Uso del champú seco en perros

Un baño rápido y rutinario puede ser uno de los motivos por los que esta alternativa en la higiene canina se deba valorar; pero también resulta útil si la mascota siente pavor cada vez que se acerca al agua, así como en la situación de postoperatorio en la que las heridas del animal han de cicatrizar y no pueden ser mojadas

Si vivimos en un piso pequeño, es invierno o no tenemos la posibilidad de llevarle a una peluquería canina, nuestra mascota desprenderá un olor para nada agradable si no es bañado con cierta asiduidad. La buena noticia es que se puede usar el champú seco en perros… ¡Podemos cumplir con su higiene y que no sea un trastorno para todo el hogar!

Cómo es el uso del champú seco en perros

Como dueños de mascotas, es fundamental cumplir con ciertas obligaciones: comida, salud e higiene. En este último caso podríamos hablar durante horas, ya que algunos indican que no es bueno bañar al perro tan seguido, mientras que otros afirman que el animal debe ser bañado periódicamente.

También encontramos a un grupo de personas que por diferentes motivos –falta de espacio en casa, tamaño del animal, comportamiento de la mascota, poco tiempo libre– no pueden hacerse cargo de la higiene ‘tradicional’, por llamarla de alguna manera, de su perro.

El champú seco entonces surge como una alternativa o una solución para no pasarse toda una tarde con el baño de la mascota o para evitar que se coja un resfriado si es pleno invierno. También sirve en el caso de que el animal tenga mucho miedo al agua y sea imposible mojarle o si queremos ofrecerle un ‘baño express’ a nuestro can.

Bañar a un perro en seco

También es recomendable si el animal ha sido operado recientemente y no puede ser bañado con agua durante el proceso de cicatrización de las heridas; o si el canino se ensucia todo el tiempo al estar en el jardín o ir al parque.

Las ventajas de usar champú seco en perros son varias como para dejarles de lado. Además de lo indicado anteriormente, esta opción es fácil de utilizar, huele bien, se aplica en poco tiempo, no produce alergias en la mayoría de los canes y se puede usar a partir de los seis meses del animal.

Cómo bañar con champú seco en perros

Este elemento para el aseo de tu mascota se puede conseguir en las tiendas o en las veterinarias. Suele ser bastante natural al no contener detergentes o ingredientes nocivos para la piel del animal y muchos dueños lo emplean para un ‘baño de urgencia’.

Básicamente es un polvo fino, como si fuese bicarbonato de sodio o talco, el cual sustituye al champú líquido o a los jabones para mascotas. Absorbe la suciedad tanto de la piel como del pelo. Los pasos a seguir para emplear el champú seco en perros son:

1. Cepíllale el pelo

Esto sirve para quitar las hebras muertas y quitar un poco de suciedad superficial. Además, en ciertas razas de pelo largo el cepillado reduce los nudos y los enredos. No te olvides de este primer paso porque facilitará todo el proceso.

Cómo peinar a tu perro

2. Aplica champú seco

Debes colocarlo por encima del manto –no en la cabeza y rostro– y las patas del animal y luego dejar caer un poco en un paño y pasarlo por el vientre y cuello. Presta atención si tiene alguna herida o sarpullido porque quizás le arda un poco el contacto de este polvo.

3. Extiende el producto

Puedes usar un paño –siempre seco– o un cepillo; la idea es que lo esparzas por todo el cuerpo de tu mascota y que penetre bien para llegar a la piel. Deja actuar unos minutos, no es necesario enjuagar.

4. Seca con toalla

En realidad, con la toalla lo que harás será quitar el exceso del champú para que no lo arroje por toda la casa, porque el perro nunca estará mojado con este producto. Además, puedes aprovechar para hacerle unos mimos a tu mascota.

5. Cepilla de nuevo

Antes de terminar, cepilla otra vez, sobre todo el manto para quitar el pelo que se puede haber desprendido durante el baño. Eso también servirá para que el pelaje le quede más sedoso y brillante. Usa un cepillo de cerdas gruesas si el pelo es duro o finas si es lacio.

Te puede gustar