7 consejos para elegir al mejor cuidador para tu perro

Eva Maria · 26 septiembre, 2018
Si tu estilo de vida te mantiene demasiado alejado de tu hogar, puede que necesites que alguien se ocupe de tu compañero canino; en este artículo te ofrecemos varios consejos sobre cómo elegir el mejor cuidador para tu perro 

No siempre puedes llevar a tu perro contigo. Algunas veces, dejarlo solo en casa puede ser una opción. Si esto no es viable, puedes optar por una guardería para perros. Y si esta opción no te convence, siempre puedes buscar un cuidador para tu perro.

A la hora de elegir un cuidador para tu perro debes tener en cuenta no solo tus necesidades, sino también las de tu compañero. No se trata solo de que un cuidador saque a tu can a pasear, le alimente, le de agua, le limpie y le prepare. Tu perro necesita todo eso, pero él lo experimenta de una manera muy particular.

Además de lo anterior, tu perro también necesita sentirse seguro con la persona que le cuida, que le de todo ese cariño que no recibe cuando tú no estás. No olvides que, al igual que los humanos, los perros tienen miedo a lo desconocido: temen la incertidumbre. Es por eso que tu amigo precisa mucho más que cuidados, que sean amorosos y afectuosos.

Pasear a tu perro

Cómo elegir al mejor cuidador para tu perro

Cuando adoptas a un perro asumes una gran responsabilidad. Cuando adoptas a una mascota adquieres un compromiso que no puedes eludir. Por eso, cuando no puedes cumplir con tus obligaciones para con tu perro, por el motivo que sea, tienes que buscar a alguien cualificado y de confianza que pueda hacer eso que tú no puedes.

Un primer paso para elegir al cuidador ideal para tu perro podría ser consultar al veterinario. El veterinario seguramente pueda darte referencias o indicarte dónde preguntar. Esto es especialmente importante si tu perro tiene algún tipo de necesidad específica debido a la edad y/o a alguna enfermedad o problema físico.

A continuación, vamos a ver qué características debería tener un buen cuidador de perros. En cualquier caso, no olvides que, a pesar de que una persona esté muy bien recomendada, siempre es recomendable hablar con ella y tener un primer contacto antes de contratarla.

Cualidades que debe tener un buen cuidador de perros

A continuación, exponemos las cualidades que un todo buen cuidador de perros debería tener. Valóralas cuando contrates a un cuidador para tu perro.

Cómo cuidar las patas de los perros

Flexibilidad: es bueno contar con un servicio flexible que se adapte a tus necesidades. Esto es especialmente importante si no tienes un horario fijo o si este puede verse sometido a incidencias. Además, si el cuidador de perros que contratas tiene un horario flexible, podrás atender sin problemas otras responsabilidades familiares, laborales o personales.

Calma: todos los que conviven con un perro saben que con ellos las cosas no siempre salen tan bien como es deseable. Una buena cualidad en un cuidador de perros es que sepa guardar la calma incluso en las situaciones más complejas (incluso aunque tú mismo no siempre lo consigas). Si el cuidador responde con calma no provocará que el perro responda con ansiedad.

Sensibilidad: un buen cuidador de perros reconoce las necesidades de la mascota que cuida y responde a ellas adecuadamente.

Confiabilidad: el cuidador que contrates para atender a tu perro no solo debe inspirar confianza, sino que la tiene que poder demostrar. Pídele referencias, verifícalas e investiga sobre esa persona.

Experiencia: contrata siempre a un cuidador con experiencia, especialmente si tu perro tiene algún tipo de necesidad especial.

Responsabilidad: es fundamental que la persona que contrates sea responsable. Esta característica incluye en que sea puntual, que cumpla con los encargos que le hagas y que no lleve a cabo conductas arriesgas de ningún tipo.

Con interés: notarás que un persona tiene interés en su trabajo y en lo que le indicas si toma notas, si hace preguntas, si plantea ideas y si da soluciones.

Conexión

Todo lo anterior sirve de poco si el cuidador no conecta con tu perro, de ahí la importancia de entrevistar al cuidador junto con tu perro. De esta manera, podrás comprobar si realmente esa persona puede ocuparse de tu compañero canino cuando tú no estés.

Observar al cuidador junto a tu perro es la mejor manera de comprobar si hay conexión, la experiencia y el buen hacer de la persona con la que quieres dejarle.