¿Cómo combatir una plaga de ratas?

Francisco María García · 25 enero, 2018
La higiene resulta primordial para evitar la proliferación de nidos de estos roedores, aunque hay veces que nos toca actuar, bien con ayuda profesional, bien con remedios caseros; ojo, porque pueden transmitir la rabia con su mordedura

Una invasión de ratas y ratones es una de las plagas más molestas y peligrosas; estos animales se reproducen de forma rápida y abundante. Para combatir una plaga de estos roedores existen numerosos métodos.

Los roedores anidan en los rincones más insospechados. Además, su orina y heces aumentan los riesgos de enfermedades. También pueden ser una amenaza para las mascotas que intenten cazarlas; una mordida puede contagiarlas la rabia.

La manera más sencilla de evitar una plaga de ratas es a través de la higiene. Sin embargo, una vez que los roedores se han instalados en nuestro hogar es importante exterminarlos rápidamente. La asistencia de expertos especialistas en plagas puede ser una solución inmediata y efectiva.

Una plaga de ratas: cómo y dónde

Las ratas tienen una capacidad de reproducción acelerada; en un año pueden tener unas cinco camadas de 8 a 12 crías. Este rápido desarrollo puede convertir una invasión en una verdadera plaga.

Estos roedores son causantes de enfermedades como hepatitis, salmonela y cólera. Una mordida puede contagiar la rabia y su presencia representa un riesgo de salubridad y daños estructurales. Entre otras cosas porque pueden mordisquear cables, madera y otros elementos.

Remedios caseros para plaga de ratones

La forma más común de identificar las invasiones de estos roedores es a través de la presencia de heces. También su orina en exceso genera un olor particular fácil de reconocer.

Cómo combatir una plaga de ratas

  •  Asistencia especializada. Cuando se trata de una plaga de ratas, lo más conveniente es contratar la ayuda de especialistas. Aunque pueda resultar costoso al principio, representa un ahorro debido a su efectividad; además, la exterminación puede incluir la limpieza y recogida de los roedores muertos.
  • Uso de elementos químicos. Combatir una plaga de ratas con productos químicos es la manera más efectiva. Sin embargo, hay que ser cuidadoso pues pueden ser tóxicos para humanos y mascotas.
  • La aplicación de estos productos debe ser realizada por especialistas. Su uso es recomendado cuando la invasión supera la capacidad de trampas convencionales o si se trata de una infección de ratas o ratones.
  • Trampas. Existe todo tipo de trampas para atrapar roedores. Desde las clásicas con el gancho metálico hasta trampas eléctricas que producen una carga eléctrica potente sobre el animal. Sin embargo, pierden su carga rápidamente.
  • Las trampas más utilizadas son las de gancho, de pegamento y de jaula. Las de gancho son las más económicas, pero requieren de un señuelo apetitoso para acercar al ratón o a la rata; lo mismo ocurre con las de pegamento.
  • Las trampas de jaula son las más recomendadas por los ecologistas y animalistas. Esto se debe a que no hieren o matan al animal;  los roedores quedan atrapados sin oportunidad de salir de ellas por sus propios medios.

Remedios caseros para combatir una plaga de ratas

  • Preparado de bicarbonato de sodio. Mezclar 200 gramos de azúcar con una taza de harina de trigo y una de bicarbonato; el bicarbonato provoca gases en el interior del animal, causando su muerte.
  • Un gato como mascota. No es un mito que el gato sea un excelente exterminador de ratones; una manera efectiva de mantener protegida la casa de roedores es tener un gato. Incluso su orina funciona como repelente.
  • El olor de la menta. La menta puede ser un buen repelente de ratas; se puede rociar infusión de menta en los rincones de la habitación o casa. Sembrar una planta a la entrada o ventanas del lugar puede también ser una medida preventiva.
Prevenir plaga de ratas

Medidas para prevenir una plaga de ratas

  • Mantener limpios todos los espacios. La acumulación de desperdicios orgánicos e inorgánicos llama la atención de las ratas. Por ejemplo, las cajas se pueden convertir en su lugar favorito para anidar y comer.
  • No dejar comida ni desechos a la intemperie. Si se sospecha de la presencia de roedores, se deben evitar desechos de comida que le sirvan de alimento. En estos casos es recomendable guardar toda la comida en la nevera,  de esta forma se evita la contaminación.
  • Cuidar la comida de las mascotas. Para las ratas y ratones la comida de las mascotas es tentadora. Guardar el plato de comida previene también que puedan contaminar el alimento.
  • Sellar los accesos en desuso. Esto incluye tuberías, drenajes o puertas para mascotas que no se empleen. No hay que olvidar que las ratas pueden escalar y entrar por cualquier agujero.