Cómo hacer un botiquín de primeros auxilios para mi mascota

5 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el biotecnólogo Alejandro Rodríguez
Contar con buen botiquín de primeros auxilios es siempre un punto a favor en el cuidado de nuestras mascotas; te contamos lo básico para crear uno en casa

Siempre es mejor prevenir que curar. Con nuestras mascotas ocurre lo mismo, pero a veces es inevitable que se hagan daño o se lastimen. Por eso, algo tan simple como un botiquín de primeros auxilios puede suponer una solución rápida frente a inconvenientes menores de salud.

¿Por qué es importante un botiquín de primeros auxilios?

Como ya hemos comentado, los accidentes ocurren, ya sean en casa o fuera de ella. Durante el día a día, nuestras mascotas están expuestas a distintas situaciones que pueden suponer un riesgo para su salud. Entre ellas, podemos destacar:

  • Cortes, ya sea en casa o en la calle. Dependiendo de la gravedad, pueden conllevar hemorragias.
  • Quemaduras.
  • Mordeduras, por accidente o por enfrentamiento con otros animales.
  • Atragantamiento, indisposición intestinal o intoxicación.
  • Caídas o traumatismos, provocados, por ejemplo, por atropellos.
Botiquín de primeros auxilios para gatos

Para muchas de estas situaciones, un botiquín de primeros auxilios es un gran aliado. Hay que tener en cuenta, no obstante, que un botiquín de este tipo no sustituye a la práctica veterinariaAdemás, es más que recomendable que todos los productos del botiquín –especialmente los productos farmacéuticos– estén aprobados para uso veterinario.

Los imprescindibles en un botiquín

Para confeccionar un botiquín básico, debemos contar con los siguientes productos:

  • Guantes de látex: de esta manera, nos aseguramos un grado extra de higiene.
  • Gasas, esparadrapo y vendajes: muy útiles cuando hay cortes, heridas y hemorragias.
  • Suero fisiológico: para limpiar tanto la zona ocular como las heridas.
  • Tijeras.
  • Termómetro de vía rectal.
  • Pomadas: pueden ser útiles en el tratamiento de picaduras y de reacciones alérgicas. Este tipo de productos suelen obtenerse previa consulta con nuestro veterinario.

Con estos elementos podremos hacer frente a accidentes menores que puedan sufrir nuestras mascotas, bien para curarlos completamente o para controlar su situación provisionalmente mientras acudimos a un profesional veterinario.

Botiquín de primeros auxilios para mascotas

Productos adicionales

Nuestro botiquín de primeros auxilios puede completarse con algunos elementos más específicos, y que suelen depender del tipo de mascota que tengamos. Algunos de ellos son:

  • Pinzas especiales para eliminar garrapatas.
  • Cortauñas.
  • Productos de limpieza de oídos, muy apropiados si tenemos un perro.
  • Protector de almohadillas, en caso de que nuestra mascota sufra algún tipo de irritación de las mismas.
  • Inductor del vómito, que puede ser de gran ayuda en los envenenamientos.
  • Productos antiparasitarios específicos: además de proteger a nuestro perro con collares o pipetas, contar con una protección extra siempre es recomendable, como un collar extra o un spray antiparásitos.

Consejos finales para el botiquín de primeros auxilios

Algo importante, como ya hemos dicho, es que consultes con tu veterinario para asegurarte de que todo lo que contiene el botiquín es apto para tu mascota. Para asegurar un acceso rápido, ubícalo en un lugar fácil de recordar, pero seguro.

Mantener el botiquín ordenado ayuda a encontrar las cosas más rápido. Puedes usar una caja o maletín con compartimentos, y distribuir los distintos productos de acuerdo a su uso. Una buena idea es contar con un segundo botiquín auxiliar, en caso de que vayamos a viajar con nuestra mascota.

Revisa que todo lo que contenga el botiquín esté dentro de su periodo de vigencia. Esta revisión periódica es vital en el caso de los medicamentos, ya sean de uso tópico u oral. Y, por último, y no por ello menos importante, guarda siempre una hoja con los teléfonos de emergencia veterinaria anotados.

  • Navarro, A. A., & Peralta, P. D. (2010). Disponibilidad, prescripción y uso racional de medicamentos de uso veterinario (II). Albéitar: publicación veterinaria independiente, (137), 34-35.
 
  • Li, S. (2007). Manual para botiquines veterinarios.