Beneficios de la hidroterapia para perros

Yamila · 9 enero, 2019
La hidroterapia para perros emplea el agua como un elemento curativo de variados tipos de afecciones; puede reducir el estrés y aliviar tensiones, así como paliar diferentes dolencias

Existen diferentes técnicas y tratamientos que pueden ayudar a nuestras mascotas si sufren alguna enfermedad o dolencia. Una de ellas es la hidroterapia para perros. ¿Te gustaría saber cuáles son sus beneficios principales? Entonces no dudes en leer este artículo.

¿Qué es la hidroterapia para perros?

Se trata de una técnica similar a la que se usa para los seres humanos que han sufrido algún accidente o tienen una enfermedad que requiere de cierta rehabilitación. En el caso de la hidroterapia para perros también se emplea el agua como método curativo, ya sea de patologías, lesiones o trastornos.

Estar sumergido en una piscina a cierta temperatura ayuda a los canes a reducir el estrés, calmar los dolores y aliviar las tensiones. Por eso, es cada vez más recomendado por los veterinarios cuando los animales son ancianos, no pueden caminar o han tenido un accidente que no les permite moverse como corresponde.

Los tratamientos se realizan en piscinas especiales y siempre bajo la estricta supervisión de un profesional. Según el caso, al perro se le coloca un chaleco salvavidas para que pueda flotar y se le dan diferentes ejercicios sencillos. Uno de los más comunes es desplazarse para buscar una pelota a cierta distancia.

Dentro de la hidroterapia para perros también hay otros aparatos, como es el caso de las cintas subacuáticas. Se trata de cintas para caminar como las que hay en el gimnasio, pero que están sumergidas en el agua.

Se usa en caso de animales con problemas de locomoción y se puede regular tanto en velocidad como en inclinación. El objetivo es que las articulaciones tengan el menor impacto posible al moverse, ya que el agua reduce bastante el esfuerzo que deben hacer.

Terapia acuática para perros

Otro de los métodos de la hidroterapia para perros son los llamados ‘baños de contraste’, los cuales se usan cuando el animal tiene problemas circulatorios. Se coloca al animal en una piscina de agua fría y luego en otra de agua caliente (o viceversa) para ayudar en la compresión y dilatación de las venas y arterias.

Cuando finaliza la sesión, se lleva al can a un jacuzzi que tiene como objetivo relajarle y permitir un mayor efecto en las zonas trabajadas.

¿Cuándo se usa la hidroterapia para perros?

El veterinario será el encargado de determinar si la mascota necesita un tratamiento de este tipo; cuántas sesiones y qué ejercicios realizar es decisión de los expertos en hidroterapia para perros.

En la mayoría de los casos estas terapias son beneficiosas para los canes, pero también puede haber algunas contraindicaciones –que el profesional deberá evaluar– si el perro padece afecciones en los riñones o en los pulmones, si tiene úlceras o heridas quirúrgicas o si sufre de problemas cervicales.

La hidroterapia para perros está indicada principalmente para tratar artrosis, dolores musculares o articulares, problemas neurológicos y procesos de rehabilitación posteriores a intervenciones quirúrgicas.

Terapia en agua: perros

Las enfermedades que usualmente se tratan con este método son la displasia de cadera o de codo, la luxación patelar, la rotura de ligamentos y la espondilosis. A su vez, se recomienda para que los perros aumenten masa muscular o puedan bajar de peso.

Cuáles son los beneficios de la hidroterapia para perros

Son numerosas las ventajas que esta técnica ofrece a las mascotas, principalmente gracias al agua, la cual tiene muchas propiedades. Entre ellas podríamos destacar que reduce el impacto de los movimientos en comparación con cualquier medio terrestre.

Realizar cualquier tipo de ejercicio en el agua permite desarrollar fuerza, resistencia cardiorespiratoria, masa muscular, agilidad y amplitud de movimiento, al mismo tiempo que reduce los dolores. En los perros, la hidroterapia tiene los siguientes beneficios:

  • Fortalece los músculos
  • Mejora el movimiento articular
  • Estimula la circulación sanguínea
  • Alivia la hinchazón
  • Reduce los espasmos musculares
  • Reeduca la marcha
  • Mejora la resistencia cardiorrespiratoria

Por último, merece la pena destacar que la hidroterapia para perros permite suaves ejercicios activos gracias a la flotabilidad en el agua. Le da una mayor sensación de seguridad al animal cuando se está recuperando de un accidente o intervención quirúrgica.

Rodríguez Fuentes, G., & Iglesias Santos, R. (2002). Bases físicas de la hidroterapia. Fisioterapia. https://doi.org/10.1016/S0211-5638(01)73023-4