Abubilla: características, comportamiento y hábitat

23 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el veterinario Eugenio Fernández Suárez
La abubilla es una bella ave que ha influenciado a diversas culturas, y cuyo aspecto y costumbres son muy curiosas

La abubilla (Upupa epops) es un ave muy llamativa que podemos ver en países como España y que ha influenciado nuestra cultura de forma muy singular.

Debido a esta enorme distribución, la abubilla es conocida de mil maneras: gurgute en Aragón, en Castilla como cucuta, en Canarias es llamada apupu, en Valencia se conoce como palput, mientras que en Galicia como bubela. Este animal pertenece al curioso grupo de los bucerotiformes, donde también se encuentran los cálaos.

Características generales

Si por algo se reconoce a este animal es por su aspecto, y es que posee un pecho y una cabeza de color canela que contrasta con unas alas y cola con franjas blancas y negras, lo que le otorga una figura muy llamativa tanto en vuelo como posada.

Pero lo que más llama la atención del aspecto de la abubilla es su vistosa cresta, del color canela del cuerpo pero rematada en penachos negros bordeados de blanco, lo que junto a su largo y curvado pico hacen a este animal especialmente llamativo.

Abubilla: comportamiento

Su forma de volar es especialmente característica, ya que, junto a estas curiosas alas, lo que llama la atención es su vuelo errático, en el que realiza elevaciones tras las cuales cierra las alas, lo que hace parecer al animal una gran mariposa.

Comportamiento de la abubilla

La abubilla pasa gran parte del tiempo en el suelo, por lo que camina como el estornino y otras aves similares. Esto se debe a su forma de alimentación, y es que su curvado pico es utilizado para rebuscar entre los excrementos de animales, por lo que es un especie que, de forma similar a la garcilla bueyera, está ligada a la ganadería.

También es un gran devorador de insectos, por lo que podemos encontrarla consumiendo larvas, grillos o escarabajos. Además, la abubilla es uno de los principales depredadores de un insecto no muy querido por las personas: la oruga procesionaria.

Estos animales anidan en árboles viejos, grietas o agujeros en edificios. En estos nidos, la abubilla y otras especies como el martín pescador depositan muchas heces, lo que da un olor desagradable a los nidos que hace que los depredadores no se acerquen.

Abubilla: hábitat

Las hembras tienen una secreción desagradable con la que se untan e incluso hacen lo mismo con los huevos, lo que al parecer aumenta las posibilidades de que eclosionen.

Hábitat de la abubilla

Este pájaro vive en regiones secas, aunque se puede encontrar en zonas de bosque y frutales. De hecho, en gran parte de Europa solo anida, pero no es residente todo el año (salvo en la mitad sur de España y las Canarias).

El hábitat de la abubilla se extiende a prácticamente toda Europa y Asia, además de gran parte del continente africano.

En Madagascar existe una especie propia conocida como abubilla malgache, si bien es muy similar a la que hay en el resto del continente. Las poblaciones del centro y el este de Siberia migran al centro de Asia, mientras que las Europeas migran al sur del Sáhara, en África.