15 tips para la primera cruzada de tu perro

La primera cruzada de tu perro es un evento con el que se debe tener cuidado y mucha precaución. Recuerda que la vida de tu mascota podría ponerse en riesgo, así que no lo tomes a la ligera.
15 tips para la primera cruzada de tu perro
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 07 junio, 2022

Tener un cachorro de tu querido amigo es una de las experiencias más tiernas que se pueden tener. Es como revivir el momento que llego a tu vida, por lo que es algo que da ilusión y alegría a los tutores. Sin embargo, se debe ser cuidadoso si es la primera cruzada de tu perro.

Al igual que otros animales salvajes, los canes poseen un instinto natural que los ayuda a saber qué hacer durante la cruza. No obstante, esto no les garantiza que todo salga bien, de manera que los tutores deben estar pendientes de su bienestar y ayudar en todo lo que puedan. Sigue leyendo este espacio y conoce algunas recomendaciones para la primera cruzada de tu perro.

Consejos para la primera cruzada de un perro

La cruza, la preñez y la concepción de los cachorros son eventos en los que se debe tener cuidado. Sobre todo si tu perro (hembra o macho) es primerizo, ya que podrían no saber cómo actuar ante ciertos escenarios. Por ello, revisa bien las siguientes líneas para evitar problemas durante la primera cruza de tu perro.

1. Visita al veterinario

Antes, durante y después de cruzar a los perros, es importante que visites al veterinario para saber su estado de salud. Aunque para el macho este proceso es menos desgastante, para la hembra significa un gran gasto metabólico y energético. Por esta razón, es imperante conocer si su cuerpo se encuentra en óptimas condiciones o existe algún problema médico de importancia.

Un perro pug en el veterinario.

2. Presenta a la pareja

Es común pensar que los perros solo necesitan verse en el momento exacto de la monta. Sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que la pareja necesita convivir y aprender a llevarse bien. De lo contrario, existe la posibilidad de que la hembra lo rechace e impida la cruza, incluso aunque se encuentre en celo.

3. Asegúrate de que ambos perros sean compatibles

A pesar de que no lo parezca, los perros también presentan cierta tendencia a elegir a su pareja. Esto significa que las hembras no aceptarán a cualquier perro, por lo que antes de cruzarlos debes asegurarte de que sean compatibles. En caso de que alguno de los dos se muestre agresivo contra el otro, lo mejor será no forzar la relación y buscar una nueva pareja.

4. Confirma que la hembra se encuentre en celo

El celo es el momento del ciclo reproductivo en el que la hembra se encuentra receptiva y fértil. El único problema es que la mayoría de los canes solo presentan el celo una o máximo dos veces al año. Por esta razón, antes de intentar la cruza se debe asegurar que la hembra se encuentre receptiva. De lo contrario, el intento será un fracaso rotundo. Consulta con un veterinario sobre cuándo inicia y termina su ciclo reproductivo.

5. La hembra debe cruzarse después de su tercer celo

Por lo general, las hembras alcanzan su madurez sexual entre los 8 y 12 meses de vida, lo que significa que antes del año podrían comenzar a ser receptivas y fértiles. No obstante, aunque su organismo se encuentre listo para la gestación, lo más adecuado es esperar hasta el tercer celo para cruzarla. Esto se hace con el objetivo de que su cuerpo se termine de desarrollar y se fortalezca lo suficiente para resistir el embarazo.

Periodo de apareamiento de los perros

6. Desparasita a los perros

Durante el embarazo, la hembra necesita proveer los nutrientes necesarios a sus cachorros, por lo que un parásito podría perjudicar en gran medida este proceso. Debido a esto, es necesario que antes de la primera cruzada de tu perro, se le desparasite para asegurar que no exista algún patógeno peligroso en su cuerpo.

7. Dales privacidad y déjalos convivir tranquilos

Si la hembra se encuentra en el momento correcto de su ciclo reproductivo, la cópula podría ocurrir en cualquier instante dentro de las casi 4 semanas que dura el celo. Esto significa que deberás dejarlos convivir durante un largo tiempo para asegurar la fertilización. Por ello, dales privacidad y tranquilidad para fomentar el proceso.

8. No separes a los perros durante la cópula

Es posible que durante la cópula observes que los perros se quedan “pegados”. Este evento es normal y lo mejor que puedes hacer como tutor es no intervenir. El can eyacula por medio de goteo, lo que significa que necesita tiempo para que todo su semen salga. Por esta razón, su pene se hincha y se “pega” para lograr descargar el contenido.

Ten en cuenta que cualquier intento por separar a los perros mientras están “pegados” podría ser peligroso para ambos. Tanto los tejidos de la vagina de la hembra como el pene del macho podrían desgarrarse. Así que nunca intervengas en este momento, después de algunos minutos los canes se separarán sin ayuda.

9. El primer intento no siempre es exitoso

A pesar de que sigas todas las indicaciones y las recomendaciones que existan, debes tener en mente que la cópula no asegura la fertilización de la hembra. Esto significa que podrías necesitar más de un intento de cruzada para lograr que se embarace tu perro, así que no te desesperes si no funciona la primera.

10. Confirma el embarazo

Al igual que sucede en los humanos, existen ciertas pruebas clínicas que permiten identificar si la hembra está embarazada o no. Lo mejor es que acudas al veterinario y hagas esta prueba 24 o 25 días después de la primera cruzada de tu perro. Si la haces antes de este tiempo, lo más probable es que salga un falso negativo.

11. Alimenta bien a la madre durante el embarazo

Cuando ya se ha confirmado el embarazo, los siguientes pasos a seguir tienen que ver con el cuidado y protección de la nueva madre. Uno de los principales puntos es su alimentación, pues necesitará proteínas y calorías extras para poder nutrir bien a sus crías. Para ello, deberás cambiar su pienso por uno formulado para cachorros. Este alimento contiene los nutrientes extra que precisa para la gestación.

12. No fuerces a la madre a convivir con la familia

La gestación no solo modifica la apariencia y el metabolismo de la madre canina, sino que también cambia su comportamiento. Esto significa que en algún punto podría comenzar a portarse menos afectiva y distante, lo cual es normal porque se prepara para el parto. Por esta razón, lo mejor es no intervenir ni obligarla a convivir con la familia como antes. De lo contrario, podrías provocarle estrés innecesario.

13. Verifica que el refugio de la madre es seguro

Durante su embarazo, la madre comenzará a buscar una zona oscura, tranquila y con buena temperatura para colocar ahí su refugio. Aunque la mayoría de las veces su instinto elige bien, es necesario que verifiques si es suficientemente seguro. Recuerda que este sitio le servirá para el parto, de manera que también debes pensar en la seguridad de los cachorros cuando nazcan.

14. Nunca intervengas durante el parto

El parto es un momento estresante y cansado para la nueva madre, pero ella debe ser capaz de llevarlo a cabo sin ayuda. Recuerda que estas serán sus primeras interacciones con sus crías, lo cual es de suma importancia para fortalecer el lazo de madre a hijo. Por lo tanto, si intervienes durante el proceso, podrías ocasionar que los abandone o que no los reconozca.

15. Mantén la calma y ten a la mano el número de un veterinario

Aunque es poco probable, existe la posibilidad de que la madre tenga algún problema durante el parto (distocia). Por esta razón, debes mantener la calma y vigilar todo el proceso desde lejos. Si detectas cualquier anomalía, llama de inmediato a tu veterinario de confianza.

Por lo común, el parto puede durar entre 2 y 12 horas, según la raza de la que se trate y la cantidad de cachorros. Las crías nacen cada 30 o 60 minutos y pueden estar aún dentro del saco amniótico, por lo que la madre lo romperá y comenzará a limpiar a su pequeño. En caso de que el parto se demore, los cachorros no salgan o que el embarazo se prolongue más de 65 días, será necesario acudir con el veterinario.

Una perra da de comer a sus crías.

La cruza, el embarazo y el parto de los perros son procesos delicados que deben llevarse con mucho cuidado, sobre todo si es la primera vez. Recuerda que la vida tanto de los cachorros como de los padres podría estar en riesgo, así que no tomes estos eventos a la ligera. Infórmate bien y acude con un profesional antes de dar el primer paso para tener a las crías de tu mascota.

Te podría interesar...
¿Los perros detectan un embarazo?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Los perros detectan un embarazo?

Algunas personas afirman que los perros detectan los embarazos, basándose en la capacidad de captar cambios en su entorno y en su olfato.



  • Pretzer, S. D. (2008). Medical management of canine and feline dystocia. Theriogenology, 70(3), 332-336.
  • Haben, F., & Guesh, N. (2020). Dystocia due to Secondary Uterine Inertia in Dog and its Surgical Management. IJCMCR. 2020; 4 (3): 002 DOI: 10.46998/IJCMCR, 87, 2-4.
  • Lezama-García, K., Mariti, C., Mota-Rojas, D., Martínez-Burnes, J., Barrios-García, H., & Gazzano, A. (2019). Maternal behaviour in domestic dogs. International journal of veterinary science and medicine, 7(1), 20-30.
  • Balogh, O., Bruckmaier, R., Keller, S., & Reichler, I. M. (2018). Effect of maternal metabolism on fetal supply: Glucose, non-esterified fatty acids and beta-hydroxybutyrate concentrations in canine maternal serum and fetal fluids at term pregnancy. Animal reproduction science, 193, 209-216.
  • Whitney, L. F. (1948). How to breed dogs. How to breed dogs., (Rev. ed).