Adoptar un gato: 9 cosas que debes saber

Antes de adoptar un gato como mascota, hay varios aspectos que se deben tener en cuenta para evitar futuros inconvenientes. Dado que un animal de compañía es una responsabilidad para su propietario, te traemos 9 cosas que debes saber previamente para adoptar un pequeño felino.
Adoptar un gato: 9 cosas que debes saber
Sebastian Ramirez Ocampo

Escrito y verificado por Médico veterinario y zootecnista Sebastian Ramirez Ocampo.

Última actualización: 26 agosto, 2022

Considerado un animal sagrado en la antigua Egipto, la relación entre los gatos y los seres humanos data desde hace más de 7000 años A.C. La principal teoría que explica su domesticación, expone que los primeros gatos africanos se acercaron a las plantaciones de maíz con el objetivo de cazar roedores. Al percatarse de esto, los agricultores de aquella época decidieron adoptar y hacerlos animales de compañía, pues se beneficiaban de aquella situación.

Sin lugar a duda, este magnífico animal que se caracteriza por su gran belleza e inteligencia, es un compañero perfecto para cualquier tipo de hogar. No obstante, es importante tener en cuenta ciertas recomendaciones antes tomar la decisión de adoptar uno o varios felinos.

Cosas que debes saber

De acuerdo con una investigación publicada en la revista “Animals”, muchos gatos adoptados de hogares de refugio son devueltos en un período de 60 días por cuestiones personales del propietario. Por tal motivo, para evitar este tipo de situaciones, te traemos 9 cosas que deberás tener en cuenta a la hora de acoger un pequeño felino en tu casa.

1. Edad del gato

Es importante considerar si queremos un gato cachorro o un adulto, ya que el proceso de adaptación para ambos será diferente. Por un lado, los gatos adultos son animales que ya conocen de la vida y tienen sus costumbres. Por ende, será más fácil para estos adecuarse a las instalaciones de tu casa y el lugar donde hacer sus necesidades.

Sin embargo, algunos querrán salir a la calle siguiendo sus instintos animales en búsqueda de presas o hembras para aparearse. De igual manera, les será un poco más complicado adaptarse a la comida que le ofrezcas, pues seguramente estará acostumbrado a otro tipo de alimentos.

Por otro lado, los cachorros requerirán un tiempo más para aprender las rutinas básicas y familiarizarse con tu estilo de vida. No obstante, esto puede ser una ventaja ya que llevarán y asimilarán tu ritmo y costumbres desde pequeños. De igual manera, será más sencillo acostúmbralos a los alimentos concentrados, pues será la única fuente de alimento conocida por ellos.

2. El sexo del felino

Aunque no existe mucha diferencia en cuanto al carácter, este aspecto deberá tenerse en cuenta si los gatos están castrados o no. Si se decide adoptar una hembra entera, tendremos que saber que entrará en celo y buscará con quien aparearse saliendo a la calle.

De igual manera, durante este período es normal que tenga flujo vaginal sanguinolento. Lo mismo ocurrirá con los machos enteros, por lo que lo ideal sería adoptar animales castrados o someterlos a la cirugía una vez sean nuestros.

adoptar

3. Revisión veterinaria

Independiente de si es un gato joven o adulto, a la hora de adoptarlo siempre será necesario la revisión por parte de un médico veterinario. Gracias a esto, tendremos la tranquilidad de que nuestra futura mascota estará libre de enfermedades y parásitos.

De igual forma, en el caso en que se encuentre alguna patología, esta podrá ser detectada y tratada a tiempo. Finalmente, junto con el profesional iniciaremos o continuaremos con el plan vacunal necesario para conservar el estado óptimo de salud de nuestro pequeño felino y el nuestro.

4. Higiene y mudas de pelo

Aunque existe la creencia popular de que los gatos se asean a sí mismos, será necesario llevarlo regularmente a una peluquería para su respectivo baño y corte de uñas. Por otro lado, estos pequeños felinos tienden a soltar mucho pelo, por lo que será normal encontrar desde tu ropa hasta los sofás de tu casa llenos de su pelaje.

Sin embargo, puedes disponer un área de tu hogar para realizar el cepillado de tu mascota, y así evitar que estos se dispersen por toda la propiedad. Si eres una persona con problemas de alergia, deberás consultar primero con tu médico si es recomendable adoptar un gato como mascota.

5. Un animal cazador

En algunas ocasiones, si tu mascota tiene acceso a la calle, será normal que lleve algunas presas a tu hogar. Desde pequeños pájaros hasta ratones, tu compañero felino te entregará alguno de estos animales como regalo o en señal de agradecimiento.

Si llegara a suceder, no es para alarmarse, pues este comportamiento hace parte de su naturaleza. Para evitarlo, lo mejor es negarles el acceso a exteriores, mediante la adecuación de mallas en puertas y ventanas. De esta manera cuidamos a nuestra mascota y a la fauna silvestre que pueda verse afectada.

6. Enfermedades y bienestar

Como se mencionaba anteriormente, al momento de adoptar un pequeño felino es necesario llevarlo a revisión con un profesional capacitado. No obstante, para asegurarnos de que nuestra mascota conserve su estado de salud, las revisiones al médico veterinario deberán ser regulares. Esto con el objetivo de llevar un control sobre su estado corporal interno y externo.

Los gatos por lo general suelen vivir entre 12 y 15 años, sin presentar muchas enfermedades graves. Sin embargo, se deberá prestar una especial atención al funcionamiento de sus riñones a medida que avance en edad.

7. Recursos económicos

Adoptar un gato traerá gastos económicos extras a tu hogar. Deberás pensar en conseguir un equipamiento básico que incluye la cama, el comedero, el bebedero, los cepillos, los juguetes, el arenero, la arena para gatos y la comida. De igual manera, se sumarán los gastos de las consultas veterinarias, desparasitaciones y vacunaciones.

Es importante tener esto en cuenta, pues una mascota se convierte en una responsabilidad por la cual debemos responder. Sin embargo, por su compañía y fidelidad valdrá la pena cada centavo que gastemos en ellos.

8. Espacio en la casa

Aunque no son animales grandes, lo ideal es que podamos brindarle a nuestro gato varios espacios del hogar para su esparcimiento. Se deberá tener en cuenta un lugar tranquilo en el cual pueda hacer sus necesidades, así como un espacio en el que se incluyan juguetes o zonas para rascar y limar sus uñas. De lo contrario, podría convertirse en un problema, pues buscará otros objetos como los sofás o las camas para hacerlo.

De acuerdo con un artículo publicado en la revista “New Zealand veterinary Journal”, el problema más común reportado por propietarios de gatos adoptados es el rascado de objetos del hogar.

9. Precauciones en el hogar

Finalmente, si queremos evitar que nuestra mascota se convierta en un gato callejero, deberemos adecuar las salidas de la casa para asegurarnos de que no salga. Esto lo podremos lograr instalando mallas tanto en las puertas como en las ventanas de nuestro hogar.

Aunque se tiene la creencia que es mejor que un gato salga a la calle, la verdad es que si lo mantenemos en el interior evitaremos gran cantidad de problemas. Por ejemplo, impediremos que si nuestro felino no está castrado, salga a reproducirse dando origen a más animales callejeros. De igual forma, se podrá evitar que salga herido en riñas con otros gatos, e incluso, disminuimos el riesgo en la transmisión de enfermedades infecciosas.

Te podría interesar...
Estudio revela que los perros y gatos son buenos para el cerebro de los adultos mayores
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Estudio revela que los perros y gatos son buenos para el cerebro de los adultos mayores

La compañía de nuestras mascotas no solo nos brinda felicidad. Un estudio revela que podría incluso mejorar nuestra salud mental en la vejez.



  • Ardila Galvis JO, Santos Baquero O, Dias RA, Ferreira F, Nestori Chiozzotto E, Grisi-Filho JH. Monitoring techniques in the capture and adoption of dogs and cats. Geospatial health. 2015;10(2):339.
  • Gates MC, Mancera K, Dale A, Zito S. Preliminary analysis of post-adoption outcomes for kittens and adult cats rehomed through a New Zealand animal shelter. New Zealand veterinary journal. 2020;68(1):38-45.
  • Hawes SM, Kerrigan JM. Factors Informing the Return of Adopted Dogs and Cats to an Animal Shelter. 2020;10(9).
  • Jacobson LS, Ellis JJ, Janke KJ, Giacinti JA, Robertson JV. Behavior and adoptability of hoarded cats admitted to an animal shelter. Journal of feline medicine and surgery. 2022;24(8):e232-e43.
  • Wagner D, Hurley K, Stavisky J. Shelter housing for cats: Principles of design for health, welfare and rehoming. Journal of feline medicine and surgery. 2018;20(7):635-42.