Aspectos legales de campamentos con perros y niños

16 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
Está demostrada la conveniencia de convivir con animales, sobre todo para el caso de los niños; los campamentos con perros y niños son una excelente opción, son precisas algunas pautas de comportamiento

Los campamentos con perros y niños empiezan a posicionarse como una tendencia en España, gracias a los numerosos beneficios que la convivencia con animales ofrece al desarrollo físico, cognitivo y emocional de los más pequeños.

Para disfrutar de las actividades, es importante tener en consideración algunos aspectos prácticos y legales a la hora de disfrutar de la naturaleza en familia o de decidir enviar a los niños a aventuras de acampadas con sus mejores amigos.

Algunos aspectos legales relevantes para enviar a los niños de campamento

Las acampadas son una excelente manera de permitir que los niños vayan habituándose a tener mayor autonomía y aprendan nuevas habilidades. Además, en una época tan urbanizada y digitalizada, estas excursiones son algunas de las escasas oportunidades de entrar en contacto con los animales y la naturaleza e incentivar la práctica de actividades al aire libre.

No obstante, todos los padres deberían conocer algunos aspectos legales básicos para tener la tranquilidad de enviar a sus niños a un campamento seguro. En primer lugar, será fundamental asegurarnos de que el establecimiento o la compañía organizadora cumplen con los requisitos esenciales de higiene y seguridad, tales como:

  • Comprobar que sus monitores estén debidamente capacitados para el ejercicio de sus funciones en el campamento. Si lo consideran necesario, los padres pueden solicitar la titulación de los monitores.
  • Acreditar que sus instalaciones han sido sometidas y aprobadas en las revisiones oficiales, y que están al día con los controles de sanidad.
  • Comunicar con anticipación a los padres acerca de las actividades que serán realizadas durante el campamento, que deberán estar adaptadas y limitadas por la edad de los niños.
  • En caso de realizar excursiones y actividades en el exterior del centro o establecimiento, los padres deben ser informados con anticipación sobre el trayecto. No se permite a los monitores improvisar o tomar rutas desconocidas.

Fichas para actividades acuáticas y seguro

  • Para la práctica de actividades recreativas o deportes acuáticos, el centro o la compañía organizadora del campamento debería solicitar que los padres rellenen con anticipación una ficha para informar si sus hijos saben o no nadar y si están o no autorizados a participar de dichas actividades.
  • Contar con un seguro de responsabilidad civil y un seguro en caso de accidentes que cubra las eventuales necesidades médicas del niño.
  • Proveer los medios de contacto necesarios para facilitar el contacto de los padres y responsables de los niños. No se permite a las compañías o centros negar u omitir información a los responsables.
Perros en una tienda de campaña

Campamentos con perros y niños: cuestiones prácticas y legales

Aunque hayan experimentado un largo proceso de domesticación, los perros aún conservan ciertos comportamientos instintivos, como la caza o el pastoreo, que suelen incrementarse cuando el animal se encuentra en un medio natural. Además, al ser animales muy curiosos, los canes siempre tenderán a querer explorar libremente los nuevos estímulos que un entorno les ofrece.

Por ello, los campamentos con perros y niños significan una doble responsabilidad, tanto para los padres como para los responsables del centro o la compañía organizadora. Por su parte, el establecimiento deberá demontrar que cuenta con la infraestructura y los recursos humanos necesarios para realizar este tipo de actividad paa garantizar la seguridad de humanos y perros.

La preparación y adiestramiento adecuados del perro

Los tutores y padres serán los responsables de preparar previamente a los perros y a los niños para comportarse correctamente en una acampada. Para ser bastante objetivos, lo ideal es que todo can sea socializado; también que el animal aprenda las órdenes básicas de obediencia antes de participar de los campamentos para perros y niños.

Perros sueltos en el campo

Además, es importante que el perro tenga la oportunidad de adaptarse progresivamente a la permanencia en los campos o zonas rurales, en especial si vive en un entorno urbano. Y si pretendemos dejar al perro suelto durante el campamento, será esencial enseñarlo a acudir a la llamada prontamente y a caminar correctamente sin la correa.

Igualmente, recomendamos consultar las normativas vigentes en cada municipio sobre la permanencia de perros sueltos en zonas rurales.  De esta manera, es posible evitar sanciones económicas que, según la Ley de Caza, podrían llegar a 300 euros.

Estas elevadas sanciones se producen si el can tiene conductas inapropiadas, como perseguir animales, molestar a los perros pastores o generar daños y perjuicios a los demás individuos.

  • Fanneth Flórez Fernández. La influencia positiva de los animales en los niños. 2008. Extraído de: http://biblioteca.usbbog.edu.co:8080/Biblioteca/BDigital/42081.pdf
  • Revista colombiana de ciencias pecuarias. 2007. La influencia de las mascotas en la vida humana. Extraído de: http://www.scielo.org.co/pdf/rccp/v20n3/v20n3a16.pdf