5 destinos para ver cocodrilos en libertad

En estos lugares es posible avistar a estos grandes reptiles en multitud y en su hábitat natural, con su característico comportamiento: cómo cazan a sus presas o cómo se sumergen en las aguas

Son unos animales enormes y temibles, aunque para que ataquen debemos molestarles, porque los humanos no formamos parte de su cadena alimentaria. En este artículo te contaremos cuáles son los principales destinos para ver cocodrilos en libertad: ¿te animas?

¿Dónde ver cocodrilos en libertad?

Es realmente impresionante observar cómo viven, de qué manera se sumergen en el agua, cómo cazan o cuán grandes son sus bocas o colas… Si quieres ver cocodrilos en libertad, estos son los mejores lugares:

1. Parque nacional Kruger

Está ubicado en Sudáfrica y tiene una extensión de casi 20 000 km², y además de ver a los ‘cinco grandes de África’, también nos podemos encontrar con los enormes cocodrilos –como el de la foto que encabeza el artículo– que habitan el parque. La especie que aquí habita es la del Nilo, que puede medir unos cinco metros y pesar más de 200 kilos.

Si bien por su nombre podríamos pensar que solo vive en las inmediaciones del río más largo del mundo, lo cierto es que hay una gran población de cocodrilos en Kruger, concretamente en las áreas de lagos y ríos de agua dulce.

2. Parque Nacional Everglades (Estados Unidos)

Ubicado en Florida, se trata del sitio por excelencia para pasar por al lado de los alligator. Con más de 6 000 kilómetros de longitud, es uno de los pantanos más grandes del mundo y está cubierto de ciénagas con hierbas altas.

Parque Nacional Everglades

El principal medio de transporte aquí es un aerodeslizador, que permite surcar las aguas sin molestar a la fauna, principalmente a los habitantes más codiciados: los cocodrilos. Existen diferentes empresas que ofrecen el servicio de excursión para pasar el día en los Everglades, a unos 40 kilómetros al oeste del centro de Miami.

3. Santuario Natural de Uxuxubi

Muy cerca de la famosa Riviera Maya, este enclave es ideal para ver cocodrilos en libertad, ya que no es tan popular como las playas mexicanas. Para llegar a Uxuxubi debemos internarnos en la selva una vez que atravesamos un pueblo nativo llamado Akumal, dedicado al ecoturismo, a la siembra de alimentos orgánicos y a la producción de miel de abeja.

Cocodrilo moreletti: hábitat

La especie de reptil que vive aquí es el moreletti, y se mantiene en un lago o en sus inmediaciones. Lo más impresionante del paseo es que puedes nadar entre ellos. Para eso deberás introducirte en una especie de jaula con capacidad para cuatro personas. En ningún momento se los puede tocar ni alimentar. Los cocodrilos están en su hábitat natural y los turistas los admiran desde una distancia prudente.

 

4. Río Tárcoles

Regresamos a América, concretamente a Costa Rica, para hablar de otro de los destinos para ver cocodrilos en libertad más impresionantes. El río Tárcoles es uno de los más importantes de ese país y, si bien está algo contaminado debido a la vida urbana, lo cierto es que el gran reptil americano lo elige como hogar.

Río Tarcoles de Costa Rica: cocodrilos

Uno de los puntos más elegidos por los turistas es el ‘puente de los cocodrilos’, desde el cual se los puede admirar a cierta distancia. ¡En una sola fotografía puedes retratar a 50 ejemplares! Estarán tomando un poco de sol y escondiéndose entre las aguas turbias.

5. Reserva natural de Bandia

Hacemos otro viaje a África, pero en este caso a Senegal, donde se extiende este área protegida de 3 000 hectáreas, ideal para aprender sobre la fauna autóctona de la región entre árboles como el baobab y las acacias.

Reserva natural de Bandia en Senegal

Si bien en el recorrido la mayoría de los animales que se observan son herbívoros como las gacelas, las cabras, las cebras y los antílopes, si tenemos algo de suerte también podemos encontrar pitones, rinocerontes y… ¡Cocodrilos! Estarán nadando libremente en los lagos, arroyos y aguas pantanosas, o tumbados al sol en la arena.

Categorías: Reptiles Etiquetas:
Te puede gustar