4 consejos aprobados por veterinarios para lidiar con la uña rota de un perro

La ruptura de las uñas de los perros es un evento común que no suele ocasionar problemas serios. Sin embargo, existen casos que deben ser resueltos con cuidado y acudir de inmediato con el veterinario.
4 consejos aprobados por veterinarios para lidiar con la uña rota de un perro
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 30 agosto, 2022

A pesar de que las uñas están conformadas por moléculas duras y resistentes como la queratina, existe la probabilidad de que se rompan debido a las actividades del perro. En la mayoría de los casos, esto no representa un peligro para la salud de la mascota. No obstante, se debe ser cuidadoso para detectar cualquier problema anormal en estas estructuras.

Las uñas rotas son bastante frecuentes en las clínicas veterinarias. Esto se debe a que muchos tutores descuidan estas estructuras y dejan que crezcan demasiado, lo cual genera incomodidad y facilita que se rompan. Sigue leyendo este espacio y descubre algunos de los consejos aprobados por veterinarios para lidiar con una uña rota en el perro.

¿Por qué se rompen las uñas en los perros?

De manera natural, las uñas de los perros tienen diferentes funciones en su vida diaria. Entre las más importantes destacan como una herramienta para excavar, desgarrar o trepar. Debido a su uso, estas estructuras duras se desgastan y comienzan a reducirse, por lo que el cuerpo lo compensa haciéndolas crecer de forma constante.

El mayor problema del crecimiento de las uñas en los perros es el modo en que se produce. Contrario a lo que sucede en los humanos, cada uña de los perros se desarrolla con una forma arqueada, lo que genera problemas después de alcanzar cierta longitud.

Por ello, debe existir un balance entre las actividades que generan un desgaste y el crecimiento de las uñas. De lo contrario, su longitud podría ocasionar problemas al caminar y propiciar su rompimiento, su desprendimiento o su fragmentación. Además, las actividades en terrenos con desnivel, las zonas rocosas y el ejercicio efusivo también podrían facilitar la ruptura de las uñas de los perros.

Un perro levanta la pata contento.

¿Qué hacer en caso de que una uña del perro se rompa?

El primer paso que se debe llevar a cabo en caso de que una uña de tu perro se rompa, es verificar el nivel del daño que tiene la estructura. Esto se puede clasificar de la siguiente forma:

  • Rupturas leves: ocurren en las puntas de las uñas, son pequeñas y no producen mayor molestia.
  • Rupturas moderadas: abarcan gran parte de la uña, lo que ocasiona daños en la pulpa y subsecuente sangrado. Generan un dolor intenso que ocasiona problemas para caminar.
  • Rupturas graves: lesiones que ocurren en la base de la uña, lo que ocasiona que se desprenda gran parte o toda la estructura. Al igual que la anterior, le produce al can mucho dolor, sangrado y molestias.

Como se puede intuir, las únicas rupturas de las uñas que se pueden tratar en casa sin atención veterinaria son las leves. En el caso de las moderadas, solo se pueden remediar algunos síntomas para disminuir su gravedad en lo que se acude con el veterinario. No obstante, las rupturas graves necesitan atención especializada inmediata por el dolor y la molestia que generan.

Algunos de los consejos aprobados por veterinarios para lidiar con la uña rota de un perro son los siguientes:

1. Recorta bien la uña

Cuando la uña rota del perro no presenta sangrado o mayor molestia, lo más recomendado es terminar de recortar la uña para eliminar las irregularidades. Para ello, utiliza un cortaúñas especial para mascotas que te permita detectar la pulpa de la uña, pues esta es la zona donde se encuentran los vasos sanguíneos y el nervio. Si no te crees capaz de realizar la tarea con seguridad, acude con un veterinario.

Limpiar y cortar las uñas a tu perro.

2. Remueve bien la sección de la uña rota

En algunos casos, la ruptura de la uña puede ser parcial y un pedazo de la estructura puede quedar colgado en la zona. Este fragmento puede ocasionar serias molestias al perro, por lo que es mejor removerlo con cuidado. Claro está, este proceso solo se debe llevar a cabo si la mascota no presenta dolor evidente al tacto o sangrado. De lo contrario, evita tocar la zona y acude de inmediato con el veterinario.

3. Detén el sangrado

Las rupturas de uñas moderadas y graves producen sangrados que deben ser detenidos en la medida de lo posible. Para ello, deberás mantener presión en la zona con alguna gasa estéril, lo que disminuirá la cantidad de sangre de manera gradual.

Es importante recalcar que no en todos los casos se puede detener el sangrado, pues existe la posibilidad de que se dañen arterías que incrementen mucho el flujo. Por esta razón, cuando se observe cualquier sangrado, prioriza siempre acudir con el veterinario en lugar de buscar cómo detener la sangre.

También, se debe ser consciente de que el dolor de la zona podría ocasionar que el perro se queje o no deje hacer presión en la herida. En este tipo de situaciones, no lo obligues a llevar vendajes o gasas y acude de emergencia con el especialista. De lo contrario, podrías propiciar conductas agresivas como mordidas o rasguños.

4. Lava la herida con agua tibia o solución fisiológica

Solo cuando la uña esté rota de forma moderada y el sangrado sea leve, se puede optar por lavar la herida un poco con agua tibia o solución fisiológica. Esto evitará que se infecte y facilitará la recuperación. Sin embargo, aún es necesario acudir con un veterinario para que revise la herida y la gravedad de su situación.

Si el sangrado es excesivo o el perro presenta mucho dolor, acude de inmediato con el especialista. Incluso a pesar de que la herida tenga suciedad, pues el sangrado representa un peligro más inmediato que las posibles infecciones futuras. De hecho, en cuanto se controle la hemorragia, el veterinario lavará y desinfectará la zona con varios productos especializados.

Los animales digitígrados son aquellos que se apoyan sobre sus dedos.

Aunque los consejos anteriores otorgan una idea general de cómo lidiar con una uña rota en el perro, es crucial recordar que debes llevarlos a cabo con seguridad. De lo contrario, es probable que se perjudique más a la mascota al intentar seguir estas recomendaciones. Si no te sientes con la capacidad de lidiar con una herida de esta magnitud, ignora lo anterior y lleva de inmediato a tu compañero al veterinario.

Te podría interesar...
Los perros pueden detectar a una mala persona, la ciencia lo demuestra
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los perros pueden detectar a una mala persona, la ciencia lo demuestra

Un estudio reveló que posiblemente ese mal comportamiento de tu perro hacia determinada persona, se deba a que presiente que no es de fiar.




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.