¿Cómo hacer que un gato acepte a otro?

Conseguir que un gato acepte a otro es más que posible. Aquí puedes averiguar cómo conseguirlo, desde la elección del nuevo felino hasta el momento en el que ambos pasan a vivir juntos.
¿Cómo hacer que un gato acepte a otro?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 11 octubre, 2021.

Última actualización: 11 octubre, 2021

Para muchas familias es inevitable: después de adoptar un gato viene el segundo. Sin embargo, si no se hace un buen proceso de adaptación y presentación de los felinos, puede que cueste mucho que un gato acepte a otro que acaba de llegar.

Por eso, y para evitar problemas más graves como las agresiones, en este artículo tienes todo lo que necesitas saber antes de volver a la protectora a por un nuevo miembro gatuno para tu familia. Toma nota.

¿Cómo elegir un segundo gato?

Lo primero que viene a la cabeza cuando se piensa en adoptar un segundo gato es que debe ser de la misma edad y tamaño que el anterior. No obstante, existen otros factores importantes a tener en cuenta, entre los que destacamos los siguientes:

  • Nivel de actividad: si vives con un gato de hábitos tranquilos y baja actividad, adoptar un cachorro o un adulto inquieto y juguetón puede suponer una fuente de estrés para el primero.
  • Socialización: si alguno de los dos felinos tiene problemas para comunicarse o convivir con otros gatos, es posible que aparezcan problemas como agresiones o miedo.
  • Necesidades especiales: un detalle como que uno de los gatos necesite un pienso medicinal puede ser una fuente de conflicto entre los 2 félidos. Aunque muchas de estas particularidades se suelen poder corregir durante la convivencia, es importante tenerlas en cuenta a la hora de elegir.
  • Enfermedades: algunas dolencias pueden agravarse con la presencia de otros felinos. Por ejemplo, un gato anciano con artrosis quizá sufra una lesión a manos de un cachorro que juegue sin cuidado. Otras enfermedades, como el virus de la inmunodeficiencia felina (FeLV), requieren un gran control de la convivencia para evitar el contagio.

En cualquier caso, cuando acudas al refugio te asesorarán para encontrar al gato más adecuado a tus circunstancias vitales. Ten en cuenta que allí buscan la mejor vida posible para sus animales, así que la prioridad será que el nuevo felino llegue a la casa más adecuada a sus necesidades.

¿Cómo hacer que un gato acepte a otro?

Introducción de un nuevo gato a tu hogar

Antes de hacer las presentaciones, el nuevo felino debe aclimatarse a su nuevo espacio y hacer una cuarentena para evitar contagios de posibles enfermedades entre los 2 ejemplares. Por eso, en un primer momento el gato recién llegado tiene que permanecer en una habitación cerrada, donde se acostumbrará poco a poco a su arenero, su comida y su lugar de descanso.

Para ayudarle al felino a hacerlo todo más llevadero, tienes la posibilidad de usar feromonas sintéticas, siempre bajo la recomendación del veterinario. También debes pasar tiempo con él para que se vaya acostumbrando a tu presencia y conoceros a fondo.

Es bueno que en esta etapa comiences a marcar la misma rutina que tienes con tu primer felino, de manera que cuando empiecen a convivir los cambios sean los mínimos para ambos. Los gatos sufren estrés a menudo cuando su día a día se ve alterado.

Presentación adecuada para que un gato acepte a otro

Una vez haya finalizado la cuarentena, es el momento de comenzar con las presentaciones. Para no hacerlo de forma brusca e invasiva, existe un método estandarizado bastante efectivo:

  • Al principio, deja a los animales en habitaciones separadas e introduce objetos con el olor del otro para que vayan familiarizándose con él.
  • Tras ello, permite que los felinos se huelan por debajo de la puerta o se vean a través de un cristal: de esa forma, podrán acercarse sin verse e identificarse por el olor. Prémialos siempre que reaccionen sin agresividad hacia el otro gato.
  • Prepara la presentación oficial: prepara el espacio con refugios por si alguno de los 2 felinos necesita esconderse, córtales las uñas, utiliza un área que sea neutral para ambos, etcétera.
  • Deja que compartan espacio: por fin, puedes dejar que ambos felinos compartan las áreas comunes. Los primeros días debe ser siempre bajo supervisión para evitar conflictos. Si estos ocurren, retrocede al paso anterior.

Cada paso de la presentación debe ir acompañado de refuerzo positivo para las conductas pacíficas y mucha paciencia. No avances en el proceso hasta que ambos felinos hayan dejado de dar muestras de rechazo ante su compañero.

El número ideal de camas y comederos es siempre igual a la cantidad de gatos más uno: si tienes 2 gatos y 3 comederos, no tendrán que pelearse por comer.

¿Por qué el gato no acepta al nuevo felino?

Los gatos son animales solitarios y territoriales por naturaleza. Si son capaces de convivir con humanos y otros animales es gracias al proceso de domesticación que ha padecido su especie. Por lo general, prefieren tener su propio espacio y socializar solo cuando ellos quieren.

Además, los felinos también son fuertemente rutinarios. Para los más sensibles, un pequeño cambio en su ambiente puede suponer una fuente de estrés constante.

Por eso, las razones más frecuentes de no conseguir que un gato acepte a otro suelen ser estas: que el primero tiene que cambiar de costumbres, compartir sus recursos y tolerar una presencia que llama su atención cuando no le apetece. Algunos de los signos de esta disconformidad son los siguientes:

  • El gato veterano bufa al recién llegado: esto no tiene por qué llegar a más, pero debes estar pendiente por si desembocara en un conflicto.
  • El primer felino golpea con las patas al nuevo o le impide el acceso a recursos como la comida, el arenero o las camas.
  • Signos de estrés: hay gatos que, en lugar de defender su territorio, sufren un cuadro de estrés caracterizado por esconderse, dejar de comer, acicalarse en exceso o evitar el contacto con los humanos.
  • Agresiones graves: más allá de un arañazo o un bufido, la convivencia entre los 2 felinos puede tornarse peligrosa. Los signos de advertencia se vuelven mucho más intensos y quizá incluso haya peleas entre ellos. Si esto ocurre, se debe separar a los 2 ejemplares de inmediato.

Aun habiendo hecho una presentación paulatina y calmada, es posible que la aceptación de un gato hacia el otro requiera un tiempo de convivencia adicional. Si bien pueden producirse complicaciones en estos momentos, casi siempre es posible reconducirlas, así que no desesperes.

¿Cuánto tarda en darse la aceptación?

No hay un periodo de tiempo universal para que un gato acepte a otro. Cada proceso dependerá de las características de cada gato y de tus esfuerzos para crear un clima positivo entre ellos.

Sin embargo, cuídate de intentar forzar que se lleven bien, pues podrías causar justo lo contrario: que se sientan presionados y acaben por no tolerarse.

Consejos para conseguir que un gato acepte a otro

Como conclusión, aunque tu gato acepte a otro que acaba de llegar, siempre deberás trabajar para que su convivencia sea sana y feliz para ambos. Para conseguirlo, aquí tienes algunos consejos:

  1. Evita los castigos: si a una situación estresante le añades una nueva fuente de malestar, lo único que conseguirás será agravar el problema y asentar una relación negativa entre los 2 gatos. Utiliza siempre el refuerzo positivo para premiar las buenas conductas.
  2. Utiliza feromonas sintéticas siempre que te lo recomiende el veterinario.
  3. Castra a tus gatos: además de evitar problemas de salud como cáncer y piómetras, la castración reduce la intensidad de las conductas de marcaje territorial y la agresividad.
Dos gatos se pelean.

Por último, recuerda que acudir a un profesional de la conducta animal es siempre la mejor opción para los problemas de comportamiento, especialmente aquellos que cursan con agresiones. No esperes a que haya una pelea entre los 2 gatos, pues pueden sufrir heridas graves y después será mucho más difícil conseguir que convivan en paz.

Te podría interesar...
¿Cómo evitar que tu gato trepe en tus muebles?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Cómo evitar que tu gato trepe en tus muebles?

Si tus muebles han sufrido por las garras de tu gato intentando llegar a lugares más altos, te será útil evitar que trepe por ellos.