuestro animal, habitualmente un perro o un gato, disponga del espacio suficiente para que el viaje le resulte agradable.

Para ello debes medir su altura y su anchura. Después debes asegurarte de que el tamaño del transportín permita que se pueda poner de pie, sin que ni su cabeza ni sus orejas toquen el techo del cajón.

Además tendría que poder tumbarse en el suelo sin problemas para así poder descansar y ya lo ideal sería que incluso pudiera caminar en el interior del habitáculo, en el caso de algunos modelos.

Por supuesto, si el viaje va a ser en algún medio de locomoción que no sea tu propio vehículo, debes consultar los requerimientos de las distintas empresas de transporte. De esta manera estarás completamente seguro de que llegado el momento no vas a tener ningún problema a la hora de llevar contigo a tu animal.

Por otro lado si es para tu coche, comprueba igualmente que sea apto.

Los diferentes tipos de transportín para tu perro

Transportín de plástico para mascotas 

gato en bolsa

Los podemos encontrar con ruedas o sin ellas, y según del tamaño del animal elegiremos un modelo u otro.

Algunos modelos tienen la rejilla en la parte superior, lo cual suele ser idóneo para favorecer la ventilación y mermar la sensación de encerramiento, mientras que otros la tienen en la puerta que está en uno de los frontales o en los laterales.

Bolsos transportín para mascotas

En este caso, como su nombre indica, se trata de un bolso que viene acolchado en su interior y que cuenta con diversas rendijas de aireación.

Esta clase es muy práctica cuando viajamos con animales pequeños. Nos da la sensación a ambos, a nosotros y a nuestra mascota, de estar más cerca. Una ventaja es que, si te gusta viajar a la moda, dispones de un sinfín de bonitos diseños entre los que elegir.

Eso sí, incidimos una vez más en que es muy importante que consultes con la compañía de transporte elegida si permiten que nuestro animal viaje en esta clase de transportín.

Mochila transportín para mascotas

Este sistema es muy similar al utilizado para portear a los bebés y niños pequeños. Es una especie de mochila en la que introducimos al animal y que podemos colocar tanto sobre nuestro torso como a la espalda.

También cuenta con originales diseños y es una opción muy adecuada cuando nos gusta movernos acompañados por nuestro amigo por todas partes.

Trolley

En este caso es una mochila o bolsa a la que se le incorporan ruedas para que podamos utilizarla de esta forma cuando nos venga bien. Es muy práctica, ya que podemos elegir en todo momento cómo llevarla.

Si nos viene bien como bolso o mochila, pues así, y en los desplazamientos más largos dispondremos de ruedas que conseguirán que la tarea sea más sencilla.

Ahora ya conoces las opciones de las que dispones. Solo te queda elegir la que más se adapte a tus necesidades y emprender un viaje con el mejor compañero posible.