Una mascota no es un hobby

Francisco María García · 23 octubre, 2017

¿Tu hijo vive pidiendo una mascota? ¿Te surgieron las ganas de tener una mascota por primera vez? Pues antes de nada, hay que saber que tener una mascota no es un hobby.

Los animales domésticos son seres vivos dueños de inteligencia y emociones que merecen una crianza responsable y cuidados apropiados. Proporcionar las condiciones óptimas para el desarrollo de tu mascota no es opcional, pero sí indispensable para una tenencia consciente.

Eligiendo la mascota ideal para tu estilo de vida

¿Te parece un perjuicio decir que personas con gatos o con perros son diferentes? La verdad es que la frase no debe ser tomada como regla general. Los verdaderos amantes de animales son capaces de querer y cuidar igualmente a sus mascotas.

Pero es importante saber que cada animal se adapta mejor a un estilo de vida y al comportamiento de sus dueños. Por ello, se debe elegir conscientemente qué mascota es más adecuada al espacio de tu hogar, a tu tiempo disponible y a tu carácter.

Perro en familia

De forma general, los perros suelen ser más dependientes de sus dueños. Requieren tiempo y disposición para ejercitarse, jugar y educarse. Ya los gatos son mucho más independientes. Pero también más exigentes respecto a su alimentación, higiene y socialización.

Si la intención es regalar una mascota a un niño, no siempre los perros son la mejor opción. Hay que tener en cuenta que estos animales requieren muchos cuidados y una correcta educación.

Quizá sea mejor elegir una mascota de menor porte y que requiera menos tiempo diario de dedicación. Un hámster o una tortuga, por ejemplo.

Tenencia legal y responsable: evitar criar animales exóticos en cautiverio

Vale la pena recordar que muchos animales no están permitidos como mascotas. En España, existe una detallada lista de especies exóticas consideradas ilegales.

Lo ideal es que todos entendiéramos que no existen mascotas exóticas y sí animales salvajes en cautiverio. Lo que representa un acto de egoísmo humano que pone en riesgo la supervivencia de muchas especies silvestres.

¿Por qué comprar cuando se puede adoptar?

Adoptar no se trata de economizar dinero. Pero sí de no colaborar con prácticas abusivas comunes en muchos establecimientos de crianza de animales.

Históricamente, muchas razas sufrieron mutilaciones debido a padrones estéticos. O para cumplir funciones de pelea y trabajo forzado. Es el caso de los Pit Bull, los Cocker Spaniel, el Rottweiller, el Dogo Argentino, el Doberman, etc.

Cuando la vida del animal es considerada un negocio, las consecuencias pueden ser graves para la salud y desarrollo de su especie.

Adoptar es un acto de amor que regala a tantos animales inocentes una segunda oportunidad. La adopción fomenta la consciencia y el respeto por la vida animal. Una relación de cooperación mutua y desinteresada, como debería ser toda y cualquier relación de amor.

Los animales adoptados son capaces de aprender y dar cariño como cualquier perro de raza definida. Además, serán agradecidos por toda su vida.

Tener una mascota no es un hobby: ¡NO AL ABANDONO!

El abandono y maltrato de animales es una realidad que afecta a muchos países. Su principal causa es la tenencia inconsciente, que es, en gran parte, facilitada por el mercado de compraventa de mascotas.

Infelizmente, muchas personas adquieren un animal sin tener consciencia de los cuidados, los gastos y las responsabilidades.

Pero tener una mascota no es un hobby y sí una responsabilidad con la vida de otro ser. Un animal no es un juguete, un adorno o un objeto que se puede abandonar cuando se vuelve poco interesante.

Cuidados básicos para una vida feliz y saludable junto a tu mascota

Un amo responsable debe proporcionar las condiciones óptimas de desarrollo para su mascota. Eso implica conocer las necesidades, los hábitos y los cuidados que requiere para vivir sana y feliz.

Gato en brazos de su dueño

Te resumimos los principales aspectos de una crianza responsable:

  1. Alimentación balanceada.
  2. Ejercicios físicos regulares.
  3. Medicina preventiva: visitas al veterinario, desparasitación externa e interna, vacunación, higiene adecuada, etc.
  4. Ambiente favorable al desarrollo saludable.
  5. Prevención del frío y el calor.
  6. Educación y socialización.
  7. Amor, cariño y dedicación.

Entender que una mascota no es un hobby es un paso fundamental en el camino a una sociedad más responsable que cuida a todos sus integrantes. Ayudemos todos a proteger nuestros mejores amigos.