7 claves de la recuperación del perro tras la operación

Alba Muñiz · 17 mayo, 2016

Si tu peludo fue sometido a una intervención quirúrgica, además de todo tu afecto y atención, requerirá de determinados cuidados especiales. Te contamos cuáles son las claves de la recuperación del perro tras una operación, de acuerdo al grado de complejidad de la misma y de las condiciones físicas de tu mascota.

Primeros pasos tras la operación de tu peludo

perro enfermo

Después de que el susto de la cirugía haya pasado y tu amigo de cuatro patas está autorizado para volver a casa, presta atención a las indicaciones y recomendaciones del veterinario para que la convalecencia de tu peludo trascurra de la mejor manera posible. Y no dudes de formularle al profesional todas las consultas que te surjan al respecto, aún cuando parezca que te pones pesado o reiterativo. El cirujano te dará precisas instrucciones sobre:

  • Cómo alimentarlo.
  • Alguna medicación que debas proporcionarle.
  • Cuáles deben ser consideradas cuestiones normales tras una operación y cuáles son las señales de alarma.
  • Cuándo debes llevar al animalito para un control médico.

Además, ten en cuenta que los efectos de la anestesia pueden tardar más de lo previsto en irse. Así que no te asustes si en un primer momento tu peludo se ve como atontado y presenta algunos problemas de estabilidad.

Cuando una mascota debe ser sometida a una cirugía, más allá de su menor o mayor complejidad, nos surgen dudas sobre cómo proceder para contribuir a su pronta mejoría. Te contamos algunas claves para lograr una buena recuperación del perro tras una intervención quirúrgica.

Claves para la recuperación del perro tras una cirugía

Pasadas los primeras horas tras la operación, el restablecimiento del can se irá dando de forma paulatina y, de no mediar algún tipo de complicación, poco a poco irá retomando su actividad habitual.

Entre las temas que debes tener en cuenta para que la recuperación del perro sea exitosa, considera:

  1. Acondicionar su espacio habitual de descanso para que pueda estar tranquilo y cómodo durante su convalecencia.
  2. Extremar las medidas de higiene y mantener una ventilación adecuada del lugar.
  3. Explicarle debidamente a los niños de la casa la situación que está atravesando su amigo de cuatro patas para que entiendan que por unos días no podrá ser su habitual compañero de juegos.
  4. No forzar al animal a realizar largos paseos. Sácalo solo para que haga sus necesidades y siempre con correa para evitar cualquier imprevisto que pueda descontrolar la situación.
  5. Vigilar que no deje de beber y comer y que haga sus necesidades normalmente.
  6. No olvidarse de darle los remedios indicados por el veterinario, respetando la dosis y los tiempos estipulados.
  7. Controlar minuciosamente la evolución de la herida.

Precisiones sobre el cuidado de la herida en una mascota operada

Es de vital importancia para la recuperación del peludo que no se muerda o se rasque la herida que está en pleno proceso de cicatrización. En algunos casos quizá sea recomendable que por un tiempo le coloques al animalito un collar isabelino. Si tienes otras mascotas en la casa, controla también que no lo laman o jueguen de manera brusca con el convaleciente.

Además, recurre al veterinario de forma urgente si notas que la zona de la incisión se pone caliente o presenta:

  • Moretones
  • Enrojecimiento
  • Hinchazón
  • Olor
  • Secreción
  • Dolor

Opciones de rehabilitación en caso de operaciones complejas

perro enfermo

En caso de cirugías complejas, en las que el animal puede llegar a perder mucha masa muscular, se debe recurrir a sesiones de fisioterapia o a algún otro tipo de rehabilitación para una mejor y más rápida recuperación del perro. El veterinario sabrá indicarte con atino las mejores opciones.

Con estas técnicas -láser, ultrasonido, hidroterapia, etc.- se busca que el can:

  • Mitigue el dolor.
  • Disminuya la inflamación.
  • Reduzca la atrofia de músculos, tendones, cartílagos y ligamentos.

De todas formas, más allá de los cuidados y tratamientos, no olvides que el amor expresado con palabras y caricias y tu presencia constante son también claves principales para que tu amigo peludo logre superar con éxito una intervención quirúrgica.