Una mascota en tu comunidad de vecinos

Francisco María García · 9 agosto, 2017

Tener una mascota en tu comunidad de vecinos, puede representar algunos problemas. Los olores, ruidos y la presencia de animales en espacios comunes, pueden llegar a ser factores conflictivos. Hay una normativa que establece una serie de derechos y deberes, en estos casos. La responsabilidad del dueño del animal, es crucial para evitar conflictos con tu mascota en tu comunidad de vecinos. Lo vemos.

Si el animal, por su propia presencia, genera conflicto, peor será si el dueño no copera. Si este es respetuoso y responsable, se evitarán inconvenientes. Aunque también existen vecinos conflictivos y testarudos.

Es necesario tener en cuenta ciertos consejos y reglas, al tener alguna mascota en tu comunidad de vecinos. De esta forma, se evitarán muchos dolores de cabeza.

Consejos y normas legales para tener una mascota en tu comunidad de vecinos

La Ley de Propiedad Horizontal, regula todo en cuanto a convivencia en comunidades de vecinos. Dicha Ley no prohíbe la tenencia de animales. Pero, si existe un número limitado de mascotas por vivienda, que debe ser respetado. Eso es más que nada por una cuestión higiénica-sanitaria.

Ningún vecino puede obligar a otro a deshacerse de su mascota. No existen leyes que amparen este hecho. Si el dueño del animal se muestra razonable y prudente, no habrá problema alguno.

Ahora bien, si el piso es alquilado, el hecho puede cambiar. El dueño del piso podrá exigir en el contrato de alquiler, la no tenencia de animales en su piso. Aunque existen propietarios para los cuales esto no es inconveniente alguno.

¿Cuándo una mascota representa un problema para una comunidad de vecinos?

Cada municipio mantiene ordenanzas de regularización de tenencia de animales. Al tener una mascota en una comunidad de vecinos, es necesario presentar ciertos datos. Estos se relacionan a la identificación del animal y sus controles de higiene.

El dueño del animal deberá también estar pendiente del comportamiento de su mascota. Tiene que evitar cualquier tipo de conflicto entre el animal y los demás vecinos. Además, será responsable de cualquier daño o infracción ocasionada por el animal.

Será necesario también controlar las actividades del animal, en las zonas comunes. El dueño deberá hacerse cargo de todos los inconvenientes que pueda generar el animal.

Por lo general, un perro entrenado para la convivencia con demás personas, no representa un problema. El mayor conflicto con mascotas en una comunidad de vecinos, se relaciona con impedir el descanso. Para evitar esto, será necesario educar y estar al pendiente del animal.

¿Qué pasa si el dueño del animal incumple con las normas de convivencia?

En ocasiones, los dueños de los animales no cumplen con sus debidos derechos. Esto sucede cuando el animal ladra toda la noche, ensucia y daña las zonas comunes, o va por todos lados sin usar correa.

Si el comportamiento del animal pasa a ser inadecuado, la comunidad de vecinos podrá tomar medidas. El presidente de la comunidad podrá emitir una notificación oficial, para que el dueño del animal modifique la actitud del animal.

En caso de que el dueño del animal no modifique estos hechos, se podrán tomar otras medidas. La comunidad de vecinos podrá iniciar acciones judiciales en contra de la persona. Se podrán reclamar indemnizaciones por daños causados. También se podrá solicitar una inspección que verifique los hechos.

Recomendaciones al tener mascota en una comunidad de vecinos

  • Hay que consultar antes de mudarse a un piso nuevo, las reglas y normas de la comunidad de vecinos, en relación la tenencia de mascotas.
  • Evitar en todo lo posible, que el animal ocasione molestias. Será necesario evitar llevarlos a zonas compartidas y controlar sus impulsos.
  • El dueño de la mascota no debe olvidar que también tiene derechos dentro de la comunidad.
  • Es aconsejable entrenar y educar al perro, para su convivencia con los vecinos y demás animales.
  • Al salir con el animal, asegurarse de que este lleve correa.
  • Recoger siempre los excrementos del animal.

Responsabilidades y obligaciones

Tener más de un animal en una vivienda requerirá de más control y cuidados. La tenencia de mascotas siempre vendrá acompañada de ciertas responsabilidades y obligaciones. El dueño del animal siempre deberá de tener esto en cuenta.

Hay que tener en cuenta que el respeto y la buena disposición siempre serán cruciales para mantener la paz con los vecinos. De hecho, a muchos de estos les encanta el hecho de que alguien más también tenga mascotas. Hoy en día, son muchas las personas que tienen mascotas a su cargo. Un animal entrenado y bien educado no representará ningún problema, sino todo lo contrario.