Celo en gatos: un enfoque hormonal

22 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Todo el ciclo reproductor de las gatas está regulado por las hormonas. De ellas no solo depende el quedar preñada, sino todo el compendio de conductas sexuales.

Los ciclos reproductivos de todos los animales están mediados, en mayor o menor medida, por las hormonas. Otros factores importantísimos son las horas de luz y la temperatura ambiental. De este modo, habitualmente los celos de los animales suelen tener lugar durante la primavera, aunque existen excepciones.

En los felinos, los machos estás activos sexualmente todo el año. Por el contrario, las hembras son denominadas poliéstricas estacionales con ovulación inducida por la cópula.

Esto se traduce en que el celo en gatos suele presentarse durante una estación (normalmente, la primavera) y que tienen ciclos recurrentes mientras no se produzca el embarazo.

El primer celo en gatos hembra ocurre cuando tienen los 6 o 12 meses de edad, pero puede adelantarse, incluso, a los 4 meses. Dependerá de si han alcanzado, al menos, el 80 % del peso que deberán tener de adultas. Otro factor que influye en el desarrollo sexual es la raza.

  • Las gatas que pertenecen a razas de pelo largo, suelen ser más tardías que las de pelo corto.

Cada ciclo estral en el gato doméstico dura alrededor de dos o tres semanas. Pero, como dijimos, si la gata no queda embarazada, los ciclos se repetirán hasta finalizar el otoño. No obstante, en las gatas que viven en casas puede que los celos les duren todo el año, como consecuencia de la buena alimentación y la presencia de luz artificial.

A continuación, te mostramos cómo los niveles hormonales varían según el momento del ciclo en el que se encuentre la gata. Además, veremos cómo estas hormonas hacen cambiar el comportamiento de los felinos durante el celo. 

Gata y cría

Fases del ciclo estral y sus hormonas

El ciclo estral de la gata consta de varias fases, frecuentemente definidas de forma diferente por distintos investigadores. Habitualmente, el ciclo se divide en cinco fases: proestro, estro, interestro, diestro y anestro. 

Durante todo el ciclo, las distintas hormonas femeninas van segregándose para cumplir determinadas funciones, tras lo cual detienen su síntesis y desaparecen.

Proestro

La fase proestro es muy corta. Dura en torno a 2 días, a veces solo unas horas. Es muy difícil de notar, ya que no se muestran signos externos. No obstante, en un bajo porcentaje de gatas, el comportamiento cambia: emite sonidos para atraer a los machos.

En un estudio de los años 80 se consiguió detectar el proestro en 27 gatas de las 168 que estaban incluidas en el mismo.

En esta fase proestral se comienzan a sintetizar estrógenos a concentraciones altísimas, a menudo, el doble de lo normal. Del mismo modo, comienza el desarrollo de los folículos ováricos.

Tras esto, la gata comienza a mostrar conductas típicas del estro como vocalizar, frotar la cabeza y el cuello contra objetos y rodar por el suelo. A pesar de ello, no permite que el macho copule con ella.

Fase estral, el celo en gatos

El estro es la fase del ciclo en la que la hembra es fértil y puede reproducirse. Dura un promedio de 7 días, pero se han encontrado casos de hasta 19 días. El comportamiento durante esta fase es el mismo explicado antes, pero más intensificado. Además, la hembra permite la cópula ya que se coloca en posición de apareamiento.

Esta fase estral está íntimamente relacionada con el crecimiento de los folículos que también segregan altos niveles de estrógenos.

En un estudio se concluyó que esta fase no se ve alterada o detenida si se produce una cópula y la gata ovula.

Los estrógenos siguen aumentando hasta su concentración máxima que coincide con la última fase del desarrollo del folículo. Después, bajan de manera abrupta, aunque el comportamiento atrayente puede continuar unos días más.

  • En ocasiones, cuando se produce la cópula y su consiguiente ovulación, aunque la hembra quede preñada, sigue siendo receptiva.

Si no hay cópula y, por lo tanto, no hay ovulación, la gata entrará en fase interestro o fase anovulatoria, hasta volver al estro poco después, a menos que las horas de luz disminuyan. Por el contrario, si se produce la cópula pero la gata no concibe, entrará en pseudogestación.

Gato después de la castración

Interestro

Una gata entrará en la fase interestro una vez finalice el periodo de celo. Es un momento de inactividad reproductiva. Tiene una duración media de 9 días.

Tanto los niveles de estrógenos como de progesterona permanecen bajos, ya que los ovarios no están activos. Su comportamiento vuelve a ser normal y no atrae a los machos.

Diestro

El diestro es una fase donde predomina la progesterona y aparece tras el estro solo si ha habido cópula y ovulación. Lo que no significa que esté preñada, pues ha podido producirse una pseudogestación.

Tras la liberación del óvulo del folículo durante el estro, se crea el cuerpo lúteo que produce progesterona. Esta inhibe la segregación de otra hormona que libera el hipotálamo (estructura cerebral), la hormona liberadora de gonadotropinas, que a su vez, promueve la liberación de hormona folículo estimulante y la hormona luteinizante.

Por tanto, la progesterona detiene la fase estro y prepara a la hembra para la gestación. 

Anestro

El anestro es una fase de latencia reproductiva donde las concentraciones plasmáticas de estrógenos y progesterona permanecen en el nivel más basal. En estos momentos, las gatas no atraen a los machos ni tienen conductas sexuales.

El anestro estacional generalmente comienza a finales del verano o principios del otoño y dura hasta la primavera. Esto ocurre debido a la disminución de las horas de luz.

Sin embargo, se ha descubierto que las altas temperaturas al final del verano también pueden detener el celo en gatos y que pasen a anestro. Por esta razón, a veces se ha visto que las gatas pueden tener dos periodos fértiles, uno en primavera y otro tras el calor del verano.

Como hemos visto, el celo en gatos está fuertemente regulado por lo niveles hormonales de las distintas fases del ciclo estral. No obstante, es reseñable cómo estos ciclos pueden variar según lo que dure el día o la temperatura ambiental.

  • West, N. B., Verhage, H. G., & Brenner, R. M. (1977). Changes in nuclear estradiol receptor and cell structure during estrous cycles and pregnancy in the oviduct and uterus of cats. Biology of reproduction, 17(1), 138-143.
  • Whalen, R. E. (1963). Sexual behavior of cats. Behaviour, 321-342.
  • Schmidt, P. M., Chakraborty, P. K., & Wildt, D. E. (1983). Ovarian activity, circulating hormones and sexual behavior in the cat. II. Relationships during pregnancy, parturition, lactation and the postpartum estrus. Biology of reproduction, 28(3), 657-671.