Algunas enfermedades de la serpiente

Francisco María García · 1 junio, 2018
Además de patologías, hay una serie de dolencias que pueden ser síntomas de otras; estas son la presencia de parásitos, quemaduras o la muda incompleta

En los últimos años ha aumentado el interés de muchas personas por tener una serpiente como mascota. Es importante reconocer que estos reptiles necesitan cuidados específicos para desarrollarse de forma saludable.

Los parásitos: una amenaza para el bienestar de las serpientes

Igual que ocurre con perros y gatos, las serpientes también pueden verse afectadas por parásitos externos, principalmente por ácaros y garrapatas. Estas últimas no suelen representar un peligro en sí mismas si su presencia es combatida rápidamente.

En el caso de los ácaros, pueden traer problemas de salud severos para las serpientes. Al alojarse en su piel y succionar su sangre, tienen el riesgo de déficits nutricionales, anemia y debilitamiento, reacciones alérgicas e incluso comprometer su sistema respiratorio. En infecciones más graves, los ácaros también pueden conllevar la ceguera parcial o total.

Situaciones de mayor riesgo

El riesgo de desarrollar afecciones asociadas a los ectoparásitos es mayor en los animales jóvenes o inmunodeficientes. Los primeros días de una serpiente en el hogar suelen ser particularmente críticos, por lo cual se requiere una especial vigilancia.

Es necesario recordar la importancia de realizar desparasitaciones periódicas en las serpientes domésticas. Además, las visitas a un veterinario especializado son importantes para controlar su estado de salud y prevenir cualquier patología.

¡Cuidado con las quemaduras!

La característica piel de las serpientes, además de su incomparable belleza, muestra cierta sensibilidad a los rayos solares. Aunque les encante el calor, la exposición excesiva a la luz solar o artificial resulta perjudicial para la salud de estos reptiles.

Como las serpientes tienen cierta dificultad de percibir cuando su piel se está quemando, son los propietarios quienes deben prevenir las quemaduras. Por ello, hay que prestar mucha atención en el momento de ubicar el terrario de una serpiente domestica y controlar la intensidad de la iluminación artificial.

Las 3 enfermedades de la serpiente más habituales

Igual sucede en las otras especies, las serpientes tienen mayor predisposición a desarrollar ciertas patologías o trastornos. Para ayudarte a estar pendiente de la salud de tu mascota, resumimos las tres principales enfermedades de la serpiente, sus posibles causas y síntomas.

Muda incompleta (disecdisis)

La muda incompleta no es exactamente una enfermedad en sí misma. No obstante, aparece como un signo de algún desequilibrio en el organismo de la serpiente. Además, si no es tratada rápidamente, la disecsisis puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de problemas cutáneos y algunas infecciones.

Reptiles: muda de piel de la serpiente

Por lo general, la muda incompleta se debe a algún déficit nutricional generado por una alimentación desequilibrada. Por ello, es importante contar con la orientación de un veterinario experto para elaborar una dieta que supla todos los requerimientos nutricionales de las serpientes.

En otras ocasiones, la disecdisis puede revelar una infección subayacente, que deberá ser tratada para preservar la salud de la serpiente. Y otra causa posible para la muda incompleta es una infestación por ectoparásitos.

Enfermedades respiratorias

Como hemos visto, la parasitación por ácaros es una de las posibles causas de afecciones respiratorias en las serpientes. Pero tampoco es la única; el sistema respiratorio de estos reptiles puede verse afectado principalmente por problemas de humedad en su entorno.

Generalmente, el síntoma más evidente de una enfermedad respiratoria sucede cuando la serpiente empieza a respirar con la boca abierta. Y, en consecuencia, emite un silbido que no debería estar presente en los animales saludables. Si tu serpiente hace este silbido al respirar, es esencial consultar a un veterinario especializado.

Estomatitis infecciosa (Boca Rot)

La estomatitis en las serpientes, más conocida como Boca Rot, es un proceso infeccioso provocado de origen bacteriano. Se inicia con la inflamación del revestimiento de la boca que conlleva al cúmulo de pus entre los dientes. Poco a poco, la infección se expande, afecta al hueso subyacente y la serpiente pude sufrir la pérdida de dientes.

Tipos de serpientes

Sus primeros síntomas suelen ser la salivación excesiva y la formación de burbujas de saliva en la boca de la serpiente. También pueden ser observados pequeños sangrados puntuales en la región alrededor de la boca. Y con el avance de la enfermedad, aparecen los signos de putrefacción.

El diagnostico temprano es determinante para el éxito del tratamiento para la estomatitis infecciosa. Por ello, al reconocer estos síntomas en tu serpiente, será vital llevarla de inmediato al veterinario.

Blister

La blister es una enfermedad infecciosa poco conocida, pero relativamente común en los reptiles criados en cautiverio. Su síntoma más característico es el enrojecimiento de la porción inferior del cuerpo de la serpiente. Las principales causas de la blister son la higiene deficiente del ambiente y los problemas de humedad.