Tratamiento de la demodicosis canina

21 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el biotecnólogo Alejandro Rodríguez
También llamada sarna, la demodicosis canina está provocada por un ácaro del género Demodex

Cuando hablamos de sarna, todos pensamos en un proceso preocupante para nuestra mascota, y que suele ser contagioso. La demodicosis canina o sarna demodédica es un fenómeno relativamente frecuente, y que a priori es tratable. En este artículo vamos a contarte sus causas, su diagnóstico y los tratamientos disponibles.

¿Qué causa la demodicosis canina?

El culpable detrás de esta enfermedad es un ácaro del género Demodex, en concreto Demodex canis. En condiciones normales, estos seres microscópicos habitan en los folículos y distintas áreas de la piel de muchos mamíferos.

En los perros, concretamente, pueden encontrarse estos ácaros de manera habitual, y es el sistema inmunitario del perro el que se encarga de mantener su número a raya.

Cuando por diversas razones –sistema inmune deficiente, por ejemplo– la población de estos ácaros aumenta sin control, se produce una infestación, lo que provoca una serie de daños en la piel que finalmente desembocan en una demodicosis canina.

Ácaro Demodex canis

Síntomas de la demodicosis

Esta enfermedad puede afectar tanto a perros jóvenes como adultos. Por lo tanto, podemos hablar de una demodicosis localizada cuando afecta a cachorros o perros de menos de dos años. Los síntomas más habituales son la caída del pelo, junto con la inflamación de la piel, sobre todo en la cabeza y las patas.

Nuestro amigo puede sufrir el denominado prurito, que no es nada más que el rascado continuo e incesante. Esta variedad de la demodicosis canina es menos agresiva, y suele remitir con el tiempo.

En cambio, la demodicosis generalizada es bastante más grave, y afecta a perros adultos. La infección empieza a extenderse por varias regiones del cuerpo del animal, y es que llegan incluso a las pezuñas y a la base de las patas.

Demodicosis canina: síntomas

En este caso, las lesiones que afectan a la piel son más virulentas, y pueden aparecer heridas profundas y supurativas. Todos estos síntomas suelen ir acompañados de fiebre, malestar general y lamido incesante de las zonas afectadas.

Diagnóstico

Afortunadamente, el diagnóstico de la demodicosis canina es sencillo. Basta con efectuar un rascado de la piel de nuestro perro para confirmar la presencia del ácaro causante. Habitualmente, el veterinario realizará un rascado profundo por las zonas más afectadas para confirmar de forma precisa el diagnóstico.

En este punto, hay que recalcar que si observamos cualquiera de los síntomas descritos anteriormente en nuestra mascota, debemos acudir rápidamente al veterinario, para que el tratamiento comience lo antes posible.

Tratamiento de la demodicosis canina

Al llevar asociadas enfermedades subyacentes, el tratamiento de esta enfermedad puede variar. También influye el hecho de que la enfermedad sea localizada o generalizada. En el caso de la demodicosis localizada, aunque suele remitir con el paso del tiempo, el veterinario puede recetar algún tipo de champú, combinado con un tratamiento acaricida.

Demodicosis canina: tratamiento

Si la enfermedad es generalizada, se suelen recurrir a los baños de amitraz. Este medicamento antiparasitario puede ayudar a remitir los síntomas, pero suele conllevar efectos secundarios adversos.

Los productos que suelen aplicarse a los animales con demodicosis generalizada están enfocados a remitir los síntomas, ya que algunos animales sufrirán la enfermedad de manera crónica. Este fenómeno está asociado, normalmente, a un sistema inmunitario comprometido.

Es importante no interrumpir el tratamiento y realizar revisiones periódicas para confirmar que la presencia del ácaro ha disminuido. Ya que prevenir esta enfermedad es una tarea difícil, debemos procurar una una calidad de vida adecuadas para nuestro perro: alimentación saludable, ejercicio diario y compañía.

Para finalizar, hay que recordar que, ante cualquier duda, nuestro experto veterinario es la persona a la que acudir cuando algo no va bien con nuestras mascotas.

  • Sivajothi, S., Reddy, B. S., & Rayulu, V. C. (2015). Demodicosis caused by Demodex canis and Demodex cornei in dogs. Journal of parasitic diseases39(4), 673-676.
  • Saló, E. (2011). Formas clínicas de la demodicosis canina. No todo son alopecias. Clínica veterinaria de pequeños animales: revista oficial de AVEPA, Asociación Veterinaria Española de Especialistas en Pequeños Animales31(1).
  • Fondati, A., De Lucia, M., Furiani, N., Monaco, M., Ordeix, L., & Scarampella, F. (2010). Prevalence of Demodex canis‐positive healthy dogs at trichoscopic examination. Veterinary dermatology21(2), 146-151.