Causa de los ojos rojos en perros

27 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
¿Hoy tu perro se ha levantado con los ojos rojos y no sabes por qué puede ser? ¡Te lo contamos!

La aparición de los ojos rojos en perros se puede deber a múltiples factores como son enfermedades, conductas, raza o edad. Mantener los ojos de nuestros canes sanos se consigue a través del cuidado diario. Una buena rutina de limpieza, retirada de legañas y revisiones veterinarias evitarán el desarrollo de patologías oculares.

La epiescleritis u ojos rojos en perros no es más que una hipervascularización de la parte blanca del ojo o esclerótica debido al engrosamiento de los capilares. Además, esta rojez puede deberse a una inflamación de la glándula de Harder que se encuentra junto al tercer párpado o membrana nictitante.

¿Qué provoca los ojos rojos en perros?

Existen muchas causas que podrían provocar la aparición de ojos rojos en perros. Por un lado, la forma de los párpados, muy caídos en algunas razas, facilitan la sequedad. Por tanto, estos perros, como son los sabuesos, bulldogs o boxers, suelen sufrir más veces este síntoma.

Contaminación medioambiental

Por otro lado, un medio ambiente contaminado, con polvo en el aire, otras partículas o humo, no es bueno para los ojos. Estos sufren y favorecen la aparición de la episcleritis. Por ejemplo, los perros cuyos tutores son fumadores suelen tener los ojos rojos con mayor frecuencia debido a la contaminación del aire.

Días de playa

Después de un día en la playa, tu perro puede tener los ojos rojos. Si es un can tranquilo y se queda en la toalla la mayor parte del tiempo, no sufrirá este problema.

Sin embargo, si a tu perro le gusta bañarse en el mar, jugar en la arena y correr de un lado a otro, es muy probable que termine con tierra en los ojos. Por ello, es muy importante que lavemos los ojos de nuestro perro con abundante suero fisiológico, cada vez que pasemos un día en la playa. 

Otras enfermedades que causan ojos rojos en perros

Las conjuntivitis, tanto bacterianas como víricas, provocan una inflamación de las distintas membranas conjuntivas de los ojos. Además de elevar la producción de legañas, hace que aumente la vascularización del ojo y, por tanto, se enrojezca.

La conjuntivitis es una enfermedad altamente contagiosa, suele presentarse en ambos ojos y, si se tienen más perros en casa, es muy probable que todos acaben padeciéndola. Lo mejor es visitar al veterinario para que recete un colirio y, así, poder luchar contra la infección.

Alergias en ojos de perros

Reacciones alérgicas y ojos rojos en perros

Las alergias también pueden causar el enrojecimiento de la esclerótica del ojo. Sobre todo, las reacciones a alérgenos ambientales, como los ácaros, polen o polvo, suelen tener como vía de acceso al cuerpo la boca, la nariz y los ojos. Por ello, estas tres áreas suelen ser las más afectadas por la reacción alérgica.

Cuerpos extraños

Por último, cualquier cuerpo extraño que se cuele en el ojo puede causar su enrojecimiento e, incluso, la aparición de úlceras corneales. Este daño en la córnea tiene un tratamiento muy específico que, si no se usa, empeorará el estado del ojo.

Tratamiento de la episcleritis

Antes de tratar los ojos rojos en perros, debemos esperar, al menos, unas 12 horas. De esta forma, dejamos tiempo al ojo a recuperarse por sí mismo. En la mayoría de los casos, un leve enrojecimiento del ojo no deriva en ninguna complicación; simplemente, puede que el perro se haya rascado.

Inspeccionando ojos del perro

Una vez hayamos dejamos pasar ese tiempo, si el ojo permanece enrojecido, es hora de visitar al veterinario. Este, tras realizar una serie de preguntas para ver qué ha podido ocurrir y realizar pruebas para determinar el daño ocular, decidirá cuál es el mejor tratamiento para el can.

  • Henríquez, M., & Ortiz, A. (2011). Anatomía clínica del órgano de la visión del perro. TecnoVet, 17, pág-18.
  • Patarroyo, C. G. (2011). Epiescleritis Nodular Granulomatosa en Caninos. Reporte de Caso Clínico. Conexión agropecuaria JDC, 1(1), 77-85.
  • Peña, M. T., & Leiva, M. (2012). Claves clínicas para el diagnóstico y tratamiento de las úlceras corneales en el perro. Clínica Veterinaria de Pequeños Animales, 32, 15-26.
  • Triana, A., & Tavera Camacho, M. M. D. P. (2015). Bacterias oportunistas causantes de infecciones oculares.