Cómo calmar a un perro hiperactivo

Virginia Duque Mirón · 7 junio, 2018
Además de las actividades que se puedan realizar con él, así como su adiestramiento o educación, un can nervioso necesitará un ambiente relajado para tranquilizarse

Lo escogiste porque era un cachorro simpático que a la vez parecía muy tranquilo. Sin embargo, con el paso del tiempo te has dado cuenta de que tu perro es más movido de lo que imaginabas. Tranquilo, te damos unos trucos para calmar a un perro hiperactivo.

Consejos para calmar a un perro hiperactivo

Mantén la calma

Muchos estudios han demostrado que los perros captan el estado de ánimo de sus dueños y también del ambiente que les rodea. Un ambiente en el que reinan gritos y peleas, nerviosismo y estrés puede aumentar la hiperactividad de tu mascota.

Para evitar que esto suceda es importante mantener la calma, hablarle siempre con cariño, y sobre todo, usar el refuerzo positivo cuando quieras enseñarle. Una energía tranquila que tú puedas transmitir, será de gran importancia para que él pueda estar tranquilo también.

Haz que trabaje por lo que quiere

Debido a que las mascotas son dependientes, pueden caer en la rutina de acostumbrarse a que se lo demos todo hecho. Esto hace que cierta energía que deben canalizar no salga de su interior. ¿Cómo trabajar en este asunto? Fácil, haz que tu mascota trabaje para conseguir comida.

Tranquilizar perro nervioso

Puedes esconder pequeñas porciones de comida por rincones de la casa, o hacerlo de forma más sencilla: con un juguete tipo kong. Una idea genial para usar estos juguetes es meter comida húmeda dentro de él y congelarlo. Tu perro se ‘romperá’ la cabeza pensando en cómo sacar la comida de ahí.

Ejercicio

El ejercicio y los juegos son el mejor método para canalizar energía. Si quieres calmar a tu perro hiperactivo no hay nada mejor que cansarlo. Llévalo a la playa, a un descampado, a la montaña, a un parque grande o donde las circunstancias y el lugar en el que vivas te permita.

Juega con él a lanzarle un palo o un frisbee para obligarlo a correr y a ejercitar sus articulaciones. Descarga algunos juegos de internet que puedan darte ideas de cómo quemar energías.

Usa la música

Se ha demostrado que la música tiene un efecto calmante y relajarte en nuestras mascotas. Mientras tu perro se quede solo en casa ponle música clásica que le permita entrar en un estado de relajación y paz.

Aun si tú estás en casa, deja la música puesta y permite que tu mascota disfrute de ella. Puedes hacer ejercicios relajantes tipo yoga que atraigan la curiosidad del animal y, quién sabe, quizá incluso intente imitarte como un perrito que se hizo famoso por eso mismo.

Enséñale

Hacer que tu mascota aprenda comandos de voz tiene dos beneficios importantes: podrás disfrutar más de ella y terminará muy cansada. Recuerda que un perro hiperactivo puede ser un tanto más difícil de entrenar que uno que no lo sea. El refuerzo positivo y las recompensas, junto con la paciencia, serán la clave del éxito en esta labor.

Calmar perro excitado

Puedes enseñarle comandos para sentarse, estarse quieto, venir, traer o llevar. No obstante, la hiperactividad puede minar la capacidad de atención, por lo que la paciencia requerida puede resultar ser mayor de lo que imaginas.

Caminatas largas

A tu perro seguro que le encanta el sol y los largos paseos. Recuerda que este astro es una fuente de energía que influye de manera positiva en nuestras emociones, por lo que largos paseos y caminatas intensas pueden ayudar a reducir el nerviosismo de tu mascota.

Por supuesto, evita las altas temperaturas del verano y recuerda llevar siempre contigo agua, así como alguna que otra golosina para recompensar el buen comportamiento. Estos paseos, además de beneficiar a tu mascota, harán que vuestro vínculo se estreche aún más.

No te preocupes, porque ya ves que calmar a un perro hiperactivo es posible. Solo necesitas saber cómo, sacar tiempo para ello y armarte de paciencia. Los resultados llegarán antes de lo que imaginas.