5 consejos para controlar a un perro hiperactivo

Alba Muñiz · 9 mayo, 2016

A un perro hiperactivo es obvio que le sobra energía. Por eso, antes de calificarlo como destructivo, desordenado o desobediente, hay que buscar la forma de encauzar de la manera más adecuada todo ese brío. Así que mejor sigue leyendo este artículo antes de que alguien lo diagnostique como enfermo e intente medicarlo para enmascarar el tema, como algunos padres aceptan que hagan con sus hijos hiperquinéticos.

Causas de la hiperactividad en los canes

Si bien cualquier perro puede ser hiperactivo, hay algunas razas particularmente dotadas de grandes dosis de energía. El tema pasa por su metabolismo. Por eso son animales que fueron utilizados para actividades como:

beagle

  • Pastoreo de ovejas
  • Seguimiento de carruajes
  • Caza
  • Rastreo
  • Tiro de trineos

Ahora imagínate a uno de estos peludos pasando buena parte del día solo, en un pequeño apartamento y esperando con ansias la hora del paseo y del juego. ¿No tiene cierta lógica que busque canalizar su energía con lo primero que se le ponga a tiro, se trate de un zapato o de un sillón?

Por eso es importante que antes de decidirte a incorporar un perro a tu familia, elijas uno al que literalmente puedas seguirle el ritmo. Esto te evitará sorpresas desagradables y que pasen por tu cabeza opciones como regalarlo o, en el peor de los casos, abandonarlo.

Si tienes un perro hiperactivo, debes buscar las alternativas para que pueda canalizar su energía desbordante. Te contamos algunas opciones.

Razas de perros con más energía

La responsabilidad es la regla de oro cuando adoptamos o adquirimos una mascota. Por eso, para bien nuestro y del animalito, debemos elegir, además de con el corazón, pensando en las disponibilidades de tiempo, espacio y en el nivel de actividad física que puedas o quieras desplegar junto al peludo.

Ten en cuenta entonces que entre las razas de perro que tienen más energía, destacan:

  • Dálmatas
  • Beagles
  • Cockers
  • Border Collies
  • Jack Russells
  • Bóxers
  • Retrievers

Debemos señalar también que cuestiones como el clima, algunas enfermedades y los niveles nutricionales pueden incidir en la hiperactividad de un perro. Así que consulta a un veterinario que merezca confianza para que te despeje todas las dudas sobre el tema.

Qué hacer si tienes un perro hiperactivo

Ahora bien, si un perro hiperactivo ya forma parte de tu vida, pon manos a la obra para que toda esa energía que tiene para derrochar sea utilizada de la mejor manera posible. Aquí te dejamos algunos consejos:

1-Largas caminatas

Nada de un paseito rápido para que haga sus necesidades y listo. Un extenso recorrido dejará a dueño y a perro relajados, despejados y felices.

2-Juegos y más juegos

Dentro y fuera de la casa, que estimulen su olfato, su inteligencia o simplemente que le resulten tan divertidos como ir a buscar la pelota una y otra vez.

3-Entrénalo para, por ejemplo, competencias de agility

Es un deporte que le permite correr, saltar, escalar, divertirse y, sobre todo, quemar la energía que tanto le sobra.

4-Ejercítate junto a tu perro

Sal a correr. O llévalo a algún parque donde pueda andar libremente e interactuar con sus congéneres.

5-Muchos juguetes

Las opciones son diversas y puedes comprarlos o hacerlos tú. Lo mantendrán entretenido y ocupado.

La culpa no es del peludo, ayúdalo a canalizar su energía desbordante

paseos con tu perro

Si careces de tiempo o fuerzas para acompañar a tu perro en algunas de las actividades para que gaste su energía, pide ayuda a familiares o amigos. Si tu presupuesto te lo permite, contrata un buen paseador o apúntalo es una escuela donde lo entrenen en distintas competencias deportivas para canes.

Lo cierto es que un peludo que no puede canalizar debidamente la energía que lo desborda, se aburre. Si no le brindas el estímulo necesario, comenzarán los problemas de conducta.

Pero recuerda que no es su culpa. Así que si en el mundo actual ya no tira de un trineo o no cuida rebaños, búscale actividades alternativas porque su energía sigue allí, intacta.