Camaleón de Voeltzkowi: visto en Madagascar después de un siglo sin reportes

Los camaleones voeltzkowi miden entre 13 y 26 centímetros de longitud, aunque las hembras suelen ser más pequeñas que los machos. ¿Quieres saber por qué desapareció esta especie del radar de los humanos?
Camaleón de Voeltzkowi: visto en Madagascar después de un siglo sin reportes
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez el 23 noviembre, 2021.

Última actualización: 23 noviembre, 2021

Declarar a una especie como extinta no es un proceso sencillo, ya que se requieren diversos estudios para respaldar esta afirmación. En consecuencia, existen muchos animales “perdidos” que no se sabe bien si han desaparecido por completo o no. Un ejemplo de ello es el camaleón de voeltzkowi, un bello reptil que se encontraba desaparecido desde hace más de un siglo, hasta ahora.

El nombre científico de esta especie es Furcifer voeltzkowi y pertenece a la familia Chamaeleonidae. Dicho organismo es endémico de Madagascar y fue descrito por primera vez en el año 1893. Sin embargo, en 1905 se le vio por última vez y desapareció durante más de un siglo. Sigue leyendo y conoce la historia del camaleón voeltzkowi.

Una especia muy desconocida

Durante 1893, el zoólogo alemán Oskar Boettger realizó la descripción de varios reptiles de la colección del museo Senckenberg de historia natural. Entre ellos se encontraba un bello camaleón verde con un cuerno parecido al del camaleón de Madagascar (Furcifer labordi). Esta nueva especie se denominó camaleón de voeltzkowi en honor a su recolector, Alfred Voeltzkow.

En este punto, lo único que se conocía de este nuevo organismo era su apariencia y que era endémico del oeste de Madagascar. Sin embargo, entre 1903 y 1905 el mismo naturalista Alfred Voeltzkow llevó a cabo una expedición al África oriental y se encontró de nuevo con el camaleón, lo que le dio la oportunidad de describirlo mejor.

A pesar de ello, esta sería la última vez que el mundo sabría de este organismo en décadas.

En búsqueda de las especies pérdidas

Poco más de un siglo después, la organización sin fines de lucro Global Wildlife Conservation elaboró una lista con las 25 especies desaparecidas más buscadas del año 2017. Esto tenía como objetivo movilizar a los expertos para encontrar a diversos organismos o confirmar su extinción. Ejemplares como la salamandra de jackson, el ciervo ratón de Vietnam y la abeja gigante de Wallace fueron los primeros en ser redescubiertos.

El camaleón voeltzkowi ocupaba el sexto lugar en dicha lista, por lo que se prepararon nuevas expediciones para salir en la búsqueda de esta y otras especies de reptiles. Con esto, los expertos esperaban poder desentrañar todas las incógnitas que aún quedaban por descubrir de estos animales.

Expedición al noroeste de Madagascar

De manera afortunada, todos los preparativos para la incursión se finalizaron en marzo de 2018, lo que dio inicio al viaje de dos semanas que llevó al redescubrimiento de esta especie. Esta expedición fue encabezada por Frank Glaw, jefe del departamento de vertebrados en la Colección estatal zoológica de Múnich.

A pesar de que el grupo estaba formado por expertos en la materia, los primeros días de la incursión fueron infructuosos. No obstante, y casi al finalizar su viaje, los aventureros se encontraron de nuevo con el hermoso camaleón de voeltzkowi. Esto no solo marcaría el regreso de una especie que se creía extinta, sino que también permitiría conocer más sobre la biología del animal.

En abril de 2018 se redescubrió a este increíble camaleón después de 113 años sin ser visto. Además, se observó por primera vez a las hembras de esta especie, las cuales exhiben características hermosas que se desconocían por falta de datos.

Hembras nunca antes vistas

El camaleón voeltzkowi fue descrito por primera vez mediante la observación de ejemplares machos. Por esta razón, se consideraba que las hembras no exhibían ninguna diferencia significativa con respecto a ellos. Sin embargo, al momento de ser redescubierto los investigadores se dieron cuenta de que estaban equivocados.

La hembra de esta especie es capaz de lucir una combinación de colores brillantes con tonos morados, naranjas, rojos, verdes, blancos y negros. Dichos patrones cambian según el humor del ejemplar, pero cuando se estresa es capaz de alterar su coloración de manera drástica.

Estas tonalidades vistosas solo se observan en las hembras que ya han copulado y tienen huevos en su interior. Por esta razón, el mecanismo parece servir como un indicador visual para los machos, gracias al que identifican a las hembras que aún no se han apareado.

¿Por qué no se había vuelto a ver?

Esta especie perdida se encuentra relacionada con el camaleón de Madagascar. Este último organismo es muy famoso por tener la esperanza de vida más corta que existe entre los camaleones (4 o 5 meses), lo que implica que existe una alta probabilidad de que este ejemplar y el camaleón de voeltzkowi compartan el mismo ciclo de vida.

En otras palabras, lo más probable es que el camaleón voeltzkowi viva solo unos meses antes de desaparecer de su hábitat. Por lo tanto, es imposible encontrar a este animal durante ciertas épocas del año. No obstante, y gracias a la expedición ideada para redescubrirlo, se logró identificar que los meses más propicios para localizar al reptil son marzo y abril.

La historia de este camaleón es una buena señal para los conservacionistas, pues permite conocer mejor las bondades de la naturaleza. Sin embargo, otras especies que se encuentran en la misma situación no tienen esta suerte. A pesar de las malas noticias, y gracias al trabajo que realizan diversas organizaciones, los animales “perdidos” aún tienen una oportunidad para salvarse de la extinción.

Te podría interesar...
Salamandra de jackson: redescubierta en Guatemala después de 42 años
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Salamandra de jackson: redescubierta en Guatemala después de 42 años

La salamandra de jackson es una especie descubierta en 1975, pero que no se había vuelto a encontrar hasta ahora. Conoce toda la historia aquí.



  • Voeltzkow, Alfred (1913). Reise in Ostafrika in den Jahren 1903-1905. Bild 3 Heft 4-5. Stuttgart. p. 306.
  • Boettger, O. 1913. Reptilien und Amphibien von Madagascar, den Inseln und dem Festland Ostafrikas. Pp. 269-375. In: Voeltzkow, A. Reise in Ostafrika in den Jahren 1903-1905. Wissenschaftliche Ergebnisse. Vol. 3. Systematische Arbeiten. Schweizerbart’ sche Verlagsbuchhandlung, Nägele und Sproesser, Stuttgart.
  • Glaw, F., Prötzel, D., Eckhardt, F., Raharinoro, N. A., Ravelojaona, R. N., Glaw, T., Glaw, K., Forster, J. & Vences, M. (2020). Rediscovery, conservation status and genetic relationships of the Malagasy chameleon Furcifer voeltzkowi. SALAMANDRA, 56(4), 342-354.
  • Sentis, M., Chang, Y., Scherz, M. D., PrÖtzel, D., & Glaw, F. (2018). Rising from the ashes: resurrection of the Malagasy chameleons Furcifer monoceras and F. voeltzkowi (Squamata: Chamaeleonidae), based on micro-CT scans and external morphology. Zootaxa, 4483(3), 549-566.
  • Eckhardt, F. (2020). A Short Story: Senescence in an Annual Reptile, Labord's Chameleon (Furcifer Labordi) (Doctoral dissertation, Georg-August-Universität Göttingen).