¿Qué tanto afecta el humo del tabaco a las mascotas?

Miguel Rodríguez · 24 abril, 2018
De una manera parecida a la que afecta a los seres humanos, si bien el riesgo de padecer enfermedades dependerá de la especie y raza; incluso las colillas que caen al suelo pueden tener efectos negativos

Mucho se ha hablado acerca del efecto del cigarrillo en el organismo humano, pero la verdad es que también afecta el humo del tabaco a las mascotas. Los animales, al igual de los humanos, son propensos a padecer las distintas enfermedades que el cigarrillo y el humo de segunda mano traen consigo.

Pero para nuestra sorpresa, poco se ha dado a conocer acerca de lo nocivo que puede llegar a ser el humo sobre los animales. Es por esto que queremos informarte acerca de los efectos que trae el tabaco en cuanto a la salud nuestras mascotas.

El cigarrillo y la nicotina

Estas palabras pareciera que se llevaran de la mano cuando imaginamos la frase en nuestra mente, cosa que es de esperarse. La nicotina es uno de los principales compuestos que resultan de la combustión del tabaco, la cual entra en el organismo por los pulmones para que el resto del cuerpo lo asimile.

Lo cierto es que la nicotina en pequeñas dosis es inofensiva, pero los efectos negativos proliferan al aumentar la cantidad. En los humanos es recurrente observar ataques de ansiedad y pánico, dolores de cabeza y enfermedades crónicas, como los distintos tipos de cáncer.

¿Y que hay de los animales? A pesar de que ellos no son fumadores, como es el caso de los humanos, de la misma forma afecta el humo del tabaco a las mascotas como a nosotros. Según sea la raza y la especie, los animales pueden llegar a sufrir mucho a causa de nuestro vicio.

La mayoría de las enfermedades son recurrentes tanto en humanos como en las mascotas, debido a que los organismos no presentan muchos cambios en sí. Lo que realmente varía es el riesgo a padecer algunas enfermedades según sea el animal afectado.

Por ejemplo, los perros con hocico corto o braquicéfalos son más propensos a sufrir de sinusitis y cáncer de vías respiratorias. El humo se concentra en mayor volumen en estas zonas, lo que provoca un gran problema para el olfato del animal.

Cómo afecta el humo del tabaco a las mascotas

Ya hemos hablado acerca de unas de las enfermedades que el humo del cigarrillo trae consigo, pero la cosa no queda ahí. En los gatos y en los perros las enfermedades varían y hasta tienen diferentes grados de aparición, es decir, una raza es más propensa a padecer de una determinada enfermedad que de otra.

El humo en los perros

El olfato es quizás el sentido más sensible que tienen los canes a su disposición, lo que les hace muy vulnerables a enfermedades respiratorias asociadas al humo del cigarrillo.

El humo del tabaco afecta a los perros

Existen estudios en los que se revela que los canes cuyos dueños son fumadores activos presentan un 40% de probabilidad extra a desarrollar cualquier tipo de cáncer.

Además, el tabaco puede llegar a crear alergias de toda índole en el organismo del animal, en especial en la zona facial, con la nariz y los ojos como más propensos a sufrir de alergias.

Los perros incluso pueden manifestar falta de apetito al no poder olfatear el entorno que le rodea.

Otros problemas comunes son la asfixia y desmayos por causa de esta; si eres un fumador compulsivo en tu hogar, y no permites la entrada de aire fresco o corrientes de aire, tu compañero tendrá una gran posibilidad de asfixiarse.

El humo en los gatos

Los gatos son muy sensibles al humo del cigarrillo por estar limpiándose de forma constante. Las partículas del humo se quedan sobre su pelaje y el gato las absorbe mientras se lame. Entre las enfermedades a las que se exponen, están los distintos tipos de cáncer de forma oral y respiratoria.

El humo del tabaco afecta a los gatos

En algunos casos, los gatos pueden sufrir algún tipo de reacción alérgica en los ojos por culpa del humo del cigarrillo. Las partículas reaccionan con la mucosa del ojo, lo que hace que el animal pase su pata por la zona por grandes periodos de tiempo y empiece a lagrimear en exceso.

Las colillas de cigarrillo también influyen en la aparición de enfermedades al contener residuos que sueltan en el ambiente. Lo más recomendable es desechar las colillas inmediatamente, o mejor aún, dejar de fumar tanto por tu bienestar como el de tus mascotas.

No existen remedios caseros cuando afecta el humo del tabaco a las mascotas, por lo que es recomendable visitar al veterinario si sospechas que este es el caso. Recuerda que al fumar no solo estás arriesgando tu cuerpo a enfermedades, sino a todos aquellos que te rodean.