6 consejos a la hora de trabajar como paseador de perros

Virginia Duque Mirón · 3 febrero, 2019
Para ser paseador de perros hace falta más de lo que parece, y es que tener experiencia y estar en forma son algunos de los requisitos indispensables para manejar a los canes con solvencia

Las nuevas generaciones han traído un aire fresco con nuevos empleos que cualquiera puede llevar a cabo. Por ejemplo, ser paseador de perros. ¿Te lo has planteado alguna vez? Quizá no sea algo de lo que puedas vivir, pero podría aportarte un extra importante con el que llegar a fin de mes.

Consejos para ser un buen paseador de perros

No debemos subestimar este trabajo porque, al igual que otros, hay que aprenderlo y saber desarrollarlo de la mejor manera posible. Por eso, he aquí unos consejos para que tú también lo consigas.

Todo es comenzar

Si ya has decidido que quieres comenzar a trabajar como paseador de perros, lo más difícil viene en los comienzos. Debes abrirte paso y lo mejor para ello es hacerlo con personas que ya conoces. Ofrécete a pasear a los perros de tus amigos y vecinos, porque aunque lo hagas por poco dinero es posible que ellos luego hablen bien de ti a otros.

Si quieres dar un paso más, habla con tus compañeros de clases de música o idiomas, o de cualquier otro sitio que vayas, como al gimnasio o a un partido de un deporte que practiques. Es importante que les expliques que quieres trabajar como paseador de perros, para que ellos puedan hablar a otros de ti.

Habla con alguna agencia

Aunque no lo creas, hay agencias que se dedican a esto, y apuntarte en una puede serte de utilidad. Una de las preguntas que te harán es si tienes experiencia, la cual habrás obtenido si comenzaste poniendo en práctica el anterior consejo.

Paseador de perros

Eso sí, las agencias tienen ventajas y desventajas. En este caso, la ventaja es que no tendrás que preocuparte por buscar clientes, ya que lo harán ellos. Pero tiene la desventaja de que es un intermediario más, por lo que ganarás menos y, además, será tu jefe, por lo que tendrás que atenerte a sus horarios y sus reglas.

Consigue un certificado

Ser paseador de perros no es tan sencillo y, si al ofrecer tus servicios tienes un certificado que aportar, encontrar clientes será mucho más fácil. Hay escuelas que incluso ofrecen becas. Esto te ayudará a encontrar tus propios clientes y a conseguir que una agencia te contrate, en caso de que sea eso lo que quieres.

Conoce tu ciudad

Si te vas a dedicar a esto, tendrás que conocer la ciudad como la palma de tu mano, sobre todo en aquello relacionado con los perros. Saber dónde están los mejores parques, los pipican, piscinas ,o playas si vives en zonas de costa, lugares naturales en los que hacer rutas con ellos, y cualquier otro rincón que puedas encontrar.

Si consigues localizar todos estos puntos, lo más probable es que cuando comiences a trabajar disfrutes paseando a tus nuevos amigos y no tengas que estar perdiendo el tiempo dando vueltas.

Cuál es la mejor hora para pasear al perro

Llévate bien con los dueños

Es importante que sepas manejar a los perros, pero también debes saber hacerlo con los dueños. Piensa que ser amable, flexible y razonable son cualidades que todos valoramos y que, si otros perciben en ti, lo contarán a más personas..

Es posible que en algún momento surjan malentendidos, pero si eres capaz de manejarlos con calma y simpatía, te ganarás la confianza de todos y te abrirá nuevas puertas a otros clientes.

Ponte en forma

Estar en forma será esencial para que puedas pasear perros. En ocasiones serán largos los paseos que tengas que dar con ellos, o es posible que debas recorrer largas distancias para ir recogiendo a cada uno en su casa. Si durante tu tiempo libre te empleas para estar en forma, verás que el trabajo es menos pesado.

Ya ves que con estos consejos no es difícil conseguir ser un buen paseador de perros. Ponlos en práctica y usa esta nueva forma de empleo para ganar un extra. O, quién sabe, quizá para vivir de ello.