¿Un perro anciano puede tener canas?

Ciertamente, este es un signo normal de envejecimiento, pero si se produce de manera prematura en canes jóvenes, se podría estar ante un problema de salud; hay que tener en cuenta que la tercera edad llega a los siete años

Un perro anciano puede tener canas y ello es un síntoma normal del envejecimiento. No obstante, cuando los pequeños pelos blancos aparecen tempranamente en canes jóvenes puede ser un motivo de preocupación.

A continuación, analizaremos lo que son las canas y cuándo su desarrollo puede ser una señal de alerta.

¿Por qué un perro anciano puede tener canas?

Las canas se originan a partir de la pérdida de pigmentación de los cabellos. La tonalidad blanca o gris –en algunos casos– característica de las canas es consecuencia de la disminución de la concentración de melanina; esta sustancia es la responsable, entre otras funciones, de la tonalidad en la piel y en los pelos.

Cuando el perro envejece, disminuye la producción de una enzima llamada MSR, responsable de neutralizar el peróxido de hidrógeno. Ello es un fenómeno común asociado al desgaste natural que las células sufren con el paso de los años, pero el organismo continúa generando esta sustancia como un producto metabólico.

¿Y qué tiene que ver ello con los pelos blancos? En la práctica, el peróxido de hidrógeno inhibe la acción de la enzima que permite la producción de la melanina. Es decir, cuando envejecemos, la elevada concentración de peróxido de hidrógeno no permite al organismo continuar produciendo melanina.

Con la ausencia de melanina, los pelos pierden su color original y se vuelven blancos o grises. En una persona y en un animal saludable, este proceso es progresivo y está asociado al natural proceso de envejecimiento. Esta es la razón por la que los perros ancianos pueden tener canas, igual que las personas mayores.

Las canas en los perros jóvenes: un motivo de preocupación

Eventualmente, algunos perros pueden desarrollar canas antes de completar siete años, cuando entran oficialmente en su ‘tercera edad’.  Aunque este aspecto pueda parecer gracioso para algunas personas, la aparición temprana de canas es un motivo de preocupación.

Canas en perros jóvenes

Generalmente, la aparición de canas significa que nuestro perro sufre un acelerado desgaste celular, y su organismo está ‘envejeciendo’ más rápido de lo que debería. Entre otras cosas, el animal necesita nutrientes de calidad.

Son muchos los aspectos que pueden llevar a una aceleración del daño celular, y también existen factores de riesgo inherentes a algunos canes. A continuación, veremos por qué los perros jóvenes pueden –pero no deberían– tener canas.

¿Por qué los perros jóvenes desarrollan canas?

Estrés y ansiedad

En la actualidad, los expertos afirman que el estrés oxidativo es una realidad que acelera el desgaste celular, e incrementa el riesgo de numerosas enfermedades. Ello explica por qué los alimentos y suplementos antioxidantes tienen enorme éxito; su consumo ya es aprobado por los médicos y nutricionistas.

Igual que ocurre con los humanos, nuestros mejores amigos se ven afectados por la exposición a elevados niveles de estrés y ansiedad. Por ello, las canas prematuras también pueden ser una mala señal de un desequilibrio en el estado mental de nuestros compañeros.

Hay muchos factores que pueden contribuir a que nuestros perros demuestren síntomas de estrés. Y la mayoría de ellos pueden ser prevenidos con la adopción de hábitos saludables en su rutina hogareña.

Entre las posibles causas del estrés en perros, podemos destacar los siguientes:

  • Vivir en un ambiente sobrecargado, expuesto a condiciones desfavorables, contextos violentos o emociones negativas.
  • La falta de ejercicios físicos y una rutina sedentaria favorecen la acumulación de tensión. Como consecuencia, el perro puede desarrollar problemas de comportamiento, además de  sufrir los efectos de envejecimiento precoz.
  • Una alimentación desequilibrada puede debilitar su sistema inmunológico y favorecer el desarrollo de numerosas enfermedades. Por ello, también es un factor de riesgo para el incremento del estrés oxidativo, el daño celular y los problemas de comportamiento.
Sedenterarismo en animales

Herencia genética

El factor genético también puede ser determinante para la aparición de las canas prematuras. Igual que los seres humanos, los perros pueden heredar la predisposición a los pelos blancos de sus padres y abuelos.

Causas patológicas

Desafortunadamente, algunas patologías y trastornos metabólicos pueden acelerar el desgaste natural del organismo de nuestros perros. Y entre los posibles síntomas encontramos la aparición de canas prematuras.

Por ello, es esencial ofrecer una adecuada medicina preventiva a nuestros amigos; es aconsejable realizar visitas periódicas al veterinario cada seis meses.

Conclusión

Los perros ancianos pueden tener canas y ello es un fenómeno natural que comprende su proceso de envejecimiento. Pero el encanecimiento prematuro puede ser un síntoma de algún desequilibrio en su organismo. Por ello, si tu perro tiene canas antes de sus siete años, debes llevarlo al veterinario para constatar su estado de salud.

Te puede gustar