Un joven da el primer abrazo a los perros sin hogar

Francisco María García · 20 junio, 2017

Emmy Panu es un joven tailandés que ideó la campaña “The first hug”. La misma está orientada a transmitir amor a los perros sin hogar de su país por medio de un primer abrazo. Su vídeo promocional ha causado furor y ya cuenta con casi 2 millones y medio de visitas en YouTube.

No tiene una fundación, fondos, ni mucho menos un refugio. Sin embargo, esto no le impide al modesto adolescente ayudar a una población que se encuentra en franca situación de emergencia: los perros sin hogar.

Su contribución no es económica, pero no por ello deja de ser significativa, sobre todo para los caninos con los cuales entra en contacto. Emmy simplemente les da un abrazo que muy probablemente sea el primero que estos amiguitos han recibido en toda su vida.

Tarea complicada con los perros sin hogar

En su labor solidaria, Emmy encuentra muchos obstáculos y peligros considerables. Como se puede ver en su vídeo, algunos canes que él trata de abordar se muestran reacios, defensivos e incluso le intentan morder.

Esta manifestación animal es bastante comprensible porque muchos de esos canes han sido sometidos a crueles maltratos. Algunos ni siquiera han tenido la oportunidad de establecer nexos sentimentales con seres humanos.

Pero Emmy también ha logrado congeniar con unos cuantos perritos que más que bienes materiales, lo que siempre han necesitado es atención y alguien en quien confiar dentro de los confines de las calles más oscuras de Bangkok.

Lo que la mayoría de la gente ignora es que Tailandia puede ser un infierno para los canes abandonados. Por algo le llaman “el país de los perros callejeros”.

Tailandia: el peor lugar para perros sin hogar

Se estima que más de 300.000 caninos deambulan por las calles de la capital de Tailandia. Esto es muy desalentador por que no existen registros claros sobre la cantidad de canes abandonados que existen a lo largo y ancho de este país.

La abundancia de estos animales motivó hace mucho tiempo la creación de uno de los negocios más lucrativos y terroríficos de Tailandia: el contrabando de perros. En un lugar donde lo que sobran son caninos sin dueño, un solo ejemplar puede generar apenas una ínfima ganancia equivalente a los 2 euros.

Por eso los contrabandistas necesitan secuestrar grandes cantidades de estos animales para generar ganancias razonables. Los más experimentados llegan a exportar un promedio de 2000 canes que terminan siendo cocinados en algún restaurante concurrido de Vietnam.

Para completar, llegan incluso a robar a perros domésticos que se encuentran a la puerta de las casas de sus dueños. Las personas que adoptan tienen que realizar grandes esfuerzos para cuidar a sus queridas mascotas.

De joven a héroe perruno

Es en este contexto que Emmy Panu realiza su arriesgada labor. Lo hace con gran valentía, a pesar de que buena parte de la población canina del país está infectada con rabia.

Lo mejor es que para hacer esto no se necesita ser un residente de Tailandia. En cualquier lugar, siempre hay un perrito abandonado que requiere un poco de calor humano.

Monarquía y desigualdad perruna

Es bien conocido que la familia real de Tailandia ha tenido gobernantes amantes de os perros. El antiguo rey Bhumibol Adulyadej construyó en el año 2015 un monumento en memoria de Thong Daeng. Esta fue su última perrita, que llegó a vivir hasta los 17 años de edad.

Él murió el 13 de octubre del año 2016. Esto llevó al trono a su hijo Maha Vajiralongkorn. Su sucesor llegó a nombrar mariscal en jefe del aire a su pequeño poodle Foo Foo.

Más allá de esto, el gobierno del país asiático ha hecho poco o nada por proteger a la amplia población de perros callejeros. Estos ya forman parte del acervo cultura de Bangkok. Esto habla de una situación de desigualdad perruna que no tiene precedente alguno.

Ejemplo a seguir

Emmy ha compartido algunos resultados de su experiencia: “Me metí en discusiones con el lenguaje corporal y habla de los perros callejeros”. Al momento de su interacción no todos fueron amigables. Pero otros simplemente se quebraron entre sus brazos.

Organizaciones de renombre mundial como Peta o la Animal Humane Society confían en que la única fórmula efectiva para frenar la proliferación de los perros callejeros es la esterilización.

Fuente de la imagen: www.vanguardia.com.mx