¿Es bueno el hielo para perros?

El hielo es un estado sólido del agua que, en muchas ocasiones, es usado por las personas para sentirse más frescas. Aquí comentamos el uso de este elemento en perros.
¿Es bueno el hielo para perros?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 13 agosto, 2021.

Escrito por Maria Jose Restrepo Gallardo, 13 agosto, 2021

Última actualización: 13 agosto, 2021

En días muy calurosos, el hielo parece ser la opción perfecta para intentar hacer más llevadero el clima. Por eso, las personas lo usan en bebidas y a veces prefieren masticarlo para tratar de refrescarse. Incluso, algunos se cuestionan si también puede ser una buena opción para ofrecérselo a sus mascotas. Pero, en el caso de los perros, ¿es conveniente darles hielo?

Es importante saber cómo mantener a tu animal de compañía fresco, tranquilo y feliz en temporadas de mucho calor, por lo que está bien cuestionarse si está permitido darle hielo. Debido a esto, en este artículo sabrás si el agua en estado sólido perjudica o no al can.

¿Es bueno el hielo para perros?

De acuerdo a la Revista Veterinaria Argentina, un golpe de calor puede ocasionar daños y mal procesamiento de los procesos fisiológicos, lo cual podría tener efectos temporales o irreversibles en el animal. Por lo tanto, es fundamental evitar a toda costa que tu perro pase por dicha situación. Para ello, es necesario evaluar qué opciones pueden emplearse para mantener fresco al can, incluyendo el hielo.

Antes que nada, siempre es importante informarse y consultar con un veterinario cuando quieres dar algo nuevo a tu perro y tienes dudas sobre si lo que ingiere realmente le hace bien. De este modo, evitarás afectar la salud de tu animal de compañía.

Según el American Kennel Club, el hielo no tiene efectos negativos en las mascotas, ya que solo se trata de agua congelada. Sin embargo, aunque no es peligroso para los perros, sí deben tenerse en cuenta una serie de recomendaciones respecto al tema. Por ejemplo, darle hielo a tu can no es algo que deba hacerse de forma repetitiva. 

Un cubo de hielo sobre un fondo blanco.

¿Cómo usar el hielo para enfriar a mi perro?

El hielo puede ser usado para ayudar a mantener una buena temperatura en tu perro, sobre todo durante épocas como el verano. De todas formas, tal y como se mencionó anteriormente, debes dárselo a tu mascota con ciertas precauciones.

Puedes agregar algunos cubos pequeños de hielo al agua de tu perro, ya que esto hará que la ingesta de este líquido sea aún más refrescante para el animal. Además, otra opción es mezclar hielo con frutas que sean buenas para el organismo del can y así crear una especie de “paleta” que pueda disfrutar.

No obstante, lo más importante a tener en cuenta es que nunca debes dar hielo de forma directa a tu cánido, ya que la superficie congelada podría ocasionar daños en su lengua. Por ello, pasa siempre el cubo de hielo por agua para quitarle la capa helada.

Hielo para perros con golpe de calor

Por otra parte, cabe aclarar que el hielo puede ayudar a enfriar a tu perro en días calurosos, pero no debes darlo a la mascota cuando esté muy caliente o pase por golpes de calor. Lo anterior sería muy peligroso, porque el agua fría o el hielo podrían ocasionar una constricción de los vasos sanguíneos en el cuerpo del animal.

Asimismo, la administración directa de hielo ante un ataque de calor podría causar un desajuste térmico inmediato en el can.

Lo más conveniente es conseguir que la temperatura del animal se vaya estabilizando poco a poco. Esto podrás conseguirlo mojando al can con agua a temperatura ambiente en su vientre y espalda, nunca en la cabeza. Luego, procura acudir a un veterinario para evaluar si el golpe de calor ocasionó daños internos en tu amigo.

¿Cómo evitar accidentes al dar hielo a mi perro?

Recuerda: aunque el hielo no representa un peligro para los perros, la forma en que se lo das a tu mascota sí puede influir en el bienestar de la misma. Por eso, no permitas que tu can ingiera hielo sin antes haberlo pasado por agua.

También ten presente que, si le das cubos muy grandes, puedes generar rotura de piezas dentales en el animal. Los dientes del perro correrán peligro al masticar fuertemente los trozos de hielo y es posible que también sufra un desgaste del esmalte dental a largo plazo.

De igual forma, si tu perro no alcanza a masticar la pieza de hielo o tiene demasiada sed, la ingesta de este podría provocar que tu mascota se atragante o se ahogue. Por esta razón, procura siempre ofrecerle cubos muy pequeños o raspados para evitar cualquier accidente.

Consejos finales

La hidratación es fundamental en la vida de un perro, no solo cuando se encuentra expuesto a temperaturas calurosas. Por eso, el agua es vital para los canes y no tiene que estar helada para que les agrade ingerirla: con que sea fresca y limpia basta. Sin embargo, agregar cubos pequeños de hielo al agua, de vez en cuando, puede ser una forma de refrescar y hacer feliz a tu mascota.

En promedio, los perros necesitan 2 veces y media más de agua de lo que consumen de sustancia seca y un poco más de lo normal en medio del verano. Por lo tanto, el hielo para perros solo puede servir de complemento en el intento de mantener su temperatura corporal constante. En este sentido, la práctica de dar hielo a tu perro no debe volverse costumbre, puesto que en exceso puede ser perjudicial.

Un perro tumbado en el hielo.

Por último, no olvides que, pese a parecer la mejor opción en medio de un golpe de calor, tu perro no deber ingerir hielo en absoluto. Si no logras controlar la temperatura de tu amigo, acude en busca de ayuda de un profesional, quien sabrá la forma correcta de tratarlo.

Te podría interesar...
Conoce el efecto del hielo en los perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Conoce el efecto del hielo en los perros

Durante las épocas de calor, es común que los dueños quieran ayudar a sus perros a bajar su temperatura. ¿Conoces los efectos del hielo en los perr...