Cómo alimentar a mi gato castrado

Camila O.Thomas · 28 marzo, 2019
Un gato castrado presenta un gran incremento en su apetito y una reducción en su energía; para evitar problemas de sobrepeso, aprende a regular su dieta.

Muchos dueños no están plenamente concienciados de las necesidades nutricionales de sus gatos, esterilizados o no. A diferencia de los humanos y de los perros, los gatos son animales carnívoros. Así, su dieta debe sostenerse principalmente en alimentos de origen animal.

Otra consideración que hay que tener en cuenta es que el agua es un complemento vital a la dieta de tu gato. Si te preguntas cómo alimentar a tu gato adecuadamente, debes asegurarte de que esté bebiendo suficiente agua.

Te recomendamos mantener a lo largo de tu casa distintos recipientes de los que tu gato pueda beber agua cuando le plazca.

La ventaja de alimentar a tu gato con comida comercial es que cuenta con las porciones adecuadas de vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos. Al comprar alimentos para tu gato, asegúrate de que en el paquete especifique que es comida balanceada. Muchos envases especifican que el alimento cumple con las regulaciones nacionales.

Si prefieres preparar la comida de tu gato en casa, asegúrate de consultar a un veterinario cómo alimentar a tu mascota. Recuerda que muchos gatos son alérgicos e intolerantes a gran cantidad de alimentos. Nunca tomes a la ligera la dieta de tu mascota.

Esterilización y obesidad: cómo alimentar a mi gato castrado

La esterilización es un proceso a través del cual se retiran los órganos sexuales. Por esta razón, la producción de hormonas relacionadas con la reproducción se detiene por completo en el cuerpo del animal.

Gato obeso

Debido a que el cuerpo de un gato es un organismo interconectado y altamente funcional, estas hormonas regulan muchos procesos. Las hormonas reproductivas influyen en el apetito de los gatos, entre otras cosas.

Por esta razón, el gato castrado, ya sea macho o hembra, necesita menos energía que antes de la operación. Sin embargo, por razones que aún no están claras, los gatos castrados tienen un apetito mucho más elevado.

Desafortunadamente, un gasto menor de energía, sumado a un incremento en el apetito, casi siempre resulta en un aumento de peso. La obesidad puede ser una condición médica muy delicada. Los gatos obesos tienen su vida en riesgo, y su felicidad a largo plazo comprometida.

La obesidad puede causar problemas cardíacos, diabetes y problemas en las articulaciones. Por esta razón, es muy necesario saber cómo alimentar a un gato castrado.

Un gato esterilizado siempre querrá comer más, pues su apetito se incrementa. A diferencia de lo que sucede con los gatos antes de la operación, un gato castrado no debe tener acceso libre a la comida.

Por esta razón, es necesario establecer horarios de alimentación. Así, regularás el consumo calórico de tu mascota y evitarás problemas de sobrepeso.

Alimentación de un gato con sobrepeso

No recomendamos preparar en casa la comida de tu gato, especialmente si ya está acostumbrado a la comida comercial. Es preferible que sigas las indicaciones de la marca que prefiera comer tu gato, y siempre buscar alimentos específicos para gatos castrados.

Más que solo una alimentación controlada

Pero la dieta no es el único factor que hay que tener en cuenta cuando se quiere evitar que un gato se vuelva obeso. Te recomendamos cambiar ligeramente la rutina de tu gato para incluir más actividad física.

Internet es una fuente inmensa de información sobre juegos fáciles y accesibles para tu gato. Puedes usar una simple cuerda o juguetes más complicados: solo es necesario que tu gato se ejercite diariamente.

Si tu gato se aburre con facilidad, puedes intentarlo con una pelota en la que puedas introducir un premio. Esta clase de juguetes le permite al gato esforzarse por conseguir una recompensa mientras gasta bastante energía.

Los gatos son animales increíblemente inteligentes y no dudarán en usar cualquier recurso a su disposición. Por esta razón, si tu gato es un animal que sale a menudo, es una buena idea avisar a los vecinos que no deben alimentarlo. Muchos gatos son ‘mendigos’ profesionales, así que recomendamos que la placa de tu gato indique que está a dieta.

Cada gato es distinto, pero todos son muy delicados en los que respecta a su alimentación. Recomendamos que antes de cambiar la dieta de tu gato, consultes a su veterinario regular. Un profesional sabrá indicarte la dieta ideal para tu felino.

  • Horwitz, D. (2018) Comportamiento alimentario del gato. Royal Canin: Cuestiones de Nutrición. Número 28.3
  • Chetboul, V.; Biourge, V. (2009) Enfermedades cardiovasculares adquiridas en el gato: influencia de la nutrición. Royal canin: Enciclopedia de la nutrición clínica felina.
  • Mariotti, V. M.; Amat, M.; Hervera, M. (2009) Factores ambientales implicados en el control de la conducta del perro y del gato: alimentación, manejo y ejercicio. Servicio de Etología del Hospital Clínico de la Facultad de Veterinaria Servicio de Dietética y Nutrición del Hospital Clínico de la Facultad de Veterinaria. Universitat Autònoma de Barcelona.