¿Qué es la adenitis equina?

La adenitis equina se contagia de diferentes formas y es causada por la bacteria Streptococcus equi. Su tratamiento incluye antibióticos, penicilina y antiinflamatorios. Conoce los síntomas y formas de prevención de esta patología.
¿Qué es la adenitis equina?
Samuel Sanchez

Revisado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 24 junio, 2021.

Escrito por Aylin Stefany Rodriguez Vinasco, 24 junio, 2021

Última actualización: 24 junio, 2021

La adenitis equina es una enfermedad contagiosa de origen infeccioso que inflama las vías respiratorias superiores de animal. En la mayoría de casos, los caballos afectados sufren abscesos en sus ganglios linfáticos, causados por el patógeno bacterianos Streptococcus equi.

Esta patología también se conoce como papera o gurma equina y es una de las enfermedades que afectan de forma usual a los caballos en estado de hacinamiento. Aunque es común entre los más jóvenes, puede afectar a un equino en cualquier momento y a cualquier edad. Continúa leyendo y descubre más sobre esta enfermedad.

¿Cómo se contagia la adenitis equina?

El agente causal de esta condición es la bacteria Streptococcus equi, un microorganismo Gram positivo que afecta a diversos animales. En líneas posteriores describiremos el cuadro en équidos, pero es de interés saber que puede infectar también cabras, ovejas, ganado vacuno, aves de corral y cerdos. En ellos, provoca mastitis, linfadenitis y sepsis bovina.

Como lo explican investigaciones científicas, algunos caballos portan la bacteria S. equi, pero no manifiestan síntomas de la infección. Así, podrían infectar a otros caballos rápidamente. Como son asintomáticos, el tutor puede no ponerlos en cuarentena y dejar que el patógeno se expanda por el grupo.

Los brotes de la gurma equina se consideran una de las consecuencias del movimiento de caballos o introducciones en nuevas instalaciones ganaderas sin seguir protocolos. Además, esta bacteria puede transmitirse por medio de pastos contaminados y utensilios comunes, como los recipientes de alimentación involucrados en su dieta.

Se estima que, cuando hay un brote de esta enfermedad en los caballos, pueden contagiarse hasta el 90 % de los animales en contacto. Entre otros mecanismos de contagio, se encuentra el transporte de la bacteria a través de las moscas. Estos invertebrados se consideran vectores del patógeno.

Un caballo viajando.

Síntomas de la adenitis equina

A continuación, vamos a contarte cuáles son los síntomas de la adenitis equina que debes aprender a identificar. La idea es que, al reconocerlos, se disminuyan las probabilidades de un mayor impacto de la enfermedad por la puesta inmediata en cuarentena de los ejemplares infectados. Entre los signos clínicos, destacamos los siguientes:

  • Fiebre: al ser una enfermedad de origen infeccioso, es probable que se produzca fiebre en el caballo. Se cree que el organismo aumenta la temperatura de forma involuntaria para luchar de forma generalista contra los agentes patógenos.
  • Inflamación de los ganglios: como respuesta a la infección, los ganglios del caballo se inflaman, pues son centros de actividad inmunitaria donde se producen células contra el patógeno. Estos cúmulos de tejido se sienten duros y calientes al tacto.
  • Falta de apetito: la fiebre, el dolor y la inflamación en el área afectada pueden llevar al caballo a perder el apetito.
  • Dificultad al deglutir: por los síntomas que hemos mencionado, también es probable que el animal presente dificultades para deglutir.
  • Dificultad respiratoria: cuando la garganta y los ganglios están demasiado inflamados, se pueden presentar problemas para respirar en el animal.
  • Secreción nasal: de la nariz del caballo sale una secreción espesa y amarilla acompañada con tos.

Complicaciones, tratamientos y prevención

El tratamiento de la papera en caballos o gurma equina debe enfocarse oportunamente. De no ser así, pueden presentarse complicaciones, como la infección masiva o sistémica. Esto ocurre cuando el animal está en estado grave, momento en el que se aparecerán abscesos en el tórax y abdomen.

Cuando estos abscesos se rompen, se forma una herida expuesta que podría llevar a la septicemia —respuesta inmune letal— y poner en riesgo la vida del animal. Según la Clínica Mayo, tal y como ocurre con los humanos, si esta condición evoluciona puede convertirse en un choque séptico, que se caracteriza por una disminución de la presión arterial, la cual provoca fallas en los órganos y hasta la muerte.

Por otro lado, puede aparecer la púrpura hemorrágica, descrita por expertos como una inflamación aguda inmune que afecta a los vasos sanguíneos periféricos. Se produce por cuenta de la reacción entre los anticuerpos del caballo y los componentes bacterianos.

Tratamientos para la adenitis equina

Lo primero que debe hacer un tutor cuando se entera de un posible brote de adenitis equina es consultar al médico veterinario de inmediato. De empezar a tratar la enfermedad en su etapa temprana, es posible evitar las complicaciones descritas. Algunos de los tratamientos que se deben seguir son los siguientes:

  • Antibióticos y fármacos sintomáticos: es probable que el veterinario recete antibióticos, penicilina y antiinflamatorios en dosis elevadas.
  • Drenajes: cuando aparecen los abscesos y estén maduros, es necesarios drenarlos de forma controlada, para ir eliminando el material infeccioso. El drenaje solo lo puede llevar a cabo un profesional, pues exponer una herida purulenta al medio puede ser contraproducente si no se hace bien.

Prevención

Aunque el panorama de la adenitis equina parece alarmante, tiene un buen pronóstico. Tal y como indican fuentes profesionales, la tasa de mortalidad global es de un 8,1 %. Naturalmente, cuanto más leve sea el cuadro, más probabilidades de supervivencia presentará el équido.

De todas formas, la condición puede poner la vida en peligro de animales jóvenes y comprometidos. Por ello, la mejor forma de tratar la enfermedad es prevenirla. Entre las medidas de prevención, se encuentran las siguientes:

  • Vacunación: la vacuna se administra a los 3 meses de edad y se repite a los 25 días, cada 6 meses. Esto es necesario hasta que el caballo cumpla 2 años.
  • Limpieza de las caballerizas: para prevenir esta enfermedad, se deben limpiar las caballerizas con frecuencia. Para ello, hay que usar productos desinfectantes de calidad avalados por clínicas veterinarias. Solo así se pueden eliminar las bacterias que amenazan la salud de los caballos.
  • Higienización de elementos compartidos: es importante extender los protocolos de limpieza a los bebederos y utensilios de alimentación, sobre todo si no son individuales para cada caballo.
La laminitis equina es una patología muy común.

El mejor tratamiento, la prevención

Hay que tener en cuenta que esta enfermedad afecta a todo tipo de caballos, y por ello, se deben seguir los protocolos de prevención en todo momento. Pese a que el agente patógeno suele atacar con más intensidad en temporadas frías, puede aparecer en cualquier momento.

Además, recuerda que aunque un equino afectado desarrolla cierta inmunidad, puede sufrir nuevos episodios, los cuales se podrían repetir cada 6 meses. Por ello, la higienización de superficies y la vacunación general siempre son las mejores soluciones.

It might interest you...
Diagnóstico y manejo de tumores en caballos
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Diagnóstico y manejo de tumores en caballos

Si bien la frecuencia de los tumores en caballos es reducida, aumenta de forma proporcional a la esperanza de vida de la especie.



  • Gatti, M. Adentitis equina. Sitio Argentino de Producción Animal.
  • Cruz, F. Papera equina. Revista del Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (VISAVET). 2015.
  • Septicemia. Mayo Clinic.
  • Prescott, J. Paperas. Equisan. com, la clínica equina en la web.