La artritis en el labrador retriever

Algunos tipos de artritis hereditaria pueden solventarse quirúrgicamente
La artritis en el labrador retriever
Paloma de los Milagros

Escrito y verificado por la bióloga Paloma de los Milagros el 30 octubre, 2019.

Última actualización: 30 octubre, 2019

Existen patologías asociadas a ciertas razas de perros, como es el caso de la artritis en el labrador retriever. La corpulencia de estos animales es uno de los factores desencadenantes de la afección, pero también inciden otros más fácilmente controlables para prevenir o mitigar la enfermedad.

De forma general, el término clínico artritis hace referencia a la inflamación de las articulaciones. Esta patología puede afectar al ser humano y a algunos animales; el tamaño, el peso, la edad o la genética son los principales factores de riesgo.

La artritis en el labrador retriever es una de las enfermedades con mayor incidencia. Este hecho se debe fundamentalmente a su gran tamaño, por lo que el pastor alemán, el San Bernardo, el mastín o el gran danés también son propensos a padecerla.

Tipos de artritis canina

Los cuatro tipos de artritis más recurrentes en perros están, en parte, relacionados con el tipo de factor desencadenante. Así, además de las causas anteriormente mencionadas, los golpes, las infecciones, las alteraciones del sistema inmune o los problemas metabólicos pueden motivar su aparición.

Las principales variantes de la enfermedad son:

  • Osteoartritis o enfermedad articular degenerativa. Consiste en el deterioro progresivo del cartílago que rodea las articulaciones. Está asociada a la edad o al exceso de peso.
Labrador retriever con sobrepeso

  • Diplasia de cadera. Enfermedad genética que deriva en una malformación de la articulación de la cadera, de forma que se produce una desalineación de esta. Esta conformación propicia el deterioro gradual del cartílago y la inflamación crónica de la articulación asociada.
  • Diplasia de codo. Al igual que en el caso anterior, esta patología se debe al mal desarrollo de la articulación del codo. Se cree que es hereditaria y, además del típico deterioro del cartílago, puede llegar incluso a astillar huesos en situaciones de máximo desgaste. La mayoría de las veces, los casos de artritis en el labrador retriever se corresponden a esta variedad, pues es típica de razas corpulentas.
  • Diplasia de rodilla. Esta variedad también se debe a una malformación en la articulación de la rodilla; sin embargo, suele afectar a los perros pequeños. La terminología clínica la designa como ‘rodilla luxante’.

Tratamiento y prevención de la artritis en el labrador retriever

Una vez diagnosticada la enfermedad, en función del estado y el tipo de artritis, se propondrán los siguientes tratamientos:

  • Medicamentos antiinflamatorios que ayuden a paliar el dolor.
  • Planificación dietética en casos de sobrepeso o trastornos metabólicos.
  • Suplementos orientados a la regeneración del cartílago.
  • Cirugías que ayuden a corregir las malformaciones hereditarias (diplasias).
Entrenamiento del labrador

A pesar de que muchas veces la artritis en el labrador retriever aparece de forma natural debido a la constitución del animal, existen ciertas medidas preventivas. Estas no solo evitarán o reducirán la aparición de la afección, sino que mitigarán la severidad de los posibles síntomas.

  • Practicar ejercicios de bajo impacto. Una vida activa es recomendable para la salud física y mental del animal, además de ayudar a controlar el peso de la mascota. Sin embargo, aquellas razas con tendencia a contraer la enfermedad deben poner especial atención al esfuerzo que sufren sus articulaciones. Practicar largos paseos es preferible a carreras rápidas o que impliquen saltos de gran intensidad.
  • Mantener el peso. Las razas grandes son más susceptibles a la obesidad, por lo que controlar la cantidad de ingestas y elegir el tipo de pienso más adecuado es esencial.
  • Hacer revisiones veterinarias frecuentes.
  • Tomar suplementos para el cartílago, realizar masajes o tratamientos alternativos de acupuntura o acudir a fisioterapia puede fortalecer la salud del animal.

La artritis en el labrador retriever es una de las patologías más recurrentes de la raza. Sin embargo, gracias a los tratamientos preventivos suele aparecer en las etapas más tardías de la vida; pueden controlarse eficazmente gracias a la colaboración entre dueños y veterinarios.

Te podría interesar...
Temblores en los perros: ¿a qué se deben?
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Temblores en los perros: ¿a qué se deben?

Los temblores en los perros pueden deberse a múltiples factores, ya sean patológicos o como respuesta ante un estímulo externo.