Consejos para antes y después de alimentar al perro

Yamila 5 agosto, 2016

Son muchas las preguntas que giran en torno a la comida de las mascotas. ¿En qué momento del día es mejor? ¿Cuánto pienso pongo en su comedero? ¿Pueden consumir verduras? Además, como dueños no siempre sabemos cómo actuar antes y después de alimentar al perro (o a los perros, si tenemos más de uno). Por ello en este artículo te damos algunos consejos.

¿Qué hacer antes de alimentar al perro?

Un animal es el fiel reflejo de su amo. No se trata de una frase “armada” sino de una realidad. Dependiendo cómo somos con nuestros peludos y de qué manera los educamos, es cómo serán ellos toda su vida. Entre los buenos hábitos antes de alimentar al perro destacamos:

Deja un bebedero a disposición

plato perro

En todo momento del día el can puede tener sed y es preciso que cuente con un recipiente lleno. Pero atención, que no se acostumbre a beber demasiado porque eso tampoco es bueno para su salud. Si vamos a estar fuera de casa todo el día le ponemos un bebedero más grande.

Ablanda el pienso

Este consejo es para los que tienen cachorros en casa. Sumerge los granos en agua tibia para que estén más blandos (aunque sean especiales para su edad).

Determina las raciones

La ficha técnica del paquete indica cuánto alimento debe comer el animal según la edad y la contextura física. Presta atención también a lo que te dice el veterinario al respecto.

Conserva bien la comida

No pongas el pienso en la nevera o en un lugar húmedo. Tampoco lo dejes al alcance de tu mascota, ya que no dudará ni un instante en derribar la bolsa y comer hasta más no poder. Si le das comida casera presta atención a que esté en buenas condiciones, bien refrigerada y que no se haya contaminado.

Limpia bien el comedero

Si bien esto se puede hacer antes o después de alimentar al perro, te recomendamos que te tomes un tiempo para enjuagar el recipiente de la comida y luego echar el pienso en él. Pueden haber pasado insectos, otros animales o tu propio can.

Separa a los perros

Si tienes más de uno en casa trata de que no se vean unos a otros al momento de comer. Para ello ponlos uno en cada habitación o sector del jardín. Esto evitará peleas o comer con ansiedad por “miedo” a que el otro le quite su alimento.

¿Qué hacer después de alimentar al perro?

Ya que has aprendido cómo “comportarte” antes de darle de comer a tu mascota, sería bueno también que lleves a cabo algunos buenos hábitos posteriores a su alimentación:

Evita sacarlo a pasear

No es bueno que apenas haya terminado de comer lo lleves a pasear y mucho menos a hacer ejercicio. El animal necesita cumplir con el proceso de digestión lo más tranquilo posible. Tampoco se recomienda hacerlo justo antes de comer porque el movimiento le abre el apetito y es probable que coma más y de forma desesperada.

No guardes las sobras

En el caso de que el can no se termine todo su plato (puede ser porque está satisfecho o porque no le gusta), arrójalo a la basura, no lo guardes para otra ocasión.

Evita que sufra por el clima

Si hace mucho calor o frío, llueve o hay sol, será bueno que el peludo esté al resguardo mientras se completa la digestión. Permite que se quede dentro de la casa o caseta y deja que se acueste a dormir el tiempo que necesite.

No juegues con él

jugar con tu perro

Piensa en tu mascota como si fueras tú mismo. Cuando acabas de terminar de comer, ¿tienes ganas de salir a correr, jugar al baloncesto o andar en bicicleta? Por supuesto que no. En el perro sucede algo similar. No lo molestes e insistas para que busque una rama, no le arrojes la pelota y no lo instes a jugar.

No permitas que beba demasiada agua

El pienso seco al llegar al estómago debe descomponerse y no “inflarse”. Esto sucede si el can bebe mucha agua al terminar de comer. Sírvele un poco y retírale el bebedero al cabo de algunos minutos. Espera dos horas para volver a darle agua.

Estos consejos para antes y después de alimentar al perro son muy fáciles de llevar a cabo. ¡Y son excelentes para la vida de tu mascota!

Te puede gustar