La salud mental de tu mascota

Los animales son sensibles a diversos trastornos emocionales que suelen mostrarse por cambios de conducta y carácter. Cuidar la salud mental de tu mascota es esencial para una vida feliz y saludable.

Salud mental de tu mascota: los 5 trastornos emocionales más frecuentes

1- Depresión

La depresión en los animales suele ser consecuencia de malos tratos, abusos o cambios bruscos en su rutina.

Autor: LuAnn Snawder Photography

Los síntomas más frecuentes de la depresión son:

– Inactividad.

– Aislamiento.

– Falta de interés y energía.

– Cambios de comportamiento

– Pérdida de apetito.

– Cansancio y letargia.

2- Trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)

Las mascotas que sufren de TOC presentan conductas repetitivas o acciones descontroladas. El animal pierde momentáneamente la capacidad de controlar sus emociones y lo expresa por actos obsesivos.

Muchas mascotas suelen lamerse la cola frenéticamente o dan vueltas en torno a sí mismo sin parar. Normalmente, este trastorno se desarrolla en consecuencia de abusos físicos o emociones, ansiedad excesiva y encarcelamiento (por ejemplo por vivir atado).

3- Síndrome de ansiedad por separación

Los animales domésticos que presentan demasiada dependencia emocional de sus dueños suelen desarrollar conductas hiperactivas cuando se quedan solos. Es común que traten de escapar, se lastimen, rompan o muerdan objetos y muebles, lloren o ladren excesivamente.

4- Fobias

Las fobias consisten en miedos muy intensos que suelen provocar reacciones exageradas. La mayoría de las mascotas muestra cierto pánico hacia algunos ruidos  como la aspiradora, el secador de pelo, los cohetes, etc.

Las respuestas más habituales a este desequilibrio emocional son las siguientes: adoptar una postura defensiva o de ataque, temblores, tentativa de huir, esconderse o evitar a las personas.

5- Estrés postraumático

Esta conducta deriva de experiencias negativas como violencia, abuso y abandono. Algunas mascotas presentan dificultad o bien extrema de sociabilización con humanos y otros animales, o bien conductas agresivas u obsesivas. En estos casos, es indispensable recurrir a ayuda especializada y reforzar la paciencia.

Consejos cara a la salud mental de tu mascota

Conservar el equilibrio de la salud mental de tu mascota es una cuestión de hábitos, y es que una rutina sana y positiva puede aumentar su longevidad y mejorar su calidad de vida.

A continuación, listamos seis aspectos fundamentales para cuidar el cuerpo y espíritu de tu mejor amigo:

1- Alimentación balanceada

Una alimentación desequilibrada puede provocar muchas enfermedades físicas y emocionales: desnutrición, sobrepeso, trastornos digestivos, cansancio, letargia, depresión, etc.

Una dieta balanceada debe ser elegida de acuerdo a la edad y al tamaño del animal. También hay opciones específicas para mejorar algunas condiciones patológicas como alergias, obesidad, problemas urinarios, renales o hepáticos.

Es importante respetar las cantidades apropiadas para cada animal. El exceso de alimento no significa una buena nutrición, como tampoco podría serlo el hecho de ofrecer comida humana a los animales, pues algunos alimentos cabría la posibilidad de que fueran venenosos para ellos.

2- Actividad física regular

La actividad física es el complemento ideal para una alimentación balanceada. Los ejercicios ayudan a controlar el peso, fortalecer el sistema inmunológico y equilibrar el metabolismo. De esta manera, es posible evitar diversas enfermedades y preservar la salud mental de tu mascota.

Además, influye positivamente en el comportamiento del animal el evitar la acumulación de energía. Resulta que disminuyen el riesgo de conductas agresivas y proporcionan momentos de esparcimiento y relajación.

3- Sociabilización

Sociabilizar es tratar de ejercer las habilidades de convivencia y fortalecer las emociones. Ello permite mejorar la salud mental de tu mascota y también rebaja el riesgo de conductas agresivas.

Lo ideal es empezar la sociabilización durante las primeras semanas de vida del animal. Preferentemente es conveniente iniciarla entre la cuarta y vigésima semana, cuando establece sus nociones de convivencia.

Perro con la lengua fuera mientras lo estan acariciando

4- Medicina preventiva

Muchas enfermedades pueden llevar a desequilibrios emocionales y cambios de comportamiento. Por ello, la medicina preventiva es fundamental para la salud mental de tu mascota.

Así las cosas, es indispensable respetar la vacunación, las desparasitaciones internas y externas, la higiene bucodental, la limpieza de ojos, orejas y pelaje.  Tampoco se pueden olvidar las visitas periódicas al veterinario para el monitoreo de su estado de salud.

5- Cuidados estéticos y caricias

Cada animal acepta determinado nivel de acicalamiento y mimos, pero todos merecen y necesitan la atención de sus amos. Por ello, siempre hay que elegir la mascota que mejor se adapta a tu disponibilidad de tiempo.

Hay que recalcar que estos momentos de cuidados estéticos y caricias son excelentes oportunidades de mejorar el estado de ánimo del animal. Además, mejoran la convivencia y estrechan los lazos de amistad entre amo y mascota.

6- Terapias de relajamiento

Cada vez son más comunes las terapias de relajación específicas para mascotas, pero lo ideal es aprovechar este momento en conjunto. Las técnicas como la aromaterapia, la musicoterapia, el feng shui y la meditación crean un ambiente más positivo. Ello es fundamental para la salud mental de tu mascota y de tu familia.

Fuente de la imagen principal: Nathanael Coyne

Te puede gustar