Animales invertebrados: conoce la información básica

Yamila · 22 noviembre, 2017
Aparte de que conforman la mayor parte de las especies del planeta, estos seres vivos sin columna vertebral están presentes en infinidad de ecosistemas distintos; incluso pueden cambiar de apariencia si en su ciclo de vida está incluida la metamorfosis

Los animales invertebrados son todos aquellos que carecen de columna vertebral; aunque no lo creas, estos comprenden el 95 % de las especies que habitan el planeta. Puedes conocer la información básica sobre ellos en el siguiente artículo.

Características de los animales invertebrados

Como su propio nombre lo indica, los animales invertebrados no poseen vértebras, pero además tienen otra característica interesante: suelen ser de pequeño tamaño. Algunos poseen esqueleto externo (exoesqueleto) y otros cuentan con caparazones, conchas o cubiertas de sustancia dura para proteger los órganos internos.

Los invertebrados viven en todos los ambientes, si bien son más ‘populares’ en los mares. Incluso a día de hoy se siguen investigando y descubriendo nuevas especies con esta condición: hasta el momento hay registradas 990 000.

Por su parte, merece la pena destacar que a lo largo de su vida experimentan una metamorfosis que les permite cambiar de forma o de coraza. Además, muchos invertebrados tienen funciones muy importantes dentro del ecosistema, como por ejemplo las abejas que polinizan las flores.

¿Qué animales son invertebrados?

Dentro de este gran grupo de seres vivos hallamos a los artrópodos, moluscos, equinodermos, nematodos y anélidos, entre otros. Algunos ejemplos de animales invertebrados son:

1. Mosca doméstica

Este invertebrado habita en todos los climas de la tierra, mide hasta ocho milímetros de longitud y en estado salvaje puede vivir 15 días. Las moscas hembras ponen cerca de 8 000 huevos blancos, que nacen al siguiente día en forma de larvas para luego convertirse en pupas, y al terminar la metamorfosis tienen la capacidad de volar.

Animales invertebrados: mosca doméstica

En cuanto a su fisonomía, este insecto tiene un tórax de color gris, líneas oscuras en el dorso del cuerpo y el abdomen puede ser anaranjado o amarillo, aunque ocasionalmente es transparente en los laterales. Todo el cuerpo está compuesto de vellos y lo más destacado de su anatomía son sus grandes ojos de color rojo.

2. Medusa

También llamada ‘agua viva’ o ‘lágrima de mar’, la medusa es muy famosa por poseer un cuerpo gelatinoso en forma de campana con largos tentáculos, el cual le sirve para para poder desplazarse por el agua con una técnica curiosa: contrae su cuerpo, toma agua y la expulsa.

Este invertebrado se reproduce de forma asexual. Es decir, que lanza al agua los gametos –óvulos y espermatozoides– y allí es donde se produce la fecundación sin la intervención de los padres.

3. Escarabajo ‘rinoceronte’

Pertenece al orden de los insectos coleópteros, junto a las hormigas, las avispas y los mosquitos. Debe su nombre de ‘rinoceronte’ debido a que los machos tienen grandes cuernos, los cuales les permiten luchar con otros por territorio, comida o hembras.

Animales invertebrados: escarabajo rinoceronte

Los escarabajos son más activos durante la noche, se alimentan de frutos podridos y pueden vivir en regiones tropicales y no tropicales. Las larvas permanecen en ese mismo estado durante un periodo de uno a tres años, y luego se convierten en adultos para vivir solo unas semanas.

4. Abeja

Al igual que las hormigas, las abejas han evolucionado de las avispas, y viven en todos los continentes a excepción de la Antártida. Una de las principales características de este animal invertebrado es que su cuerpo se ha adaptado para recolectar polen y néctar de las flores, de los cuales se alimenta.

Además, es llamativo el carácter social de las abejas: viven en colonias de miles de individuos donde cada uno tiene una tarea específica. La abeja reina es la única hembra capaz de procrear, los machos o zánganos se encargan de fecundarla, mientras que las obreras hacen todo el ‘trabajo duro’: buscar alimento, cuidar de las larvas, proteger la colmena, etc.

5. Erizo de mar

Los equinoideos viven en los fondos marinos de hasta 2 500 metros de profundidad y se caracterizan por no tener brazos, aunque sí espinas, además de poseer un esqueleto externo que les permite raspar algas o despedazar alimentos de todo tipo; y es que que pueden ser herbívoros, detritívoros y también depredadores.

Animales invertebrados: erizo de mar

6. Piojo

Este insecto sin alas, parásito de mamíferos y aves, es otro de los tantos animales invertebrados que existen. Los piojos, al igual que las pulgas, se alojan en determinados lugares del cuerpo, donde hay pelos o plumas, para poder alimentarse de la sangre de su huésped y también para depositar sus huevos, llamados liendres.