¿Qué debes hacer si a tu perro se le cae el pelo?

El aspecto del mando refleja la condición física del animal; cuando está brillante y sedoso, el can goza de buena salud, así que el pelaje requiere de cuidados como el lavado o el cepillado

Por naturaleza, algunos perros mudan el pelo cada semestre, principalmente aquellos con pelaje largo. Sin embargo, cuando a un perro se le cae el pelo con frecuencia, es importante revisar las causas.

El pelo de un perro refleja su condición física. Cuando está brillante y sedoso, el animal goza de buena salud, mientras que cuando se muestra opaco o reseco, puede deberse a alguna aflicción.

El pelaje de un animal también requiere de cuidados. Es el caso de los baños y el cepillado, que forman parte de la rutina de un cuidador con su perro; en estas situaciones también se pueden detectar irregularidades en la muda del pelo.

Perro al que se le cae el pelo

¿Por qué a un perro se le cae frecuentemente el pelo?

Algunas razas tienen tendencia a perder gran cantidad de pelaje; es muy común en perros de gran pelaje como el golden retriever. También en los pastores siberianos y en los labradores. Cuando al perro se le cae el pelo fuera de su época de mudanza es importante evaluar las posibles causas:

  • Causas naturales. La primera razón por la que al perro se le cae el pelo es su renovación.

Durante las estaciones de otoño y de primavera, es común que los animales muden el pelaje. De esta forma, pierden el pelo viejo y dan paso a un nuevo pelaje.

Dependiendo de la raza y la estación, la muda puede darse con mayor o menor intensidad. En algunos casos, es común ver grandes cantidades de pelo cerca del animal.

  • Mala alimentación. La segunda situación más común de la caída del pelo es una mala alimentación. Esto no tiene que ver con la cantidad de comida, sino más bien con la ingesta de nutrientes.

Un animal que consume poca cantidad de proteínas, tendrá un pelaje reseco y quebradizo. Sin embargo, mayores aportes de porciones de grasa ayudan a fortalecer el pelaje. Los ácidos grasos Omega 3 y las vitaminas A, C y B son primordiales para un pelo sano.

Alimentación de los perros

La ingesta de poca cantidad de agua también puede ser causante de la pérdida de pelo. La deshidratación provoca la sequedad de la piel y debilita el pelaje.

  • Trastornos hormonales o emocionales. Respecto a las enfermedades, la anemia puede ser una razón por la que al perro se le cae el pelo. La anemia es un trastorno hormonal que se debe a una mal alimentación. También puede deberse a situaciones emocionales como estrés o ansiedad.

Por lo general, los perros que son sometidos a cambios radicales de rutina pueden padecer de pérdida de pelo. Cuando se trata de un problema emocional, la condición mejora al retomar sus hábitos tradicionales.

Patologías en la piel y parásitos

  • Enfermedades de la piel. Otra causa son las enfermedades en la piel. La más común es la sarna, que se muestra por la pérdida localizada de cabello; además, la piel se torna rojiza por la irritación. En estos casos, lo recomendable es acudir inmediatamente al veterinario.
  • Parásitos. Los parásitos, tanto internos como externos, también pueden contribuir a la pérdida de pelo. Los perros que son sensibles a la picadura de pulga, pueden rascarse en exceso, lo que puede provocar que se le caiga el pelo en esa zona.

Qué hacer para evitar la pérdida de pelo

  • Lavado regular. Bañar regularmente al perro, utilizando champú para canes, ayuda a controlar la pérdida de pelo. Los baños deben ser regulares, pero no en exceso, ya que el champú puede causar sequedad en la piel.

Hay cuidadores que prefieren utilizar productos anticaída. Hay que recordar que siempre es importante la opinión del especialista antes de aplicarlo.

  • Cepillar el pelo constantemente. Cepillar el pelaje del perro no solo establece un vínculo emocional con el animal, también lo ayuda en el proceso de muda de pelo. 

Con el cepillo se puede retirar gran cantidad de pelo muerto. Es importante utilizar el cepillo adecuado para cada tipo de pelo y perro; un cepillo de cerdas gruesas y juntas es ideal para perros con pelo corto, mientras que los cepillos con dientes anchos y separados evitan los nudos en canes con pelaje largo.

  • Visitar al veterinario. La visita oportuna al especialista puede detectar irregularidades a tiempo.
Te puede gustar