Águila de Harris: los lobos del aire

Eugenio Fernández · 28 febrero, 2018
Esta rapaz es fácil de adiestrar, por lo que se emplea para espantar palomas o gorriones en lugares como aeropuertos; en su entorno salvaje, en contra de lo habitual, estas aves cazan en grupo, pues así arrinconan a sus presas, lo que eleva las posibilidades de tener éxito en la tarea

El águila de Harris, también conocida como busardo mixto o de Harris (Parabuteo unicinctus), es un ave rapaz de tamaño medio, muy conocida por su comportamiento único y su popularidad en la cetrería.

Características del águila de Harris

Esta rapaz de tamaño medio recuerda en algunos aspectos al busardo ratonero-europeo, sin embargo es un ave americana de plumaje marrón oscuro, con tonos blanquecinos, además de unas garras y un pico de color amarillento.

Su hábitat se circunscribe a zonas subdesérticas del sur y centro del continente americano, lo que hace que sus nidos sean compactos y secos, y en muchas ocasiones se sitúen en cáctus; los nidos los realizan las hembras, y producen huevos blanco-azulados con motas.

Este ave tiene un comportamiento de cría muy curioso, y es que no es raro que dos machos atiendan el mismo nido, en contraposición a muchas especies en las que la competencia entre machos lleva incluso a infanticidios.

Las crías salen del huevo al mes, y empiezan a volar a los 50 días. Normalmente, los jóvenes permanecen con sus padres hasta tres años, para luego ayudar a sacar nuevos polluelos adelante. Estos nidos suelen ser bastante depredados por coyotes y otras rapaces de mayor tamaño.

El águila de Harris y su comportamiento único

El águila de Harris es única entre las aves rapaces: mientras que la inmensa mayoría de estos depredadores aéreos son solitarios, el busardo mixto caza en pequeñas bandadas de dos a seis ejemplares. 

Águila de Harris: alimentación

Se cree que la caza en grupo es una adaptación a la escasez de alimento de los climas desérticos en los que habita, pues así aumenta su rango de presas, lo que le permite cazar conejos adultos y otras especies que para una rapaz de su tamaño serían imposibles sin la colaboración.

Estos busardos tienen diversas técnicas, principalmente van avanzando por el territorio y, mientras que unos espantan a las presas, otros la atrapan. Cazar en grupo les permite tender emboscadas o sacar a presas de su escondite, al tener cubiertas otras salidas; en general, el aumento de éxito en la cacería está asegurado.

Relación del águila de Harris con el hombre

Como ya hemos avanzado, su uso en cetrería está muy extendido; a pesar de ello, su historia en esta práctica es relativamente reciente, y se debe principalmente a su facilidad a la hora de ser entrenados.

Águila de Harris: comportamiento

De hecho, estas rapaces son las más utilizadas para espantar gorriones, palomas y otras aves de aeropuertos o lugares públicos; incluso para abatir drones.

Las águilas de Harris son utilizadas para cazar conejos y otros animales, además de que realizan otros espectáculos; por desgracia, al ser el primer ave que se adquiere para ser entrenado, no es raro que lleguen a escaparse y, de hecho, es una de las especies invasoras más comunes en algunos países.

Sin embargo, con la disciplina y conocimientos adecuados, se hace sencillo entrenar a este ave para venir al guante a nuestra señal, e incluso realizar algunos trucos; las capacidades del águila de Harris la convierten en una compañera de vuelos formidable, una hábil cazadora y una gran herramienta embajadora de sus congéneres silvestres.