Ácaro rojo en gallinas: todo lo que debes saber

3 julio, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por el biólogo Samuel Sanchez
Las parasitosis son comunes en la industria avícola, pues muchas veces se mantienen a los animales en entornos poco salobres y en densidades muy altas. Conoce con nosotros qué son los ácaros en gallinas y cómo ponerles fin.

Como ocurre con todos los vertebrados, las aves domésticas de corral también pueden verse infectadas por parásitos a corto y largo plazo. El ácaro rojo en gallinas es un claro ejemplo de parasitosis en este ámbito, pues se estima que hasta el 83 % de las granjas europeas están infectadas en mayor o menor medida por él.

El ácaro rojo (Dermanyssus gallinae), también conocido como poultry mite en inglés, afecta a todos los lugares de producción avícola por igual, independientemente de la concentración de animales y el cometido de la instalación. Si quieres saber más sobre el ácaro rojo en gallinas y parientes, sigue leyendo.

¿Qué es el ácaro rojo?

El ácaro rojo (Dermanyssus gallinae) es un ectoparásito hematófago de las aves de corral. Se trata de un artrópodo arácnido de la subclase Acari y, como tal, comparte ciertos rasgos con los ácaros típicos.

En primer lugar, cabe destacar que el cuerpo de los arácnidos se encuentra dividido en 2 secciones o tagmas: cefalotórax (prosoma) y abdomen (opistosoma), pero los ácaros han experimentado una fusión de ambos a lo largo de la evolución. Esta especie en concreto presenta 4 pares de patas, un abdomen que se hincha cuando el ejemplar se alimenta y unos quelíceros cefálicos marcados.

Por otro lado, hay que señalar que los ejemplares adultos no superan el milímetro de longitud. Su color natural es semitransparente, negruzco o blanquecino cuando no se están alimentando, pero adquieren un tono rojizo tras nutrirse de la sangre de su hospedador.

Un ejemplar de ácaro rojo al microscopio.

Ciclo vital del ácaro rojo en gallinas

Tal y como indica la Universidad de Floridaesta especie no permanece adherida a su hospedador en todo su ciclo vital. A continuación, te presentamos su ciclo vital de forma somera:

  1. Los ejemplares adultos ponen huevos en los lugares en los que se esconden. Esto incluye zonas de desechos, huecos de las paredes del corral y espacios entre rocas. Las hembras liberan los huevos en tandas de 4 a 8 unidades, lo que reporta un total de 30 huevos a lo largo de toda su vida.
  2. Tras la eclosión, nacen larvas de 6 patas que son muy torpes y no se alimentan. Tras su primera muda, adquieren las 8 patas típicas de la especie en su forma de protoninfa en 1-2 días y empiezan a alimentarse de sangre.
  3. Las protoninfas pasan al estado de deuteroninfa y estas últimas a los ejemplares adultos, todo mientras se nutren de la sangre del ave. El proceso entero de larva a ejemplar adulto se produce en 10 días máximo.
  4. Los adultos siguen chupando sangre y empiezan a producir huevos.

El mayor desafío que reporta esta especie al tratar la infestación en el gallinero es su resistencia. Las deuteroninfas y los adultos son capaces de resistir la desecación y vivir fuera de su hospedador hasta por 8 meses. Por ello, eliminar la carga parasitaria de una gallina aislada es completamente inútil.

Durante el día, los ejemplares adultos se refugian en las zonas oscuras del gallinero. Salen a alimentarse por la noche.

Síntomas

El ácaro rojo en gallinas provoca daños tanto directos como indirectos. Además de causar pérdidas cuantificables de sangre en cargas parasitarias altas, también actúa como vector de enfermedades, entre ellas el Paramixovirus de la enfermedad de Newcastle, el virus de la encefalitis de San Luis o los virus de la encefalomielitis equina del Este, Oeste y Venezuela.

Los síntomas de infestación en cada animal pueden ser muy variados, dependiendo de la cantidad de ácaros presentes en su superficie, su edad y el estado de salud previo, entre otras cosas. Veamos los más relevantes:

  • Anemia: tal y como indica la revista científica Parasites and Vectorsel signo clínico más común es una anemia subaguda. Las gallinas ponedoras pueden perder hasta el 3 % de su volumen sanguíneo cada noche por esta parasitosis. La falta de glóbulos rojos en el animal se traduce en apatía, falta de actividad y malestar general.
  • Irritación y lesiones físicas visibles en el pecho y las patas.
  • Aumento del estrés en el gallinero y ciclos del sueño trastocados.
  • Caída de plumas.
  • Palidez de la cresta por la anemia ya citada.
  • En los casos más extremos, muerte por cuadros anémicos severos.

¿Cómo detectar el ácaro rojo?

Los síntomas en las gallinas infectadas son muy evidentes si la carga de parásitos es alta, pero en momentos previos la infestación puede ser un poco difícil de detectar. Si sospechas de la presencia de ácaro rojo en tu gallinero, te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

  1. Intenta buscar signos de colonias de ácaros rojos cerca de la zona de descanso de las gallinas. Si el gallinero tiene perchas de descanso y otros accesorios, sácalos y examínalos. A veces, los propios huevos tienen unos pequeños puntos rojizos móviles en la superficie de su cáscara. Estos son ácaros adultos.
  2. Analiza el gallinero por la noche. Como hemos dicho, los ejemplares se vuelven activos durante la noche. Con ayuda de una linterna, busca evidencias de ácaros rojos en la superficie de las gallinas bien entrada la oscuridad.
  3. Cuenta diariamente el número de huevos producidos. Las gallinas anémicas pondrán menos.
  4. Pasa un trapo blanco por las superficies más usadas por los animales. Si hay ácaros en ellas, podrás ver sangre en el trapo.

En resumen, la mejor forma de detectar el ácaro rojo es revisar a los pollos y el gallinero entero de forma periódica. Sobre todo, intenta realizar incursiones nocturnas de vez en cuando, pues es cuando más fácilmente se observan los ácaros.

Tratamientos para el ácaro rojo en gallinas

Ahora ya sabes cómo detectar la infestación del ácaro rojo en gallinas y los principales daños que el parásito puede generar. Poner fin a la plaga es una tarea compleja, pero es posible deshacerse de ella con los siguientes tratamientos multidisciplinares.

Spinosad (Elector PSP®)

Según fuentes profesionales, el Spinosad es un insecticida natural producto de la fermentación de la bacteria Saccharopolyspora spinosa. Su toxicidad es muy baja para grandes vertebrados y reporta una gran utilidad a la hora de acabar con plagas de artrópodos. En este caso, es necesario aplicarlo en forma de spray en todas las superficies del gallinero.

Fluralaner (Exzolt®)

Este fármaco se utiliza de forma común para acabar con las infestaciones de ácaros en perros y en gatos. Se debe añadir al agua de las gallinas en 2 tandas, la segunda 7 días después de la primera dosis. Se considera un compuesto efectivo al 99 % en estos cuadros clínicos.

Ivermectina

Este fármaco se debe administrar de forma tópica en las gallinas con cargas parasitarias evidentes. La dosis es aislada pero hay que repetirla a los 10-14 días, con el fin de combatir posibles generaciones supervivientes.

Azufre al 80 %

Las soluciones y polvos de azufre se utilizan de forma común en las plagas agrícolas por ácaros. En este caso concreto, el polvo de azufre se aplica directamente sobre las gallinas, en todas las superficies del gallinero y en las zonas donde las aves se dan “baños de barro”.

Aumento de la temperatura

En las grandes superficies, a veces se opta por aumentar la temperatura del gallinero a unos 45 ºC de forma sostenida, además de otras de las soluciones ya citadas. Estas condiciones climáticas matan a todos los ácaros y larvas supervivientes que puedan quedar.

Existen más de 30 acaricidas diferentes para tratar este cuadro. Discute la mejor opción con tu veterinario de confianza antes de ponerte manos a la obra.

Aves de corral comiendo pienso.

Como habrás podido comprobar, el ácaro rojo en gallinas es esquivo, perjudicial y de difícil erradicación. Si detectas este molesto artrópodo en tu gallinero, te recomendamos que te pongas en manos de un profesional en parasitosis en el sector avícola. Antes de iniciar un tratamiento a largo plazo, asegúrate de que es seguro para tus animales.

  • UF/IFAS, Featured creatures. Recogido a 1 de julio en https://entnemdept.ufl.edu/creatures/livestock/poultry/chicken_mite.htm
  • Flochlay, A. S., Thomas, E., & Sparagano, O. (2017). Poultry red mite (Dermanyssus gallinae) infestation: a broad impact parasitological disease that still remains a significant challenge for the egg-laying industry in Europe. Parasites & Vectors, 10(1), 1-6.
  • Nordenfors, H. (2000). Epidemiology and control of the poultry red mite, Dermanyssus gallinae (No. THESIS SUAC 93).
  • Sparagano, O. A. E., George, D. R., Harrington, D. W. J., & Giangaspero, A. (2014). Significance and control of the poultry red mite, Dermanyssus gallinae. Annual review of entomology, 59, 447-466.
  • Chauve, C. (1998). The poultry red mite Dermanyssus gallinae (De Geer, 1778): current situation and future prospects for control. Veterinary parasitology, 79(3), 239-245.
  • Bellanger, A. P., Bories, C., Foulet, F., Bretagne, S., & Botterel, F. (2008). Nosocomial dermatitis caused by Dermanyssus gallinae. Infection Control & Hospital Epidemiology, 29(3), 282-283.