Bergamasco, raza de perro de los Alpes Italianos

Se trata de un can muy inteligente, activo, observador, paciente, tolerante, atento y cariñoso; este 'rastafari' es ideal, entonces, para convivir con niños y otras mascotas, y además destaca por tener una salud de hierro

No hace mucho te hablamos de los perros rastafari, y el Bergamasco era uno de ellos. Es una raza tan peculiar que hemos creído que merece su propio artículo. Este perro de los Alpes italianos tiene una apariencia y personalidad muy peculiares. ¿Te quedas con nosotros para conocerlo?

Bergamasco, todo lo que hay que saber sobre él

Historia y origen del Bergamasco

Como hemos dicho antes, se origina de los Alpes italianos y ha sido durante años usado como perro pastor. La idea de usar a canes rastafari como pastores surgió con el objetivo de que lobos y otros depredadores los confundieran con una oveja y, al ir a atacarlos, se llevaran una sorpresa. El frondoso pelaje, además, les protege de mordeduras.

Curiosamente, a diferencia de otras razas, el origen de este perro es desconocido. No hay documentos que hablen de él, ni tampoco constancia alguna de cuántos años puede hacer que esta raza existe.

Aun así, quizá por su apariencia, quizá por su simpatía (característica de los italianos), este perro se ha extendido por toda Europa e incluso se conoce la existencia de algunos ejemplares en América.

Características físicas

Así, a simple vista, es obvio que debemos destacar su pelo. Es uno de los perros rastafari más característicos, aunque muchos lo confunden con el komondor, otro can rastafari de origen húngaro. Su pelo de rastas es algo natural que le nace y le crece así cuando se le corta, o cuando se le peina.

Perro de raza Bergamasco: comportamiento

Su textura es áspera, y se aceptan los tonos grises, con manchas de este mismo color y, en ocasiones, el tono isabela y el color rojizo claro. El negro, si este es puro y opaco, podría ser también aceptado. Bajo ningún concepto se aceptará el tono blanco, sea unicolor o combinado con otro tono.

Su altura oscila entre los 60 centímetros en los machos y 56 centímetros en las hembras. El peso del macho es de 32 a 38 kilogramos y en las hembras entre 26 y 32 kilos. A pesar de su tamaño, son muchos los que lo consideran un perro mediano. Quizá por el peso, que aunque aparenta tener más, en realidad es su pelo lo que abulta.

Su pelo es abundante en todo el cuerpo, incluidas las orejas y las patas. No hay ninguna parte de este que tenga menos pelo. Presenta una forma armónica, con un pecho profundo y una apariencia fuerte.

La longitud de su hocico es igual a la dimensión de su cráneo. Esto hace que su cabeza tenga la apariencia de grande, aunque queda bien proporcionada con el resto de su cuerpo.

Carácter y temperamento del Bergamasco

Como casi todos los perros que han sido usados para pastores, el Bergamasco también es un can inteligente, muy observador, paciente y atento. Son polifacéticos, y las cualidades antes mencionadas, unidas a esta, lo hacen ideal como compañero de los más pequeños de la casa.

Perro de raza Bergamasco: cuidados

Además, es un animal muy cariñoso y tolerante, por lo que se dejará hacer de todo por los niños. No obstante, a pesar de su carácter afable, son perros que deben ser socializados desde cachorros para evitar conductas de macho alpha. De este modo, tendrás un perro amigable con todos, sean niños, perros o adultos.

Salud y cuidados especiales

Una de las principales necesidades que tendrás que suplir de esta raza es el ejercicio. Es un animal muy activo que tiene que quemar adrenalina, y fortalecer sus huesos y músculos. Pasear e incluso correr a diario debe formar parte de su rutina diaria.

Aunque su pelo tiene rastas, eso no significa que no deba lavarse. Lo que no debe hacerse es peinarlo. Solo aplica un champú de calidad y un buen suavizante para evitar que los mechones se enreden entre sí, y para aportar brillo y apariencia de limpieza al pelo.

Por lo demás, el Bergamasco es un perro fuerte que no necesita muchos cuidados, aunque sí te recomendamos hurgar en su pelo para descubrir parásitos o pulgas que podrían esconderse entre su melena.

Si quieres un perro cariñoso y leal que cuide de los tuyos, posiblemente el Bergamasco sea la mascota que estás buscando.

Te puede gustar