Qué hacer al presenciar maltrato animal

Laura Huelin · 17 febrero, 2018
Primero diferenciar entre el que sufren mascotas, especies salvajes o de granja, si bien hay que acudir a la Guardia Civil y a las protectoras de animales; en España, desgraciadamente queda mucho por recorrer para que las denuncias efectivas, debido a que comunidades autónomas y ayuntamientos tienen normas que divergen

Todo el mundo sabe que el maltrato animal es una lacra en nuestra sociedad y que todos los seres vivos deben ser tratados con respeto y cariño. Por desgracia, los delitos de maltrato animal siguen ocurriendo y denunciándose. Descubre qué hacer al presenciar maltrato animal.

Las leyes contra el maltrato animal

En España no hay una única ley contra el maltrato animal, como ocurre en otros países. La legislación, las penas y las multas están reguladas por cada Comunidad Autónoma y son muy diferentes, dependiendo de en qué lugar del país se esté. De la misma manera ocurre con los países americanos: cada uno tiene una legislación única.

Sin embargo, aunque las multas y los detalles puedan variar, se entiende de una manera muy parecida el maltrato animal: hacer daño o poner en peligro la salud de animal por acción, como tratos crueles, o por omisión, como abandonarlo o dejarle sin comida o bebida.

La responsabilidad de denunciar el maltrato animal es de quien lo presencia. Sin la colaboración del resto de ciudadanos sensibilizados con este problema, los cuerpos de seguridad no pueden proteger a los animales.

La responsabilidad es de todos: denuncia

El primer paso para poder denunciar es saber a quién acudir al presenciar maltrato animal. En toda España el Seprona, una división de la Guardia Civil, se preocupa de proteger a los animales y las plantas. En caso de necesitar interponer una denuncia formal, has de acudir a este cuerpo.

Animales considerados como bienes muebles

Ya que no hay una única ley que regule el maltrato animal ni su protección, cada Comunidad Autónoma, e incluso cada Ayuntamiento, puede tener sus propios medios de protección. Para descubrir cuáles son los que funcionan en tu zona, puedes preguntar en tu Ayuntamiento.

Además, hay partidos políticos ecologistas o animalistas que pueden ayudarte. Hace unos meses, el Partido Animalísta Contra el Maltrato Animal (PACMA) puso a disposición del público la página web YoDenuncio, que ayuda a redactar las denuncias y responde a muchas de las dudas que tienen los ciudadanos. Este es solo un ejemplo, ya que si te pones en contacto con otros partidos políticos también podrán ayudarte.

Finalmente, no debes olvidarte de las asociaciones protectoras de animales. En ellas trabajan cientos de voluntarios que van a poder informarte y asesorarte. Y en caso de que la denuncia no pueda ser interpuesta, ayudarán a encontrarle una solución al animal maltratado.

Qué tipo de maltrato

A la hora de denunciar, deberíamos diferenciar qué tipo de animal está siendo maltratado, ya que de esto dependerá su futuro.

En el caso de animales domésticos, si la denuncia prospera, lo habitual es que se le retire la custodia a su maltratador y se envíe a la perrera o sea puesto en adopción a través de una protectora. En el caso de animales de granja es más complicado, ya que son grupos numerosos, pero suelen repartirse entre otras explotaciones ganaderas.

Esquilado de ovejas: consejos

Se han dado casos de maltrato a animales salvajes, que normalmente tienen efectos solamente en el maltratador, ya que el animal, en caso de poder seguir viviendo en libertad, vuelve a su hábitat sin más consecuencias.

Las consecuencias de las denuncias

Es importante saber qué va a pasar después de denunciar un caso de maltrato. Es una verdad incómoda que las perreras en España son lugares muy poco transparentes y en muchas Comunidades Autónomas está autorizado el sacrificio dentro de sus instalaciones.

Al presenciar maltrato animal y denunciarlo, puede que sin querer se esté condenando a ese animal a una jaula o al sacrificio si no consigue adopción en un plazo de tiempo muy reducido. Por eso, las asociaciones protectoras piden habitualmente consultar con ellas antes de hacer una denuncia.

Estas asociaciones ponen en relieve que hacer prosperar las denuncias de maltrato animal es muy difícil. Poco a poco van apareciendo sentencias a los maltratadores, pero siguen siendo excepciones. A esto se suma la difícil vida que llevará el animal decomisado.

Criadero ilegal

Por lo tanto, lo que suelen aconsejar estas asociaciones es intentar llegar a un acuerdo con el maltratador de manera extrajudicial. Es decir, conseguir que el maltratador ceda el animal a la asociación o a un particular y así poder ponerlo en adopción y buscarle otra familia.

Responsabilidad personal

Sea cual sea el tipo de denuncia que se quiera interponer al presenciar maltrato animal, no debemos olvidarnos de la responsabilidad personal del denunciante. El maltrato animal es un tema complejo y delicado y para que prospere se necesita de la colaboración de todos los ciudadanos.

Tanto en el caso de encontrarse con un animal abandonado, como conocer una granja en la que los animales viven bajo condiciones de maltrato, es necesaria la implicación personal del denunciante. Sin la consciencia de que esos animales viven mal, que necesitan una solución y la insistencia con las autoridades y las protectoras, las denuncias no saldrán adelante.

El maltrato animal es un problema muy grave en nuestra sociedad. De momento hay pocas condenas o multas y las leyes están empezando a endurecerse y aplicarse. Sin la colaboración cuidadana, de los cuerpos de seguridad competentes y las entidades de protección, no sería posible.