Causas de la hinchazón en peces

1 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
Es importante mantener en buenas condiciones el acuario para evitar afecciones como la hidropesía en peces.

Los peces no son animales tan expresivos como otras mascotas, y por esta razón, es necesario observarlos cada día para ver si se encuentran en buen estado de salud. Una de las patologías más comunes de la fauna del acuario es la hinchazón en peces o hidropesía. Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre ella.

La hidropesía en peces

La hidropesía es una inflamación del abdomen debido a la retención de líquidos en el tejido del animal. Es fácil de identificar, sobre todo si el problema está en un estadio avanzado. Los síntomas más visibles son:

  • Abultamiento de la zona abdominal.
  • Hinchazón de la zona de alrededor de los ojos.
  • Enrojecimiento de la zona anal o en la base de las aletas.
  • Pérdida de apetito.
  • Oscurecimiento.
  • Palidez en las agallas.
  • Problemas para excretar.

Si la hidropesía progresa, la hinchazón aumenta tanto que las escamas pueden llegar a separarse del cuerpo. Llegados a este punto, es difícil recuperar al animal. En el acuario se puede ver al pez afectado nadando bocabajo o de lado, ya que pierde flotabilidad.

Pez enfermo boca abajo.

¿Qué causa la hinchazón en peces?

La causa directa de la hinchazón en peces es la retención de líquidos, provocada por un fallo en los riñones o el intestino, pero el origen de la patología está en agentes externos:

  • Bacterias. Aeromonas y Mycobacterium son las bacterias más características causantes de la hinchazón en peces. Hay que prestar especial atención a la temperatura del acuario para evitar la proliferación de bacterias y otros parásitos. Las Aeromonas viven  en temperaturas por encima de los 26 ºC y proliferan en la presencia de materia orgánica disuelta. Mycobacterium, además, puede provocar septicemia hemorrágica producida por una infección interna.
  • Agentes víricos. Los síntomas provocados por virus son iguales a los de las bacterias.
  • Alimentación descuidada. Si la comida del pez no se humedece unos pocos minutos antes de que la ingiera, puede obstruir su intestino.
  • Parásitos de diversa índole.
  • Mala calidad del agua del acuario. Las grandes cantidades de nitritos y amoniaco presentes en el agua pueden desarrollar hidropesía. Por ello, es necesario comprobar el estado de los filtros del acuario para mantener una buena calidad del agua.

Peces más susceptibles a la hidropesía

Los peces que presentan una mayor vulnerabilidad a la hidropesía son los de agua dulce, aunque también se pueden encontrar casos en acuarios con ejemplares marinos.

Las especies más propensas a hidropesía son las de la familia de los belóntidos, cíclidos y vivíparos. En este grupo encontramos a los Guppys y Mollys.

Los peces Mollys de aleta de velo son especialmente susceptibles a esta patología.

Entre los peces de agua fría también es una afección corriente, tanto en acuarios como en estanques. Las carpas Koys y los Goldfilsh son las especies más afectadas.

Tratamiento de la hinchazón en peces

Es recomendable la ayuda de un veterinario para dar con el tratamiento adecuado, ya que la afección puede estar provocada por varias causas. Además, en el caso de que se trate una hidropesía originada por bacterias, el experto puede recetar un antibiótico de amplio espectro y también antiinflamatorios para reducir la hinchazón del animal.

Si el problema es digestivo, se aconseja dejar un corto periodo de ayunas hasta que mejore su tránsito intestinal y el animal consiga hacer una deposición, y en el futuro poner más cuidado a la hora de ofrecer el alimento a los peces.

Por supuesto, la mejor prevención es la correcta calidad del agua: es necesario asegurar que el acuario cumple las condiciones adecuadas de limpieza, temperatura, pH y equipo de filtrado entre otros.

En algunos casos, puede ser necesaria la retirada de las plantas o la decoración del acuario para garantizar la erradicación del agente causante de la hidropesía. Aislar al animal perjudicado también suele ser una buena idea. Una correcta desinfección a tiempo disminuye las probabilidades de que la enfermedad se expanda por todo el acuario.

La hidropesía es común en peces dorados.

Cumplir con precisión los parámetros del agua del acuario es muy importante para mantener la flora y la fauna acuática totalmente sana y libre de agentes infecciosos. Por ello, para evitar patologías como esta, es necesario revisar periódicamente los filtros, termómetros y estado general del acuario.

  • Juan C. Fontanillas Pérez. Acuariofilia: Enfermedades y tratamientos de peces del acuario. Universidad Complutense de Madrid.
  • La Pastora Clínica veterinaria. Hidropesía o Barriga de Agua en Peces ¿qué es y como tratarla?
  • Depeces.com
  • Pecesdeacuario.net