Cómo evitar los mareos de la mascota dentro del coche

Caridad Torcuato · 4 enero, 2015

A todos nos gusta viajar y hacer alguna “escapadita” de fin de semana o pasar unos días de vacaciones. Pero también nos encanta disfrutar de esos días con la familia y por supuesto con nuestra mascota. Pero no son todos los animales los que soportan bien los viajes, se ponen inquietos, se marean, vomitan y lo pasan realmente mal.

Es por eso que desde Mejor con Mascotas os queremos dar algunos consejos para evitar los mareos de la mascota dentro del coche, además de usar algún producto para evitar que lo pasen mal cuando viajan.

¿Por qué se marea nuestra mascota?

Todos nos acordamos cuando éramos pequeños, que nos mareábamos cuando nos subíamos en el coche para ir de vacaciones. Así que a los animales les ocurre lo mismo. Esto es causado por una pérdida del equilibrio, que viene acompañado por las náuseas y los vómitos. El desplazamiento del vehículo ocasiona la alteración de la percepción sensorial, que está íntimamente relacionado con el oído.

Esta alteración se conoce como cinetosis, un malestar ocasionado por el desplazamiento del coche, que provocan síntomas como vómitos y mareos.

Educación desde cachorros

mareo de mascotas 2

Aunque hay muchas mascotas que les encanta viajar en coche, hay otras a las que no les gusta tanto, entonces se ponen nerviosos e inquietos y comienzan a llorar. Aunque los mareos en la mascota son algo normal, también se pueden producir por una falta de costumbre, es por eso que es mejor acostumbrarlos desde pequeños.

Si decides adoptar un cachorro, no dudes en montarlo en el coche en cuanto antes, al principio sentirá mareos, pero después se irá acostumbrando e incluso le encantará viajar en coche cuando sea mayor.

Es conveniente que el cachorro se acostumbre al coche, es por eso que es preferible que al principio realices viajes cortos con él e intenta hacerlo a diario, así hasta que consigas hacer trayectos más largos.

Puedes elegir ir a un lugar con naturaleza y donde tu mascota pueda disfrutar jugando contigo y corriendo, así no asociará el viaje en coche con ir al veterinario o a otro lugar que no le guste. Cuando ya volváis a casa, tendrás que premiarlo y hacerle saber que lo ha hecho muy bien.

Nunca realices un viaje largo si no estás seguro de que tu mascota no se va a marear, ya que tanto él como tú lo pasaréis mal. Es preferible realizar antes este pequeño entrenamiento.

Es hora de viajar, algunos consejos

mareo de mascotas 3

Antes de viajar

Es muy importante preparar el coche antes de viajar. Procura que el ambiente del coche sea fresco y aireado, evitando que esté caliente, así habrá más probabilidad de que tu mascota sufra mareos. Algo fundamental es que tu mascota se sienta cómoda y no tenga miedo, es por eso que le puedes poner su juguete favorito y su mantita.

Es preferible que antes de viajar, tu mascota no consuma ningún alimento, al menos que no ingiera nada 4 horas antes de viajar, es mejor que viaje con el estómago vacío y no darle mucha agua.

Es bueno antes de montarlo al coche darle un buen paseo y que haga todas sus necesidades, así tu mascota se sentirá más aliviada.

También puedes consultar con tu veterinario algún medicamento para que tu mascota se maree lo menos posible y sobre todo que no vomite. Pero siempre bajo prescripción veterinaria.

Durante el viaje

Procura que el coche esté aireado y que no haga excesivo calor, de vez en cuando abrir la ventanilla o poner un poco el aire acondicionado.

Evita los olores de ambientador, tabaco o algún tipo de perfume.

Intenta conducir lo más tranquilamente posible y evita los acelerones y los frenazos. La conducción brusca puede fomentar los mareos en tu mascota.

De vez en cuando es conveniente hacer una paradita, para que de un pequeño paseo e incluso beba un poco de agua. No te olvides de decirle que lo está haciendo muy bien y de darle algún mimo o cariño.

Si ves que tu mascota se sigue mareando, intenta cambiarla de lugar. Es más fácil que se maree si viaja en el maletero del coche, por lo que lo puedes sentar en el asiento trasero con su arnés de seguridad.

Durante el trayecto intenta hablarle para que se sienta seguro y no pase miedo. Es muy importante que le transmitas serenidad y tranquilidad, él confiará en tí.