Tu hijo necesita entender el lenguaje corporal de tu perro

Virginia Duque Mirón · 20 octubre, 2016

Los niños no entienden si es o no un buen momento para jugar con el nuevo cachorro o con el perro de la familia. Lo único que entienden es que quieren jugar con él ahora, en este momento, sin importar nada más. Sin embargo, los canes tienen un lenguaje corporal que nos muestra cuándo es buen momento o no acercarnos a ellos. De ahí la importancia de que comprendan dicho lenguaje corporal de tu perro.

Por tanto, es responsabilidad de los padres enseñar al pequeño esta y otras señales del lenguaje corporal del perro. Así logras que la convivencia sea tranquila y sin percances. Aquí te mostramos qué debes enseñar a tu hijo sobre el lenguaje corporal de tu perro.

Enseña a tu hijo a observar al perro

niño le dice a su perro quiero tenerte

Para que tu hijo aprenda a entender el lenguaje corporal de tu perro, primero debe conocer los nombre de las distintas partes del cuerpo. Hablamos de las más importantes, de las que normalmente nos dicen algo con diferentes gestos. Por ejemplo: cabeza, orejas, cola, boca y las postura corporal.

Una vez que el niño aprende esto, hay que hacerle entender que antes de ir a jugar con el animal hay que observarlo. Debe ver qué señales nos lanza. Podrías decirle algo así como:

“Ya sabes que los perritos no pueden hablar, así que ellos nos dicen cosas con su cola, sus orejas y su boca. Tienes que acordarte que para que nuestro peludito sea feliz deberás siempre mirar lo que te dice con su cuerpo“.

De esta manera el niño lo entenderá y seguro que estará muy de acuerdo en colaborar. ¿Qué niño no quiere que su perrito sea feliz?

Enséñale el significado del lenguaje corporal de tu perro

Claro, antes de enseñar a un niño lo que las diferentes señales del lenguaje corporal de tu perro significan, tienes que asegurarte de que tú también las conoces bien. Por ello vamos a mostrarte el significado de cada uno de los gestos.

Cola

La cola es una de las partes del cuerpo más importante del perro en lo que a lenguaje corporal se refiere. A través de ella siempre nos muestra su estado de ánimo. Así que podremos saber si está de ánimo o no para jugar o si está deprimido o incluso enfermo.

Mover la cola reiterativa y repetidamente quiere decir sin duda que está feliz. Por otro lado, si la mueve de arriba a abajo despacio, es que no ha entendido tu orden y está esperando para saber con seguridad qué quieres que haga.

Si la tiene hacia arriba y tiesa, te está desafiando. Por el contrario, si está tiesa pero tumbada en posición horizontal, es que está dispuesto a escucharte.

Orejas

Cuando sus orejas están de punta, significa que está prestando atención de manera curiosa. Probablemente sea por lo que estás haciendo o diciendo.

Si están planas y hacia atrás, está expresando miedo. O bien le estás regañando o hay algo a su alrededor que despierta si temor.

Si están hacia atrás pero no pegadas a la cabeza, significa que está un poco descontento pero se le pasará rápido.

Boca

Enseñar dientes es la más común y la que mejor entendemos, es mejor irnos de su lado porque está enfadado. A diferencia de los humanos que bostezamos cuando tenemos sueño, un perro que bosteza puede estar intentando evadir algo o podría también estar estresado.

Si enseña los dientes pero no hay gruñido, significa que está protegiendo su territorio. Su siguiente paso será morder, así que será mejor alejarse.

Ojos

perros-adiestrados-para-estar-con-sordos

Dicen que los ojos son el espejo del alma, por lo que tu perro podrá decir mucho con ellos. Si los tiene bien abiertos y alerta mientras te mira, solo está reclamando tu atención.

Cuando mira al vacío, es una muestra de que está diciendo que él es el que manda y que no importa lo que digas, te va a desobedecer.

Si parpadea con los dos ojos a la vez es señal de que está preparado para el juego. Si por otro lado los tiene un poco tristes y parece como si le diera vergüenza de mirarte, está mostrando sumisión.

Estas son solo algunas señales del lenguaje corporal de tu perro. Asegúrate de que aprendes estas y otras más para poder enseñárselas a tu hijo.