Chimpancé pigmeo: comportamiento y alimentación

Yamila · 12 febrero, 2019
En el chimpancé pigmeo existe un gran diferenciación facial, cosa que ocurre también en el ser humano

Se dice que el chimpancé pigmeo es el primate más ‘cercano’ al hombre debido a sus hábitos y comportamiento. En este artículo te contaremos todo lo que debes saber sobre nuestros ‘primos’.

Características físicas del chimpancé pigmeo

El nombre científico del chimpancé pigmeo es Pan Paniscus, aunque también es conocido como chimpancé enano o bonobo. Es muy similar en aspecto al chimpancé común, pero su rostro es negro, sus orejas más pequeñas y sus piernas más largas. Una característica llamativa es que existe una gran diferenciación facial entre los ejemplares, como sucede con los humanos.

Puede medir un metro de altura, tiene labios rosados, orificios nasales anchos y pelo largo en la cabeza. A diferencia de otros primates, las hembras de chimpancé pigmeo cuentan con pechos prominentes.

Hábitat y alimentación del chimpancé pigmeo

El chimpancé pigmeo vive en selvas húmedas y densas de África central. Debido a la pérdida de su hábitat natural y a la caza furtiva, el bonobo está en peligro de extinción y cada vez tiene menos espacio natural donde vivir. Se puede encontrar al norte del río Kasai y al sur del río Congo, en la República Democrática del Congo.

En cuanto a su alimentación, son principalmente frugívoros. Ocasionalmente pueden alimentarse de insectos y muy rara vez pueden atrapar pequeños mamíferos como las ardillas. No cazan otros monos, como sí sucede con los chimpancés comunes.

Chimpancé pigmeo apareándose

Las tribus se dividen en pequeños grupos, encargados de conseguir comida, y luego se reúnen en un sitio ‘central’ cuando cae el sol, para dormir.

Comportamiento sexual del chimpancé pigmeo

Debido a que en la mayoría de las ocasiones el chimpancé pigmeo camina erguido, se dice que es el primate más ‘cercano a las personas’. Dentro de la sociedad de bonobos, las relaciones sexuales juegan un papel preponderante. Son usadas para saludarse, para resolver conflictos y para reconciliarse, así como para ‘pagar favores’ o hacer intercambios por comida.

Los chimpancés pigmeo tienen prácticas sexuales que únicamente comparten con los humanos, como darse besos en la boca y tener sexo ‘cara a cara’.

Una cuestión interesante en cuanto a su comportamiento sexual es que no forman relaciones estables con una sola pareja. Además, se sabe que entre ellos existe un ‘código’ mediante el cual las hembras no se aparean con sus hijos, pero sí con el resto de los machos, sin importar la edad que tengan.

Si bien su actividad sexual es mayor que en otros primates, esto no se traduce en una mayor tasa de reproducción. Se intuye entonces que muchas veces se usa el sexo como mecanismo para fortalecer lazos en el núcleo ‘familiar’ y evitar la violencia, no solo como medio para dejar descendencia.

Hábitat del chimpancé pigmeo

Comportamientos sociales del chimpancé pigmeo

Uno de los comportamientos que más llama la atención de los científicos e investigadores es que el chimpancé pigmeo realiza lo que se conoce como ‘contacto afectivo’ o ‘consuelo’ a un ejemplar que ha sido víctima de una agresión o accidente.

Dicha protección reduce el estrés en el agredido o herido y sirve para evitar futuros conflictos. Como se dice popularmente, ‘poner paños fríos’ a una situación para que no se agrave.

Por otra parte, nos asombra el hecho de que, si bien las hembras son más pequeñas que los machos en cuanto a tamaño, su estatus social es mayor. Además, el vínculo madre-hijo es tan fuerte –hasta al menos los cinco años de la cría– como en los seres humanos.

Finalmente, merece la pena destacar que los chimpancés pigmeo tienen conciencia de ellos mismos. Se comunican entre sí con sonidos y mediante expresiones faciales o gestos con sus manos.

Incluso, en un centro de acogida para primates se les ha enseñado 500 palabras a dos ejemplares y se expresan usando un teclado especial. Por este motivo, la comunidad científica afirma que deberían tener los mismos derechos que los seres humanos.

De Waal, F. B. M. (2006). Bonobo Sex and Society. Scientific American Sp. https://doi.org/10.1038/scientificamerican0606-14sp