8 razones por las que tu perro debe nadar

Antonia Tapia 28 mayo, 2015

Nadar no solo es bueno para los humanos, también lo es para los perros. Ni hablar si donde vives está atravesando por la temporada de verano. Si estás cerca de una playa o si en tu patio trasero tienes piscina, deberías animar a tu mascota para que te acompañe a nadar. No obstante, antes de que tu mejor amigo se de un chapuzón, deberás enseñarle algunas lecciones básicas, sobre todo si nunca ha estado en contacto con el agua. A continuación te contamos cuáles son los beneficios de enseñarle a nadar y en qué consisten los primeros pasos para que comience a zambullirse.

La seguridad es lo que importaperro en el agua

Un perro que sabe nadar es un animal seguro que, frente a cualquier inconveniente, podrá valerse por sí mismo. Lo mejor es que le enseñes desde que es un cachorro: de esa manera podrá aprender más rápido y se desenvolverá mucho mejor.

Recuerda que no todos los animales pueden aprender a nadar o les gusta el agua. Por ejemplo, la raza bulldog no puede hacerlo y suele hundirse cuando lo intenta. Por eso, si tienes en tu hogar a ese tipo de animales, lo mejor es que utilices un salvavidas para que no se ahogue.

Ayuda  a perder peso

Más de una vez seguramente has oído hablar de que los animales pueden tener sobrepeso. Sin embargo, para evitarlo,  además de sus paseos diarios, también puedes sumar un par de zambullidas en el agua. Sin duda, no vendría nada mal.

Para que tu pequeño amigo se vaya familiarizando con el agua, lo más adecuado es que siempre estés a su lado. Nunca debes dejarlo solo. Las primeras clases son las más divertidas. Si tienes piscina, lo más recomendable es que ambos entren al agua de a poco.  Observarás que tu perro pronto comenzará a tener más confianza y se meterá sin mayores dificultades.

Por cierto, si no quiere entrar al agua, no se te ocurra mojarlo. Si ves que se molesta, no insistas. Ten paciencia e intenta otro día.

Mejora las articulaciones de tu mascota

Al igual que en los humanos, la natación es un ejercicio súper completo. A tu pequeño amigo, nadar no solo le vendrá muy bien para bajar de peso y eliminar esos kilitos de más, sino que, a través del ejercicio, podrá mejorar significativamente sus articulaciones.

Mejora los movimientos de tu perro

Nadar, sin dudas, es un gran completo para mejorar los movimientos de los animales. Cuando los cachorros comiencen sus clases de natación observarás que se mostrarán un poco torpes, pero eso se debe a que su cuerpo se encuentra en pleno desarrollo. Por lo tanto, músculos, articulaciones y huesos, a medida que avance en edad, llegarán a una cierta madurez y equilibrio. En ese sentido, los movimientos que los perros realizan en el agua favorecen a que crezcan sanos y con mejor coordinación.

Asegura un entrenamiento completo

perro en el lago

Si buscas un ejercicio que le brinde a tu perro todo lo necesario para que crezca sano, fuerte, con seguridad y se divierta, no lo dudes y prueba con enseñarle a nadar.

Ayuda a recuperarse de lesiones

Si tu pequeño amigo ha sufrido algún accidente y se ha lesionado, seguramente su veterinario recomendará que comience a practicar natación. Muy pronto observarás que empieza a recuperarse, dependiendo del tipo de problema, sin dificultad.

 Diversión asegurada

Si quieres divertirte a lo grande, prueba con un poco de agua. Una piscina, playa o lago son un espacio perfecto para pasar un excelente momento con tu perro. Si no está seguro, colócale un chaleco salvavidas para evitar cualquier contratiempo.

Empieza muy lentamente. La idea es que el animal se vaya acostumbrando al agua. Hazlo en lugares donde la temperatura acompañe. No lo intentes en climas fríos.

Adentro del agua siempre camina junto a tu mascota. Puedes lleva una golosina o un juguete para que intente nadar por sí sola. Tírale el objeto para que vaya a por él.

Mejora la socialización

Finalmente, nadar junto a tu pequeño amigo es un momento muy especial. Mejora la relación entre ambos, favorece la confianza y tu perro, no solo quemará energía, sino que se conectará al 100% contigo y, por qué no, quizás también con otros de su especie. ¿Qué esperas para intentarlo?

Te puede gustar