10 plantas tóxicas para caballos

Muchas plantas tóxicas provocan daños hepáticos cuando son ingeridas por los caballos domésticos y salvajes. Aquí te mostramos 10 ejemplos de ello.
10 plantas tóxicas para caballos
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez el 16 noviembre, 2021.

Última actualización: 16 noviembre, 2021

La dieta de los caballos consiste en una amplia variedad de vegetales, frutas y algunos forrajes, por lo que es normal verlos remoliendo hierbas mientras se les cuida. Sin embargo, toda la comida debe ser administrada y seleccionada de manera cuidadosa para no dañar su salud. De lo contrario, los caballos podrían llegar a consumir plantas tóxicas que ocasionan desde enfermedades leves hasta la muerte.

Por lo común, los equinos no consumen estas especies vegetales de forma voluntaria, ya que su sabor no es agradable a su paladar. A pesar de esto, pueden llegar a ingerirlas por error, estrés o falta de comida. Sigue leyendo y conoce cuáles son las plantas tóxicas para los caballos.

¿Por qué las plantas son tóxicas?

El origen de las toxinas en las plantas se debe a las interacciones que tienen con los herbívoros. Por evolución, ambos organismos comienzan una suerte de “guerra” en la que uno evita ser devorado (el vegetal), mientras que el otro desarrolla estrategias para comérselo (el caballo). Dicho de otro modo, los compuestos tóxicos de las especies vegetales son un arma que ayuda a su supervivencia.

¿Qué plantas son tóxicas para los caballos?

Los efectos nocivos ocasionados por las plantas tóxicas se encuentran muy relacionados con la cantidad que se ingiere. De esta forma, el riesgo aumenta de manera exponencial si el caballo come una porción grande de la especie vegetal. Dependiendo de la especie, el cuadro derivado puede ser grave o letal.

Los caballos tienen la capacidad de identificar las plantas que son tóxicas para ellos. No obstante, dicha habilidad innata se ve perjudicada si su paladar está seco o si tienen estrés y mucha hambre. Para evitar la intoxicación del animal, es importante que el tutor aprenda a identificar algunos de los vegetales más conflictivos. A continuación se listan 10 especies vegetales tóxicas para el equino.

Un caballo comiéndose una planta.

1. Falsa acacia (Robinia pseudoacacia)

La falsa acacia es un árbol de entre 4 y 20 metros de altura que tiene un follaje amplio. Esta planta es muy común en varias regiones del planeta, pues se usa de modo ornamental por sus flores blancas y vistosas. Además, ciertas partes de las plantas son comestibles e incluso se utilizan como forraje, pero las ramas, las semillas y los brotes jóvenes contienen toxinas peligrosas.

El consumo de la falsa acacia ocasiona en los caballos depresión, letargia, cólicos, arritmia cardíaca y diarrea. Es más, no es necesario que ingieran una gran cantidad de esta planta, pues con algunas semillas es más que suficiente para poner en riesgo la vida del animal. Por si fuera poco, las personas deben tener cuidado también, porque pueden intoxicarse y sufrir los mismos síntomas.

2. Hierba de san juan (Hypericum perforatum)

Esta planta es conocida en Europa, Asia, Australia y América por sus usos medicinales. Sin embargo, a los caballos les daña el hígado y provoca una alta sensibilidad a la luz. Tras su ingesta aparecen lesiones cutáneas, conjuntivitis, depresión, diarrea y pérdida de peso. La mayor parte de los síntomas los ocasiona el compuesto hipericina, el cual provoca los procesos tóxicos.

Aunque parece contradictorio, la misma sustancia que afecta a los caballos es la que presenta los efectos medicinales de la planta. No obstante, la diferencia se encuentra en el metabolismo de los organismos y el ganado (equinos, ovejas, vacas y cabras) es más susceptible a este compuesto.

3. Hierba de santiago o zuzón (Senecio jacobaea)

Esta hierba se distribuye por toda Europa, América, África, Asía, Australia y Nueva Zelanda. Su sabor es muy desagradable para los animales, pero cuando se seca se vuelve insípida (aunque retiene sus toxinas). Dichos compuestos ocasionan daños hepáticos que pueden poner en riesgo la vida del caballo.

4. Cola de caballo (Equisetum arvense)

La cola de caballo es una especie utilizada con fines medicinales gracias a sus componentes químicos. Sin embargo, los caballos son susceptibles a su toxina (tiaminasa), la cual es una molécula capaz de eliminar proteínas importantes para el cuerpo. Por lo tanto, cuando los equinos consumen grandes cantidades de esta planta comienzan a mostrar debilidad, bajada de peso, espasmos y pérdida de equilibrio.

5. Adelfa (Nerium oleander)

La adelfa es reconocida como una especie venenosa por excelencia que ha ocasionado algunas intoxicaciones tanto en humanos como en otros mamíferos. Por lo general, la planta tiene un sabor muy amargo que la hace desagradable para los animales, pero puede ser consumida por error y poner en riesgo su vida. De hecho, no se necesita ingerir grandes cantidades para provocar una intoxicación severa.

6. Tejo (Taxus baccata)

Esta especie arborescente y sus frutos (bayas) contienen una serie de toxinas bastante peligrosas. Dichos compuestos ocasionan problemas severos en el corazón que pueden derivar en la muerte del animal. Por esta razón, algunos ganaderos retiran la planta de sus terrenos como prevención. De hecho, algunos humanos han utilizado la toxicidad del tejo como una forma clásica de suicidio.

7. Helecho macho (Pteridium aquilinum)

Los helechos machos son plantas con las que se necesita tener cuidado, ya que su sabor no es desagradable para los caballos. Debido a esto, los animales los consumen sin ningún problema y son víctimas de sus toxinas carcinogénicas. Esto significa que propician la aparición de carcinomas, los cuales suelen poner en riesgo la vida del equino.

8. Cicuta (Conium maculatum)

Es considerada una de las especies más venenosas entre las plantas, ya que sus toxinas pueden ocasionar un paro cardiorrespiratorio si se ingiere en cantidades mínimas. De manera afortunada, el sabor de la cicuta es desagradable para el paladar del caballo, pero basta con que coma una pequeña porción para que su salud se encuentre en peligro.

9. Dedalera (Digitalis purpurea)

La dedalera se encuentra presente en gran parte de Europa, Asia y África. Es reconocida por sus flores acampanadas en forma de racimos, las cuales se llegaron a usar como un remedio medicinal. No obstante, esta planta contiene poderosas cardiotoxinas que generan arritmias y problemas en el corazón. Por lo tanto, se considera un peligro tanto para los humanos como para los caballos.

10. Revientacaballos (Solanum sisymbriifolium)

La revientacaballos es una hierba resistente que se ha adaptado a muchos ambientes diferentes. Toda la planta presenta toxinas que se encargan de irritar el sistema gastrointestinal del equino, lo que provoca dolor, diarrea, letargia, inapetencia, arritmias y en casos graves la muerte. Los caballos no suelen consumirla por sí mismos, sino que llega a ser suministrada por error cuando se prepara el forraje.

Un caballo sobre la vegetación.

Los caballos son susceptibles a intoxicarse por la ingesta de una gran variedad de plantas tóxicas. Por esta razón, recuerda revisar bien las zonas en las que vive para que el equino no las consuma por error. Ten en cuenta que gran parte de las intoxicaciones son provocadas por una mala calidad de vida, así que procura no descuidar ningún aspecto de sus cuidados.

Te podría interesar...
Trastornos metabólicos de los caballos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Trastornos metabólicos de los caballos

Los trastornos metabólicos en caballos son aquellos que se producen cuando se altera cualquier proceso relacionado con su metabolismo.



  • Cabello, B. L., Gracia, R. G., Manzano, J. S., & Laita, A. D. (2002). Intoxicación por robinina. Atencion Primaria, 30(4), 258.
  • BLASCO, J. B., RUIZ, A. N., & DELGADO, M. G. (2001). Hierba de San Juan (Hypericum perforatum sp). Farmacia Hospitalaria, 2001(25/06), 356.
  • Rivero, R., Matto, C., Adrien, M. L., & Alvarez, V. (2011). Intoxicación por Senecio spp.(Asteraceae) en equinos en Uruguay. Veterinaria (Montevideo), 47(182), 29-32.
  • Kobusiak-Prokopowicz, M., Marciniak, A., Ślusarczyk, S., Ściborski, K., Stachurska, A., Mysiak, A., & Matkowski, A. (2016). A suicide attempt by intoxication with Taxus baccata leaves and ultra-fast liquid chromatography-electrospray ionization-tandem mass spectrometry, analysis of patient serum and different plant samples: case report. BMC pharmacology and toxicology, 17(1), 1-8.
  • Rincón, D. F., Díaz, G. J., & Gardner, D. R. (2016). Detection of Ptaquilosides in different phenologic stages of Bracken fern (Pteridium aquilinum) and analysis of mik samples in farms with hematuria in Tolima, Colombia. CES Medicina Veterinaria y Zootecnia, 11(1), 72-77.
  • Vetter, J. (2004). Poison hemlock (Conium maculatum L.). Food and Chemical Toxicology, 42(9), 1373-1382.
  • Gallo Mendoza, G. G. (1979). Plantas tóxicas para el ganado en el cono sur de América (No. 581.69 636.0895952). EUDEBA,.
  • Reyes, S. A., & Gudiño, J. S. F. (1999). Registro de plantas tóxicas para ganado en el estado de Veracruz, México. Veterinaria México, 30(1), 79-94.
  • Quiroz García, J. L., Laplace, L. V., Rodríguez, A. M., & Laplace, S. A. (2011). Plantas tóxicas para el Ganado en la Cuenca del Salado. Instituto Nacional de Tecnologia Agropecuaria, Argentina, 9-73.