Consejos para jugar con tu hurón

Virginia Duque Mirón · 22 febrero, 2018
Ciertas actitudes son parecidas a las de los gatos, por lo que disfrutará de que le arrastres objetos por el suelo para que los persiga; por su flexibilidad y tamaño resulta muy escurridizo, de ahí que lo primera sea asegurar la zona de diversión

Los hurones se han puesto de ‘moda’ como mascotas desde hace unos años atrás gracias a su buen carácter. Son amigables, cariñosos y muy sociables. Les encanta estar con personas, e incluso se llevan bien con otras mascotas. La cuestión que surge es cómo jugar con tu hurón, ya que estamos más acostumbrados a otro tipo de mascotas. Aquí te damos unos consejos y secretos.

La verdad es que los hurones son animales encantadores, y además, no necesitan demasiados cuidados, lo que los convierten en un animal ideal para tener como mascota. Si quieres saber cómo jugar con tu hurón, sigue estas pautas.

Jugar con tu hurón, ¿una odisea?

Aunque no conozcamos muy bien las costumbres de este animal o nunca hayamos tenido uno, eso no significa que no podamos jugar con él y disfrutar de un buen rato juntos. ¿Cómo hacerlo?

Hurón: carácter

Crea una zona de juegos segura

Recuerda que este animal es pequeño y muy flexible, así que es capaz de meterse en los lugares más insospechados. Por ello, antes de empezar el juego, asegúrate de que todas las zonas ‘abiertas’ como las ranuras de muebles o sillones están vetadas.

Prepara una zona cerrada en algún lugar de la casa o el jardín, busca unos juguetes que le gusten como pelotas y cuerdas y prepárate para la acción.

Crea un túnel de cajas

Uno de los objetos que más gustará a tu nueva mascota son las cajas de cartón. Entrar y salir de ellas les encanta, por lo que una vez que hayas creado una zona segura de juegos, te sugerimos crear un circuito con estas.

Haz que unas cajas conecten con otras, incluso podrías poner toboganes o escaleras para que tu hurón suba y baje por ellos. Es una actividad en la que él se divertirá en extremo mientras la realiza, y con la que tú disfrutarás viéndolo. ¡Y además es baratísima!

Piscina de arena

Te recomendamos que esta actividad la lleves a cabo en una terraza o jardín. Consiste en hacer una piscina de arena, que podrás coger de la playa, de un parque o incluso pedir en una obra.

Para el recipiente puedes comprar un barreño o un arenero de gato. El hurón necesita excavar, es una virtud intrínseca en él. Para que sea aún más divertido, puedes esconder bajo la arena comida que le guste o alguna golosina, un juguete o cualquier otra cosa que se te ocurra.

Sonajeros

Los objetos con sonidos les encanta a los hurones. Los sonajeros o pelotas que se mueven y suenan a la vez, serán juguetes fantásticos para entretenerte con ellos y pasar un buen rato. Si no quieres comprar uno, puedes hacerlo tú mismo en casa con tubos plásticos con tapa y metiéndoles piedras pequeñas.

Los muñecos de goma con pito, como los que se le compran a los perros, también les encantarán. Ya ves que hay muchas opciones para proporcionar un juegue a tu hurón.

Calcetín o telas

Hay comportamientos de los hurones muy parecidos a los de los gatos. Por ello, en el juego también disfrutarán mucho si les arrastras por el suelo un calcetín, un trozo de tela o incluso si le lanzas rodando un ovillo de lana.

Hurón: temperamento

Ya ves que una vez que entiendes un poco el comportamiento de estos animales no es tan difícil saber cómo jugar con tu hurón. Solo ten un poco de imaginación y dedica tiempo para disfrutar de tu nueva mascota. Eso sí, no olvides el primer paso: crea una zona de juego segura para tu hurón antes de empezar.