Cómo dar un paseo al perro sin que se ponga nervioso

Si el can todavía es cachorro será más sencillo moldearlo para que tenga una conducta adecuada; en cualquier caso, hay premisas básicas como la correcta socialización desde que son jóvenes, no pegar tirones de la correa y evitar sobreexcitarlo más cuando detecta que es el momento de salir a la calle

La hora de pasear es uno de los momentos más esperados y apreciados por nuestros mejores amigos. Por ello, muchos canes pueden mostrarse hiperactivos durante la caminata o al percibir que llegó el momento de pasear. A continuación, veremos algunos consejos sobre cómo dar un paseo al perro sin que se ponga nervioso y disfrute sanamente de su ejercicio.

La importancia de enseñar a tu perro a pasear correctamente

Aunque nuestras mascotas tengan facilidad para caminar y correr, todos los perros deben aprender a pasear correctamente. Un can que tira demasiado de la correa, por ejemplo, suele lastimarse a sí mismo y a su dueño; los que son nerviosos o tienen hábito de cazar pequeños animales pueden provocar numerosos accidentes.

Lo ideal es empezar a enseñar a tu mejor amigo a pasear mientras todavía es un cachorro. En sus primeros meses de vida los cachorros forman los pilares de su comportamiento y tienen un carácter más flexible; ese es el momento clave para la educación y la socialización de todo perro.

Es importante recordar que los cachorros se encuentran en pleno desarrollo y su sistema inmunológico todavía es débil. Por ello, los primeros paseos al exterior deben empezar después de completar el primer ciclo de vacunación y desparasitaciones.

No obstante, la educación de un perro debe empezar en el momento exacto que llega a su nueva casa. No podremos pasearlo o enseñarle las órdenes de obediencia básica, pero sí enseñarle las normas del hogar. También es recomendable aplicar ejercicios de estimulación temprana para incentivar sus capacidades físicas, cognitivas y emocionales.

Educar cachorro: pasear

Consejos sobre cómo dar un paseo al perro sin que se ponga nervioso

Antes de salir a ejercitarte con tu perro debes contar con el equipamiento adecuado para llevarlo a pasear. Hay diferentes tipos de correa, collar y arnés, y es importante que averigües cuáles son los más indicados para tu compañero.

Lo ideal es utilizar arnés para enseñar a un cachorro, así evitamos lastimar su cuello o interferir en su respiración.

No sobreexcites a tu perro antes de salir

Lo primero que debes hacer para evitar que al dar un paseo al perro este se ponga nervioso es no estimularlo excesivamente. Los canes son muy inteligentes y pueden asociar hábitos, palabras o sonidos nuestros con el momento de pasear. Por ejemplo, muchos asocian que digamos “vamos” o que sus dueños cambien de ropa con la hora de salir.

A muchos tutores les parecen graciosas las actitudes hiperactivas de sus peludos cuando perciben que se acerca la hora de pasear. No obstante, al reírnos, aplaudir o premiar estas actitudes, estaremos reforzando un comportamiento negativo. Además, contribuimos para que el perro se siga sobreexcitando antes de salir a pasear.

Para llamar a tu perro para pasear sin sobreexcitarlo, actúa de forma calmada y simplemente menciona su nombre. Cuando venga a tu encuentro, dile que se siente y ponle el collar y la correa tranquilamente. Recuerda que cuantos más ruidos hagas, mayor es la probabilidad de poner nervioso a tu perro.

Controla tu propia forma de caminar

El momento de salir a pasear con tu perro debe ser dedicado exclusivamente a esta actividad. Si te portas de forma apresurada, estresada o nerviosa, tu perro percibirá y probablemente adoptará el mismo estado de ánimo durante el paseo.

Tirones de correa

Si no quieres que tu can corra o tire de la correa,tampoco debes hacerlo tú. Por ello, evita dar tirones para obligarlo a moverse, impedir que salude a otro perro o huela un árbol, por ejemplo. Es indispensable tener paciencia, dejar que tu can conozca el ambiente y que haga sus necesidades a su tiempo.

Durante el paseo es importante que camines de forma tranquila, segura y relajada, para no transmitir prisa o nerviosismo a tu peludo. Al percibir tu seguridad, tu perro también se sentirá estimulado a caminar serenamente.

Jamás apliques un collar de ahorque

El collar de ahorque no es un método o un objeto útil para enseñar a tu perro a pasear correctamente. El único resultado a, usarlo es lastimar a tu mejor amigo y poner en riesgo su bienestar.

Premia las conductas positivas de tu mascota

Aprender a pasear es parte de la educación de tu mascota, y por ello es importante premiar su esfuerzo y su avance. Utilizando el refuerzo positivo, podrás seguir estimulando las habilidades de tu perro y mejorar su capacidad cognitiva.

Socializa a tu mejor amigo

Los perros que no han sido socializados suelen alterarse demasiado al ver un can, un gato u otros animales. Para que al dar un paseo al perro este no se ponga nervioso, también es esencial socializarlo desde cachorro. El proceso de socialización le enseñará a relacionarse positivamente con otros canes, gatos y a compartir su territorio.

Te puede gustar